2 de enero de 2013

Toledo Olvidado: un gran libro de un gran blog

Tengo el orgullo de haber sido una de las personas que dio la idea a Eduardo Sánchez Butragueño para que convirtiera en un blog el boletín electrónico que nos mandaba a unos cuantos amigos con fotos antiguas de Toledo y textos explicativos. Y en efecto, el boletín de difusión limitada entre algunos conocidos dio paso al blog Toledo Olvidado, que gracias al trabajo entusiasta de Eduardo se ha ido convirtiendo en una referencia para los amantes de esa ciudad, lo que ha sido reconocido recientemente con el premio de la Real Fundación de Toledo.

En el último año Eduardo se embarcó en otra aventura: convertir las fotografías y textos más interesantes del blog en un libro, para lo cual hizo un llamamiento a sus lectores, para conseguir a través del micromecenazgo los 12.000 euros que requería la edición del libro. Así explicaba su opción:
En estos años han sido muchas las personas que me han animado a plasmar el blog en un libro. He esperado a tener cubierto con el blog un amplio abanico de temas y lugares antes de lanzarme a ello. Pero, ahora sí, creo que ha llegado el momento. Y me atrae especialmente hacerlo mediante el micromecenazgo, que supondrá la primera experiencia en lo que a libros de temática toledana se refiere. Estoy convencido de que la cultura debe irse desligando de las subvenciones y ayudas públicas por la salud de la propia cultura. Si toda la cultura es subvencionada, sólo se publica lo que el Estado decide financiar, y ese es el primer paso en el deterioro de la libertad y de la calidad creativa. El micromecenazgo permite que lo que vea la luz sea lo que los ciudadanos quieren. Y estoy seguro de que el proyecto tendrá éxito pues los casi 3.000 seguidores en Facebook y las casi 800.000 visitas al blog dan fe del interés que despierta la fotografía histórica en Toledo.
La convocatoria tuvo un gran éxito, que desbordó la petición inicial y el libro se ha publicado el pasado mes de diciembre.


Me encanta el éxito que ha tenido Eduardo con su blog y con el libro, no solo porque sea un amigo, sino por lo que nos recuerda sobre las posibilidades de Internet y las redes sociales, tan frecuentemente  minusvaloradas por su supuesta trivialidad o frivolidad, para crear y difundir contenidos valiosos, poner en relación a gente con intereses comunes, y permitir en definitiva que se multipliquen las fuentes de información, entretenimiento y cultura, sin necesidad de apoyos de grandes empresas ni patrocinios institucionales. ¡Enhorabuena Eduardo!

1 comentario:

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.