15 de octubre de 2014

Si no es un plagio se le parece mucho

Me informa dalet (mil gracias) de que hoy El País en el suplemento Icon publican un artículo titulado

Por qué España tiene un número tan desmesurado de ascensores

Que se parece más que mucho a este publicado hace unos días en la revista americana Quartz:

How Spain’s bloody history gave it the world’s highest concentration of elevators

Dice dalet: "Las mismas fuentes, la misma estructura, muchas frases traducidas literalmente... y por supuesto ninguna referencia al medio ni al autor original."

En un vistazo rápido, en efecto, las "coincidencias" son asombrosas. Aparte ya de la casualidad de que sin relación con ninguna noticia de actualidad dos medios decidan hacer un reportaje sobre este mismo tema, coinciden:

- El comienzo con estadísticas (básicamente las mismas)
- Breve referencia a "no siempre fue así"
- Explicación de la ley de arrendamientos urbanos de 1946
- Misma cita de un ministro de Franco
- Cita de los mismos autores (Cabré y Modenés), aunque diferente texto
- Cita similar de Betsky y Resines
- Referencia a Margaret Thatcher, y su política de fomentar la propiedad de vivienda
- Referencia hacia el final a la misma estadística de la OCDE sobre satisfacción con la vivienda
- Final con la cara oscura de la satisfacción con la vivienda y el alto porcentaje de propiedad: la poca movilidad

En fin. Blanco y en botella.

Actualización: El texto ya está corregido, indicando por dos veces que la información procede de Quartz. También han añadido una Fe de Errores: "Este texto ha sido modificado tras su publicación para incluir la fuente original de la información".

13 de octubre de 2014

¿Sólo dos casos de ébola en el hemisferio norte?

Alguien en El Mundo ha decidido hacer una pieza comparando a los dos primeros pacientes cuya infección por ébola fue detectada estando en un país rico (aunque uno la contrajera en África y otro en Europa). Vale, puede ser una comparación interesante. Pero a la hora de subrayar lo que tienen en común se les ha ido un poco la pinza con la geografía: "son los dos primeros casos de ébola detectados en el hemisferio norte".


Problema: el mapa de África (vía aularagon.org).



Uupps. 

Chapuza épica de La Vanguardia con las fotos del 12-O

Una breve entrada para documentar un hecho asombroso. Gracias a Luistxo Fernández me ha llegado este tuit de Albert Campmany:

El texto creo que se traduce por "Hola, @lavanguardia, qué os hace más falta, fotógrafos en la redacción o gente en Plaza de Cataluña?" Y tiene doble intención, claro, porque entiende que ante la falta de gente ayer en la Plaza de Cataluña, La Vanguardia habría querido hacer un "favor" a los manifestantes publicando una foto del año pasado.

Porque en efecto, es fácilmente comprobable que la foto que aparece en la portada de hoy:



Es simplemente un fragmento de la foto de la portada del 13 de octubre de 2013:


Es posible que tras este "error" haya una intencionalidad política, como sospecha Albert. Dejo ese análisis para los más conocedores de la realidad catalana (y de su prensa). Más allá de la intención, la chapuza es épica. Y torpe, además, porque esto hace unos años se podría haber escondido, pero hoy hay que contar con que los lectores atentos y redes sociales van a pillar a los tramposos (o incompetentes) y les van a sacar los colores.

Actualización: Pocos minutos después de publicar esta entrada la cuenta de Twitter de La Vanguardia ha divulgado esta disculpa:

Lo lógico es que mañana se publique también una rectificación en la edición en papel.

Actualización (14-oct): Hoy La Vanguardia publica en su edición en papel una disculpa y una explicación del error, que anticiparon ya ayer en su web. A mí me resulta totalmente creíble. De hecho ayer, especulando con compañeros sobre cómo podría haber pasado, pensé justamente en la hipótesis de que alguien, que no es el autor de las fotos, ni ha estado allí, recupera de la base de datos imágenes usando etiquetas y sin darse cuenta toma una del año pasado. Sabiendo (un poco) de cómo funciona por dentro un medio es perfectamente posible.

8 de octubre de 2014

Mapa de dudosa utilidad sobre el ébola

Estos días muchos medios están haciendo un gran esfuerzo para informar sobre el ébola, su prevención, su tratamiento, su expansión por el mundo, los cuidados que tienen que adoptar los equipos médicos y sanitarios... Algunas de esas informaciones llevan unos acompañamientos gráficos muy valiosos (ejemplos abundantes en la cuenta de Twitter de La Buena Prensa, un blog, por cierto, estupendo, para superar el pesimismo que les puede entrar si visitan demasiado el mío).

Pues bien, un lector que se llama Andreu (gracias) me muestra que en Diario de Mallorca no se han esforzado demasiado y han publicado este mapa:


Cito literalmente a Andreu:
Como puedes ver, se destacan siete países en los que se ha detectado la enfermedad pero creo que incluir a Nigeria y Senegal (con una veintena de casos) y, sobre todo, a España y EEUU (con sólo uno en el momento de la elaboración del mapa) en el saco "De 0 a 770" me parece un sesgo inaceptable.
Y eso sin contar el tema de los colores: la mayoría de la población identificará a primera vista el rojo con un mayor número de afectados, mientras Sierra Leona, Guinea y Liberia (los más golpeados por el virus) aparecen en un neutro salmón o en un engañoso azul.
Lo de los colores sin duda es opinable, pero sí que normalmente se asocia lo rojo con lo peligroso y lo malo. Parece que el mapa es francamente mejorable. Desde luego, no todos los medios tienen los mismos recursos, pero creo que hacer algo bastante mejor, como una versión mucho menos detallada (solo con los datos por país) de este gráfico de El Mundo sí debería estar al alcance de "cualquier" medio.




5 de octubre de 2014

La opinión catalana es estable, ¡pero no tanto!

(Actualización: error ya corregido. Ver nota al final)

Hoy ha pasado una cosa muy extraña en el diario El País, de la que me he enterado gracias a la cuenta de Twitter de Lluís Viñas.

La cosa es muy sencilla: hace unas semanas, días antes de la Diada (el 7 de septiembre), El País publicó una encuesta a los catalanes, en la que entre otras cosas preguntaba lo siguiente.


Aquí la ficha técnica:

Y hoy de nuevo El País ha publicado una encuesta a los catalanes en la que se les hacía una pregunta sobre el mismo tema, y con unas respuestas muy similares, pero esta vez hablando sobre una realidad que ya se ha producido (la suspensión de la consulta por el TC, y no la hipotética declaración de inconstitucionalidad a la que se refería la pregunta de septiembre). ¿Y cómo han respondido los catalanes? Aquí lo tienen (lo he sacado de la versión del periódico en papel, pero está también en la edición online, que a estas horas coincide):

Ficha técnica:


Es realmente sorprendente. Los porcentajes son exactamente los mismos, no sólo en el conjunto de la encuesta, sino entre los votantes de cada uno de los partidos. Dice Lluís Viñas, con generosidad, que esto es estadísticamente improbable, aunque no imposible. La verdad es que no. Más allá de lo increíble de que las opiniones sobre el asunto no se hayan movido nada en este mes (o tan poco que por azar hayan vuelto a salir los mismos porcentajes) la probabilidad de que dos encuestas hechas con un mes de diferencia reproduzcan exactamente los mismos porcentajes en las 21 celdas formadas por las combinaciones de opinión-partido es simplemente infinitesimal. Supongo que sería un problema interesante para una clase de estadística o de probabilidad (que yo desde luego no sabría calcular). Pero sí que basta con nociones básicas de probabilidad para entender que esto es "imposible" que haya pasado realmente.

Pensando siempre en que la explicación más simple es la más probable, o que no hace falta buscar la mala intención cuando el error es suficiente, me inclino a pensar que alguien se ha liado al publicar los datos y ha tomado por equivocación los porcentajes de la encuesta de septiembre en lugar de la de octubre. El error se da solamente en esta pregunta, porque en otras preguntas repetidas como las opciones sobre el futuro de Cataluña (autonomía como hasta ahora, más autonomía, independencia), o sobre si Mas debería ahora convocar elecciones autonómicas anticipadas, sí se ven algunos cambios en los porcentajes de las respuestas.

En fin, que cuando menos alguien se ha liado un poco. Dada la importancia del asunto, sería de agradecer que El País nos diera mañana la tabla corregida con los datos actuales.

Actualización (6-oct): El error ya ha sido corregido. Esta es la tabla correcta que corresponde a la encuesta de octubre.


27 de septiembre de 2014

La tasa de reposición y su reparto

Ayer el gobierno anunció que en 2015 permitirá que las administraciones públicas de los "servicios esenciales" (educación, sanidad, policía, gestión de impuestos) reduzcan su plantilla menos que en años pasados, ya que autorizará que en lugar de reponer el 10% de la plantilla que cause baja (por jubilación o por otra causa), se reponga el 50%. Se sigue recortando plantilla, pero a menos ritmo.

Me advierte @juvenal_tw (gracias) de que En Abc cuentan que además el gobierno va a dar flexibilidad a las autonomías para que "jueguen" con ese 50% de manera flexible entre educación y sanidad: "Según pudo saber este periódico, la propuesta del Ejecutivo pasa por permitir a las comunidades autónomas una tasa de reposición de hasta el 50% entre empleados de la sanidad y la educación."

Tiene bastante sentido. Imaginemos que en una comunidad autónoma, por simplificar, hay 1.000 bajas en educación y 1.000 en sanidad, 2.000 en total. El 50% de reposición permitiría reponer 500 empleados en cada sector, 1.000 en total. Pero es posible que esa comunidad vea más necesario o más urgente, en este momento, reponer trabajadores en sanidad. Pues parece sensato que manteniendo el número de reposiciones totales en 1.000, los nuevos contratados puedan ser, por ejemplo, 750 en sanidad y 250 en educación. Es decir, una tasa del 75% en sanidad y del 25% en educación, que conjuntamente sigue dando una tasa del 50%.

¿Se entiende muy fácil, verdad? Pues en el Abc, que son los que lo cuentan, no lo entienden y creen que un 50% de reposición conjunto entre educación y sanidad se reparte así:
Es decir, que si una autonomía repone el 20% de sus empleados del sector educativo que han causado baja en ese ejercicio, puede sustituir hasta el 30% de los que se jubilen en el sector sanitario, pero el porcentaje podría ser 25%-25%, 10%-40%, o como lo decidan las comunidades en función de las necesidades concretas de cada sector y cada región.
Y esto va en la sección de Economía. No digo más.

[Actualización, 28-sep: he modificado el texto original para dar las gracias por la pista a @juvenal_tw]

26 de septiembre de 2014

El aborto y el pre-riodismo

Un lector del blog (gracias, dalet), me ha recordado esta portada de El País de 21 de diciembre de 2013 (subrayados míos):


Nada de lo que se narra en tiempo presente había sucedido aún. Y nada de ello ha acabado sucediendo. Es todo falso.

Incluso a un gobierno con mayoría absoluta le pueden temblar las piernas cuando encuentra que la opinión pública no le sigue (afortunadamente la democracia no funciona sólo cuando se vota, como el Código Penal no funciona sólo cuando se detiene a los criminales).

Por eso he dicho tantas veces, y sigo pensando, que debería evitarse en lo posible el pre-riodismo, dando por sucedidos lo que son sólo fenómenos anunciados. En el mejor de los casos, introduce confusión (cuando una ley se "aprueba" tres o cuatro veces), en los peores, como este, deja para la historia portadas llenas de cosas que nunca sucedieron. No puedo evitar acordarme de esta, que ya critiqué cuando se publicó:




25 de septiembre de 2014

Otro gráfico para la historia

Ayer El Mundo en su edición en papel publicó una revisión de los datos más recientes de difusión de la prensa española (OJD), de los que estaban al parecer muy satisfechos (gracias Ibon por la pista).

Dos de los gráficos que acompañaban la noticia era estos:



Así de primeras, los gráficos son censurables por que el eje vertical no está representado y aparentemente está truncado (los valores empiezan en 50.000). Pero eso son minucias comparado con lo que viene a continuación. Fíjense en las distancias entre los valores de El País y El Mundo y compárenlas con las que separan los datos de El Mundo con los de Abc. En el gráfico de arriba, por ejemplo, la distancia en marzo entre El País y El Mundo (unos 48.000 ejemplares) parece más pequeña que la distancia entre El Mundo y Abc (unos 9.000 19.000).  Y lo mismo en el gráfico de abajo. Vean el dato de agosto: la separación entre El País y El Mundo, de unos 89.000 ejemplares, es más pequeña que la que hay entre El Mundo y Abc (unos 29.000). Y así todos los meses, en los dos gráficos.

Es obvio que esto no es un error sino una maniobra cutre para engañar visualmente al lector despistado que no lea los números. El grafista sabía lo que hacía, supongo que no por impulso propio sino por instrucciones "de arriba", de alguien que muestra la lamentable falta de respeto a sus lectores de un medio que pretende ser serio.

Actualización: un amable lector ha elaborado la versión "correcta" de los gráficos y los ha enlazado en los comentarios. Aquí los tienen, para la comparación.


19 de septiembre de 2014

Al vuelo sobre Escocia: la voz de la calle y la voz de las urnas

No sé si mi insistencia en este blog en que es buena práctica la de intentar saber realmente cuánta gente hay (aproximadamente) en las manifestaciones he podido dar la impresión contraria, pero esta mañana al ver las informaciones sobre los resultados del referéndum escocés, he vuelto a pensar en lo importante que es no dejarse deslumbrar por "la voz de la calle".  Esta nunca puede ser tomada como un sustituto, ni siquiera aproximado, de la mayoría social, que se expresa a través de las urnas, en la tranquilidad e intimidad del voto libre y secreto, y que puede estar muy lejos de lo que parecería atendiendo a las manifestaciones y a otros indicios públicos de la opinión de la gente (banderas, posters, pintadas...). De eso sabemos muchos en el País Vasco donde durante décadas se ha mantenido una distancia enorme entre la opinión pública "manifiesta" en la calle (de mayoría aplastante del nacionalismo vasco) y la opinión pública expresada en las urnas (más bien de tenue mayoría, y a veces minoría, de ese nacionalismo).

Al parecer en Escocia en los últimos meses la presencia en la calle del sí era abrumadora. Lo recoge así hoy Enric Juliana en La Vanguardia:
El Sí ha ganado en la calle, el Sí ha sido el vector político más dinámico y el que ha propagado mayor entusiasmo. El sí ganaba en ventanas y balcones, pero como recordaba ayer el diario francés 'Le Figaro', "las ventanas no votan".
Así que es cierto, hay que recordarlo, aunque la famosa expresión de la "mayoría silenciosa" puede ser utilizada indebidamente, hay ocasiones en las que es muy descriptiva de realidades donde la voz de la calle parece abrumadora, casi unánime, en algún sentido, y sin embargo, cuando llega el momento de votar, la mayoría es otra.

3 de septiembre de 2014

¿A cuánta población afectaría la mal llamada "elección directa de alcaldes"? (y 3)

En mis entradas anteriores (uno, dos), he mostrado que una reforma de la elección de alcaldes como la que (al parecer) propone el PP, que sea alcalde el cabeza de la lista más votada, siempre que tenga al menos el 40% de los votos y el 5% más que la segunda lista (lo que he llamado la "mayoría Rajoy"), no tendría demasiado efecto si se repitieran en el futuro resultados como los habidos en las elecciones municipales entre 1979 y 2011.

Resumo: en términos de población sólo alrededor del 17% de los españoles ha vivido en municipios en los que se daba esa doble condición (sin que el partido ganador obtuviera por la mecánica normal del sistema la mayoría absoluta de los concejales). Y de hecho, probablemente, en la mayoría de esos lugares, el alcalde habrá sido el cabeza de la lista más votada. En las elecciones de 2011, como mostré en la segunda entrada, fue exactamente así: el 64% de los aproximadamente seis millones de españoles que viven en municipios donde en 2011 se dio la "mayoría Rajoy" tienen un alcalde que pertenece a la lista más votada. Sólo 2,1 millones de personas (el 4,6% del censo de 2011) viven en municipios donde una reforma como la propuesta por el PP habría cambiado la filiación política del alcalde.

Pero como decía en esos dos textos, en realidad, la sospecha generalizada (y razonable) es que al PP le ha entrado ahora la prisa por hacer una reforma de este tipo precisamente porque en vista de las encuestas y de los resultados de las elecciones europeas, sospecha que los resultados de las municipales de 2015 no serán como los de otras convocatorias. Y entonces los datos de elecciones anteriores se convierten en menos relevantes y lo que es de interés es estimar a cuántos municipios, y a cuánta población, podría afectar la reforma Rajoy (en los términos conocidos hasta ahora) en ese escenario de desplome del bipartidismo.

Es lo que voy a intentar hacer en este último texto, pero les anuncio desde ahora que, a pesar de haberle dedicado al asunto unas cuantas horas (más de las que debiera) mi respuesta va a ser necesariamente imprecisa, por varias razones.

  • La primera es la limitación de mis habilidades informáticas, que no me alcanzan para calcular de manera automatizada el reparto de escaños por municipio. 
  • La segunda es que cualquier intento de proyectar a las elecciones municipales una simulación de resultados (atribuyendo a cada partido una subida o bajada de cierto porcentaje) se encuentra con el problema de las listas locales o listas independientes, que en algunos casos tienen un porcentaje de voto significativo, y a los que un modelo "nacional" no sabe cómo tratar. Por simplicidad, en mis simulaciones los dejo con los mismos votos que tuvieron en 2011, pero esto es más una confesión de impotencia que una creencia en que ese es el resultado esperable.
  • La tercera dificultad, en cierto modo opuesta a la anterior, se da en los municipios donde no se presentan más que dos o tres partidos (el 60% de los municipios en 2011), y en los que, por tanto, las subidas y bajadas de la simulación a nivel nacional no se pueden trasladar correctamente. Piensen por ejemplo en los muchos municipios (1.200) donde en 2011 se presentaron solamente PP y PSOE. Si nuestra simulación supone que entre los dos pierden un 32% del voto a nivel nacional ¿a quién adjudicamos esos votos en los municipios sin más candidaturas? 
Todo ello hace imposible el traslado masivo y mecánico de una simulación nacional a unos resultados municipales. Los dos últimos problemas (municipios con listas locales, municipios con 2 o 3 listas) hacen también que sea un ejercicio bastante poco productivo el de simplemente simular que en las elecciones municipales de 2015 se repitieran los resultados de las europeas pasadas. Estaríamos atribuyendo millones de votos a partidos o listas que no van a existir a nivel municipal, y estaríamos olvidando otros cientos de miles de votos de listas independientes o vecinales.

[Actualización (14sep): los dos siguientes párrafos han sido modificados para excluir, en el primero, los municipios con más del 66% del voto del PP y el PSOE, y en el segundo, los municipios con más del 58%. Los cálculos se modifican ligeramente a la baja respecto a la versión anterior.]

Dicho esto, el resultado de las simulaciones que he estado realizando sí que transmite un mensaje claro, que en realidad cualquiera podría imaginar, sin hacer muchos números, pero que quizá no es intuitivo: si en 2015 se reprodujera en las elecciones municipales un "terremoto electoral" similar al de las elecciones europeas, la reforma Rajoy no tendría un efecto demasiado importante, porque los grandes partidos perderían tantos votos que no quedarían muchos municipios con el ganador por encima del 40% de los votos. Recuérdese que el PP y el PSOE perdieron en las europeas 16 puntos cada uno. Si proyectamos ese resultado linealmente a las municipales, sólo mantendrían más del 40%  del voto (y menos del 50%) donde hayan sacado antes entre el 56% y el 66% del voto. En 2011 eso sucedió en unos 960 municipios, donde viven unos 4,1 millones de personas (3,5 en municipios donde ganó el PP y 500.000 donde ganó el PSOE). Sólo catorce de ellos tienen más de 50.000 habitantes (todos ganados por el PP), y solo seis más de 100.000 (Murcia, Cartagena, Almería, Santander, Badajoz, Cádiz). A estos habría que sumar los municipios con otros partidos con "mayoría Rajoy", pero en total, probablemente, teniendo en cuenta las mayorías manufacturadas (mayoría absoluta de concejales aunque no de votos, aplicando las reglas actuales), la población a la que afectaría la reforma seguramente no sería dramáticamente distinta a la que lo habría sido en otras elecciones (de tal vez en el entorno de los cuatro o cinco millones de personas). Relevante, pero no un cambio dramático en el sistema.

En cambio, si los resultados de 2015 son para los grandes partidos malos, pero no tan malos como los de las europeas, sería cuando la reforma Rajoy tendría un impacto mayor.  Si imaginamos que en 2015 no se produce el mismo terremoto que en 2014 sino sólo, digamos "medio terremoto", y los dos grandes partidos pierden el 8% de los votos cada uno, tendríamos que la reforma Rajoy podría tener efecto en municipios donde el PP y el PSOE obtuvieron entre el 48% y el 58% de los votos en 2011 (sin meternos ahora en el detalle de la diferencia del 5% con el segundo partido). Y eso ya sí son palabras mayores: en 2011 el PP obtuvo ese porcentaje de votos en municipios donde vivían 14,2 millones de personas, incluyendo 40 municipios de más de 50.000 habitantes y 21 de más de 100.000 (entre ellos Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Palma, Alicante, Córdoba, Valladolid..). Otro millón y medio de personas viven en municipios donde ganó el PSOE con un porcentaje entre el 48% y el 58%. Sumando las "mayorías Rajoy" de otros partidos, y descontando que en algunos de ellos se darían mayorías manufacturadas con el sistema actual, podríamos estar hablando de una población afectada muy considerable, del entorno de los trece o catorce millones de personas, o dicho de otra forma, alrededor de un tercio de la población del país.

¿Es más probable el escenario del "medio terremoto" o del "terremoto entero"? Hay argumentos para los dos. En favor del terremoto entero están los resultados de las europeas, las últimas encuestas, y la aparente falta de reacción de los dos grandes partidos ante las demandas de cambio de gran parte de la población. Pero hay también argumentos a favor del medio terremoto: las elecciones europeas son elecciones de bajo nivel donde la gente tiende a explayarse y hacer votos de castigo a los gobernantes que no se repiten en elecciones "de verdad"; la participación es mayor en las elecciones municipales y sabemos que entre los abstencionistas hay mucho más exvotantes de los grandes partidos; en las elecciones municipales, excepto en los municipios más grandes, la gente tiene un conocimiento más directo de los políticos locales, que se verán menos perjudicados por la imagen de una "clase política" lejana y corrupta a la que castigar; finalmente (crucemos los dedos) los pronósticos son que dentro de ocho meses estaremos económicamente algo mejor que ahora.

Si yo tuviera que apostar ahora mismo, me inclinaría más por el medio terremoto que por el terremoto entero. Y no me extrañaría que el PP esté haciendo el mismo cálculo, al menos por lo que respecta a sus votos. Lo que explicaría, claro, la reforma electoral en la que (parece) que están pensando.