20 de noviembre de 2014

El debate sobre los pájaros en Europa y la biodiversidad

La semana pasada hablé en El Purgatorio de La Brújula de Onda Cero una noticia que había aparecido en varios medios sobre la disminución de las poblaciones de aves en Europa. El origen de la noticia era este artículo científico.

Concretamente, a quien mandé al Purgatorio fue a José Luis Gallego, colaborador del programa Julia en la Onda, también en Onda Cero, que la semana anterior había comentado esa noticia en su sección del programa. Tienen aquí el audio (minuto 14 en adelante, hasta el 18:43 aproximadamente).

Mis argumentos para mandarle al Purgatorio eran los siguientes (pueden oír toda mi intervención aquí, ):
1. Gallego dice que la investigación de la que se habla se ha publicado en la revista Nature, que es una de las revistas más importantes en ciencias. Pero la investigación no salió en Nature sino en otra revista académica, Ecology Letters. Es también muy prestigiosa: aparece en el puesto 108 del ranking de citas que se usa habitualmente (entre más de 8.000) y en el puesto número 2 entre las revistas del áreas de Ecología (entre 140). Por lo tanto, una revista muy seria, y muy respetada, pero no es Nature.

2. También dice que según el artículo la población de aves en Europa ha disminuido un 40%. En realidad en el artículo no se da un porcentaje, sólo cifras absolutas: los ejemplares desaparecidos serían unos 420 millones. La población antes de esa disminución era de 2.063 millones, y habría bajado ahora hasta los 1.640 millones. Los 420 millones perdidos son, por tanto, no el 40% sino justamente la mitad, el 20%.

3. En su sección, Gallego habló varias veces de especies que estaban “desapareciendo”, y concretamente del gorrión, pero en el artículo no se menciona ninguna especie común que haya pasado a estar en peligro de extinción. Se dice que son precisamente las especies más comunes las que más ejemplares han perdido, pero están lejos del peligro de extinción.

4. También se dijo varias veces que la pérdida de aves significa una pérdida de biodiversidad. Pero en realidad, mientras no haya ninguna especie en peligro de extinción, la biodiversidad no disminuye. De hecho, en el artículo se destacaba, aunque Gallego no lo mencionó, que mientras las aves más comunes están decayendo, las menos habituales estarían viviendo, en este mismo periodo, un resurgir. Lo más probable es que esto sea, precisamente, por las políticas de conservación de la biodiversidad, que estarían teniendo éxito. Y en ese punto añadí: "De manera que si las especies en riesgo de extinción aumentan sus poblaciones, aunque las más comunes disminuyan algo, porque disminuyen en torno al 20%, no al 40%, pues la biodiversidad no está en peligro, ni empeorando, en Europa, en este campo, en este aspecto, no estamos hablando de otras muchas cosas, de plantas, de insectos, o qué sé yo.... En este campo no está disminuyendo. En todo caso la biodiversidad estaría mejorando."

Al terminar mi sección, Carlos Alsina dijo explícitamente algo que en realidad debería darse siempre por supuesto, que es que si José Luis Gallego lo deseaba podía ejercer su derecho de réplica en el programa.

Al parecer, Gallego no oyó el Purgatorio, pero alguien le alertó de que se había hablado de él, y de su intervención. Y a las once de la noche (unas dos horas después del programa) publicó esto en su cuenta de Twitter:
Es un texto, a mi juicio, imprudente, por basarse en algo que no había oído, e injusto doblemente, por decir que había sido difamado, y por quejarse de no tener derecho a réplica, expresamente ofrecida.

Al día siguiente, el viernes pasado, Gallego dio una respuesta a mi sección, mucho más templada que su reacción inicial en Twitter, que pueden oír aquí. Para hacerlo se trajo a un invitado, Pedro Cáceres, a quien presentó como un experto. Yo supuse, dado el tema de discusión, que era un científico (biólogo o similar), pero es también un periodista, como Gallego, especializado en temas ambientales.

Con la ayuda de Cáceres, Gallego confirmó que en efecto la revista no era Nature, sino Ecology Letters, y que la disminución de población, en el estudio de la revista, no era del 40%, como él dijo, sino del 20%. La confusión sobre el 40% habría venido porque sus propias cuentas (las de Gallego) basadas en datos de otros estudios, y más bien sobre España, sí le habrían dado un dato medio de disminución del 40%. Incluso dio las gracias a La Brújula por haberle permitido rectificar esos errores. Yo también agradezco el cambio de tono de "me habéis difamado" a "gracias por permitirme corregir errores". No hubiera estado demás corregir también esa acusación de difamación expresamente, en la radio o en Twitter.

Donde sí mantuvo Gallego su discrepancia conmigo, de nuevo apoyándose en Cáceres, fue en el tema del balance final del artículo (mi punto 4 más arriba), sobre si hay o no disminución de la biodiversidad. Lo que pasa es que su crítica, en lugar de centrarse en lo que decía el artículo, o en lo que yo dije, se desvió a la cuestión general de si en el mundo ha disminuido o no la biodiversidad. Obviamente, eso es así, y yo no lo discutía.

Y sin embargo, hablando con verdaderos expertos en estos temas (profesores de mi universidad e investigadores del CSIC) he descubierto que efectivamente, Gallego podría haberme criticado, con cierta razón, porque con los datos de ese artículo, no se puede decir alegremente, como yo hice, ni siquiera que la biodiversidad de las aves en Europa en los últimos treinta años haya aumentado. Eso se podría decir sólo utilizando un cierto indicador de biodiversidad, entre especies, y que tiene en cuenta el número de ejemplares de cada una (como el índice de Simpson), a escala continental. Pero ese tipo de índices raramente se usan a esa escala continental. Y en realidad la biodiversidad es un concepto que se puede medir a muchas escalas (en un ecosistema, en una región, en un país, o en un continente) y en diferentes niveles (a nivel genético, o de especies o de ecosistemas), y por tanto, con los datos del artículo de Ecology Letters, se podría argumentar también que la biodiversidad disminuye.

Lo que sí que es cierto, y es donde yo debería haberme quedado, es que en el artículo no se menciona para nada, en las conclusiones, que la biodiversidad haya disminuido o aumentado. Lo que se dice precisamente es que, más allá de que algunas especies en peligro se estén recuperando, la disminución importante de la población de las especies más frecuentes es preocupante de por sí, y puede tener muchos impactos muy negativos sobre los equilibrios de muchos ecosistemas. No hace falta reformular el problema en términos de si la biodiversidad disminuye o aumenta para prestarle atención.

En fin, con este texto, y con mi intervención de hoy en el Purgatorio dejo por terminada aquí el debate. Si el asunto les interesa pueden, a través de los enlaces, leer el artículo de la revista, escuchar los fragmentos, y hacerse su propio juicio sobre mis intervenciones y las de Gallego.

10 de noviembre de 2014

El plagio de Antonio Romero: juzguen ustedes mismos

La semana pasada Vozpópuli dio a conocer que Antonio Romero, uno de los exdirigentes del PSOE implicado en el escándalo de las tarjetas black de Caja Madrid, se ha visto implicado en un nuevo escándalo, esta vez académico, porque en los trámites de petición de autorización para la defensa de sus tesis doctoral en la UNED, donde es profesor asociado, se ha detectado que un artículo derivado de la misma, publicado en una revista, es un plagio.

En la noticia se explicaba que, como suele suceder en estos casos, había discusión sobre si realmente se trata de plagio o no, y también se contaba que la UNED está ahora decidiendo qué hace ante esta situación, ya que el plagio es (o debería ser) el peor de los crímenes que podría cometer un académico. Por tanto, si el plagio queda claramente demostrado, debería ponerse en cuestión tanto la lectura de la tesis doctoral como la continuidad de Romero en su puesto de profesor.

No ha sido difícil, con las pistas que daba Vozpópuli, encontrar los que parecen ser los artículos en discusión (supongo que no habré dado, por accidente, con otro plagio). Se trata del artículo de Antonio Romero y Manuel Herrera de 2011,  "El mosaico comunitarista: una propuesta analítica y tipológica", en la Revista de Estudios Políticos, por una parte, y el original italiano de Luca Pesenti, de 2002, "Comunitarismo – comunitarismi, una tipologia essenziale", en la revista Sociologia e Politiche Sociali. Ustedes mismos pueden juzgar las similitudes, pero si no quieren molestar, ya se lo cuento yo: son casi idénticos. Idéntica estructura, mismos títulos de casi todas las secciones. Prácticamente una traducción. Como evidencia sencilla, vean el cuadro que se incluye hacia el final del artículo italiano y que es, como se desprende del título del artículo, su aportación principal, su conclusión del análisis de diferentes corrientes del comunitarismo (pág. 29):



Este es el cuadro equivalente en el texto de Herrera y Romero (pág 239). Atentos al párrafo que le precede, donde explicitan su apropiación del trabajo de Pesenti, al que, por cierto, no citan en la bibliografía:



No hay más preguntas, señoría.

Desgraciadamente, la universidad española apenas tiene regulaciones relacionadas con la honestidad académica y el plagio. Hace años me tropecé con esta realidad cuando, buscando como explicar a mis alumnos de la universidad lo que es el plagio, descubrí que casi en ninguna universidad española había un código de conducta, dirigido a los alumnos, que lo explicara, y que le atribuyera consecuencias.  Dada la facilidad del copia-y-pega en Internet, el problema entre los alumnos está muy extendido, pero las universidades reaccionan a ello con lentitud. Desde el punto de la normativa, esta desidia se ilustra en este artículo de Santiago Cavanillas, de 2008, que explica que a esas alturas, la mejor forma de sancionar el plagio era atenerse a un reglamento ¡de 1954! sobre la "falta de probidad". En esta magnífica presentación de Manu Ruiz de Luzuriaga, de la biblioteca de la Universidad Pública de Navarra se hace una reflexión más amplia y más actualizada sobre la dimensión del problema, sus causas, y sus posibles remedios. Parece que la UPNA ha incorporado claramente a sus normativas de evaluación la persecución del plagio y otras formas de deshonestidad académica, pero me temo que es una pionera sin muchos seguidores.

¿Y qué sucede con el plagio del profesorado en sus trabajos de investigación y publicaciones? Pues prácticamente lo mismo que con los estudiantes.  El Real Decreto sobre régimen del profesorado universitario, en sus artículos 15 y siguientes, sobre el régimen sancionador, no menciona el plagio ni la deshonestidad académica como problemas específicos, sino que habla de cosas como la falta de rendimiento, falta de dedicación o la violación del régimen de incompatibilidades.

Por todo ello, es posible que las autoridades de la UNED se encuentren con un considerable vacío legal a la hora de juzgar y sancionar el comportamiento de Romero (profesor asociado, no funcionario, que para continuar como tal debe renovar el contrato cada cierto tiempo) y de Herrera, que es profesor funcionario. Tal vez no tengan mejor asidero que el Estatuto de la Función Pública, que en el artículo 95.2 f) dice que es falta grave "el notorio incumplimiento de las funciones esenciales inherentes al puesto de trabajo o funciones encomendadas," puesto que la investigación es parte inherente al puesto de profesor de universidad (especialmente en la UNED, claro, donde la docencia tiene un peso pequeño).

Pero siendo realistas, es posible que, simplemente, no pase nada. Fíjense en el antecedente de la Universidad de Vigo: una revista académica norteamericana retiró dos artículos firmados por investigadores de esa universidad, por haber una coincidencia muy importante entre sus contenidos y los de otros artículos publicados previamente. Un comisión de la universidad estudió el caso y decidió que no había nada que mereciera ser censurado. Cuando más tarde la universidad intentó "rectificar" no dándole el premio extraordinario de doctorado al primer firmante de los artículos, ya era tarde, y un juez condenó a la universidad por arbitrariedad y desviación de poder al sancionar al investigador por un hecho previo, distinto de la tesis, que además en su momento no llevó aparejada una sanción (sentencia confirmada por el TSXG).

En fin, esperemos que la UNED tenga más coraje y desde el principio adopte medidas severas. Sería un paso en la dirección correcta.

2 de noviembre de 2014

Repitan conmigo: en La Rioja hay menos de... NO es noticia

Hemos hablado mil veces aquí de la falacia de los números absolutos. Ya saben: "Andalucía encabeza..." la estadística de lo que sea (en números absolutos). Su reverso es "La Rioja es la comunidad donde hay menor número de..."

Esto, por supuesto, nunca debería ser noticia, ya que Andalucía es la comunidad más poblada y La Rioja la que menos (sin contar a Ceuta y Melilla). Los casos se repiten, pero no recuerdo que nunca hubiéramos visto uno en el propio periódico La Rioja, donde deberían ser especialmente conscientes de que su comunidad es siempre la última en "todo" (en números absolutos), sin que eso signifique realmente nada particular ni novedoso.

Así que me hace especial ilusión contarles que Larioja.com ha considerado digno de constituir una noticia el siguiente asunto:


Si acceden al texto verán que toda la noticia es un puro disparate, basado en comparar el gasto, en millones de euros, entre las CCAA de España, ignorando por completo su población.

Si ni siquiera en La Rioja se dan cuenta de la tontería que están haciendo, ¿qué podemos esperar de los demás?

15 de octubre de 2014

Si no es un plagio se le parece mucho

Me informa dalet (mil gracias) de que hoy El País en el suplemento Icon publican un artículo titulado

Por qué España tiene un número tan desmesurado de ascensores

Que se parece más que mucho a este publicado hace unos días en la revista americana Quartz:

How Spain’s bloody history gave it the world’s highest concentration of elevators

Dice dalet: "Las mismas fuentes, la misma estructura, muchas frases traducidas literalmente... y por supuesto ninguna referencia al medio ni al autor original."

En un vistazo rápido, en efecto, las "coincidencias" son asombrosas. Aparte ya de la casualidad de que sin relación con ninguna noticia de actualidad dos medios decidan hacer un reportaje sobre este mismo tema, coinciden:

- El comienzo con estadísticas (básicamente las mismas)
- Breve referencia a "no siempre fue así"
- Explicación de la ley de arrendamientos urbanos de 1946
- Misma cita de un ministro de Franco
- Cita de los mismos autores (Cabré y Modenés), aunque diferente texto
- Cita similar de Betsky y Resines
- Referencia a Margaret Thatcher, y su política de fomentar la propiedad de vivienda
- Referencia hacia el final a la misma estadística de la OCDE sobre satisfacción con la vivienda
- Final con la cara oscura de la satisfacción con la vivienda y el alto porcentaje de propiedad: la poca movilidad

En fin. Blanco y en botella.

Actualización: El texto ya está corregido, indicando por dos veces que la información procede de Quartz. También han añadido una Fe de Errores: "Este texto ha sido modificado tras su publicación para incluir la fuente original de la información".

13 de octubre de 2014

¿Sólo dos casos de ébola en el hemisferio norte?

Alguien en El Mundo ha decidido hacer una pieza comparando a los dos primeros pacientes cuya infección por ébola fue detectada estando en un país rico (aunque uno la contrajera en África y otro en Europa). Vale, puede ser una comparación interesante. Pero a la hora de subrayar lo que tienen en común se les ha ido un poco la pinza con la geografía: "son los dos primeros casos de ébola detectados en el hemisferio norte".


Problema: el mapa de África (vía aularagon.org).



Uupps. 

Chapuza épica de La Vanguardia con las fotos del 12-O

Una breve entrada para documentar un hecho asombroso. Gracias a Luistxo Fernández me ha llegado este tuit de Albert Campmany:

El texto creo que se traduce por "Hola, @lavanguardia, qué os hace más falta, fotógrafos en la redacción o gente en Plaza de Cataluña?" Y tiene doble intención, claro, porque entiende que ante la falta de gente ayer en la Plaza de Cataluña, La Vanguardia habría querido hacer un "favor" a los manifestantes publicando una foto del año pasado.

Porque en efecto, es fácilmente comprobable que la foto que aparece en la portada de hoy:



Es simplemente un fragmento de la foto de la portada del 13 de octubre de 2013:


Es posible que tras este "error" haya una intencionalidad política, como sospecha Albert. Dejo ese análisis para los más conocedores de la realidad catalana (y de su prensa). Más allá de la intención, la chapuza es épica. Y torpe, además, porque esto hace unos años se podría haber escondido, pero hoy hay que contar con que los lectores atentos y redes sociales van a pillar a los tramposos (o incompetentes) y les van a sacar los colores.

Actualización: Pocos minutos después de publicar esta entrada la cuenta de Twitter de La Vanguardia ha divulgado esta disculpa:

Lo lógico es que mañana se publique también una rectificación en la edición en papel.

Actualización (14-oct): Hoy La Vanguardia publica en su edición en papel una disculpa y una explicación del error, que anticiparon ya ayer en su web. A mí me resulta totalmente creíble. De hecho ayer, especulando con compañeros sobre cómo podría haber pasado, pensé justamente en la hipótesis de que alguien, que no es el autor de las fotos, ni ha estado allí, recupera de la base de datos imágenes usando etiquetas y sin darse cuenta toma una del año pasado. Sabiendo (un poco) de cómo funciona por dentro un medio es perfectamente posible.

8 de octubre de 2014

Mapa de dudosa utilidad sobre el ébola

Estos días muchos medios están haciendo un gran esfuerzo para informar sobre el ébola, su prevención, su tratamiento, su expansión por el mundo, los cuidados que tienen que adoptar los equipos médicos y sanitarios... Algunas de esas informaciones llevan unos acompañamientos gráficos muy valiosos (ejemplos abundantes en la cuenta de Twitter de La Buena Prensa, un blog, por cierto, estupendo, para superar el pesimismo que les puede entrar si visitan demasiado el mío).

Pues bien, un lector que se llama Andreu (gracias) me muestra que en Diario de Mallorca no se han esforzado demasiado y han publicado este mapa:


Cito literalmente a Andreu:
Como puedes ver, se destacan siete países en los que se ha detectado la enfermedad pero creo que incluir a Nigeria y Senegal (con una veintena de casos) y, sobre todo, a España y EEUU (con sólo uno en el momento de la elaboración del mapa) en el saco "De 0 a 770" me parece un sesgo inaceptable.
Y eso sin contar el tema de los colores: la mayoría de la población identificará a primera vista el rojo con un mayor número de afectados, mientras Sierra Leona, Guinea y Liberia (los más golpeados por el virus) aparecen en un neutro salmón o en un engañoso azul.
Lo de los colores sin duda es opinable, pero sí que normalmente se asocia lo rojo con lo peligroso y lo malo. Parece que el mapa es francamente mejorable. Desde luego, no todos los medios tienen los mismos recursos, pero creo que hacer algo bastante mejor, como una versión mucho menos detallada (solo con los datos por país) de este gráfico de El Mundo sí debería estar al alcance de "cualquier" medio.




5 de octubre de 2014

La opinión catalana es estable, ¡pero no tanto!

(Actualización: error ya corregido. Ver nota al final)

Hoy ha pasado una cosa muy extraña en el diario El País, de la que me he enterado gracias a la cuenta de Twitter de Lluís Viñas.

La cosa es muy sencilla: hace unas semanas, días antes de la Diada (el 7 de septiembre), El País publicó una encuesta a los catalanes, en la que entre otras cosas preguntaba lo siguiente.


Aquí la ficha técnica:

Y hoy de nuevo El País ha publicado una encuesta a los catalanes en la que se les hacía una pregunta sobre el mismo tema, y con unas respuestas muy similares, pero esta vez hablando sobre una realidad que ya se ha producido (la suspensión de la consulta por el TC, y no la hipotética declaración de inconstitucionalidad a la que se refería la pregunta de septiembre). ¿Y cómo han respondido los catalanes? Aquí lo tienen (lo he sacado de la versión del periódico en papel, pero está también en la edición online, que a estas horas coincide):

Ficha técnica:


Es realmente sorprendente. Los porcentajes son exactamente los mismos, no sólo en el conjunto de la encuesta, sino entre los votantes de cada uno de los partidos. Dice Lluís Viñas, con generosidad, que esto es estadísticamente improbable, aunque no imposible. La verdad es que no. Más allá de lo increíble de que las opiniones sobre el asunto no se hayan movido nada en este mes (o tan poco que por azar hayan vuelto a salir los mismos porcentajes) la probabilidad de que dos encuestas hechas con un mes de diferencia reproduzcan exactamente los mismos porcentajes en las 21 celdas formadas por las combinaciones de opinión-partido es simplemente infinitesimal. Supongo que sería un problema interesante para una clase de estadística o de probabilidad (que yo desde luego no sabría calcular). Pero sí que basta con nociones básicas de probabilidad para entender que esto es "imposible" que haya pasado realmente.

Pensando siempre en que la explicación más simple es la más probable, o que no hace falta buscar la mala intención cuando el error es suficiente, me inclino a pensar que alguien se ha liado al publicar los datos y ha tomado por equivocación los porcentajes de la encuesta de septiembre en lugar de la de octubre. El error se da solamente en esta pregunta, porque en otras preguntas repetidas como las opciones sobre el futuro de Cataluña (autonomía como hasta ahora, más autonomía, independencia), o sobre si Mas debería ahora convocar elecciones autonómicas anticipadas, sí se ven algunos cambios en los porcentajes de las respuestas.

En fin, que cuando menos alguien se ha liado un poco. Dada la importancia del asunto, sería de agradecer que El País nos diera mañana la tabla corregida con los datos actuales.

Actualización (6-oct): El error ya ha sido corregido. Esta es la tabla correcta que corresponde a la encuesta de octubre.


27 de septiembre de 2014

La tasa de reposición y su reparto

Ayer el gobierno anunció que en 2015 permitirá que las administraciones públicas de los "servicios esenciales" (educación, sanidad, policía, gestión de impuestos) reduzcan su plantilla menos que en años pasados, ya que autorizará que en lugar de reponer el 10% de la plantilla que cause baja (por jubilación o por otra causa), se reponga el 50%. Se sigue recortando plantilla, pero a menos ritmo.

Me advierte @juvenal_tw (gracias) de que En Abc cuentan que además el gobierno va a dar flexibilidad a las autonomías para que "jueguen" con ese 50% de manera flexible entre educación y sanidad: "Según pudo saber este periódico, la propuesta del Ejecutivo pasa por permitir a las comunidades autónomas una tasa de reposición de hasta el 50% entre empleados de la sanidad y la educación."

Tiene bastante sentido. Imaginemos que en una comunidad autónoma, por simplificar, hay 1.000 bajas en educación y 1.000 en sanidad, 2.000 en total. El 50% de reposición permitiría reponer 500 empleados en cada sector, 1.000 en total. Pero es posible que esa comunidad vea más necesario o más urgente, en este momento, reponer trabajadores en sanidad. Pues parece sensato que manteniendo el número de reposiciones totales en 1.000, los nuevos contratados puedan ser, por ejemplo, 750 en sanidad y 250 en educación. Es decir, una tasa del 75% en sanidad y del 25% en educación, que conjuntamente sigue dando una tasa del 50%.

¿Se entiende muy fácil, verdad? Pues en el Abc, que son los que lo cuentan, no lo entienden y creen que un 50% de reposición conjunto entre educación y sanidad se reparte así:
Es decir, que si una autonomía repone el 20% de sus empleados del sector educativo que han causado baja en ese ejercicio, puede sustituir hasta el 30% de los que se jubilen en el sector sanitario, pero el porcentaje podría ser 25%-25%, 10%-40%, o como lo decidan las comunidades en función de las necesidades concretas de cada sector y cada región.
Y esto va en la sección de Economía. No digo más.

[Actualización, 28-sep: he modificado el texto original para dar las gracias por la pista a @juvenal_tw]

26 de septiembre de 2014

El aborto y el pre-riodismo

Un lector del blog (gracias, dalet), me ha recordado esta portada de El País de 21 de diciembre de 2013 (subrayados míos):


Nada de lo que se narra en tiempo presente había sucedido aún. Y nada de ello ha acabado sucediendo. Es todo falso.

Incluso a un gobierno con mayoría absoluta le pueden temblar las piernas cuando encuentra que la opinión pública no le sigue (afortunadamente la democracia no funciona sólo cuando se vota, como el Código Penal no funciona sólo cuando se detiene a los criminales).

Por eso he dicho tantas veces, y sigo pensando, que debería evitarse en lo posible el pre-riodismo, dando por sucedidos lo que son sólo fenómenos anunciados. En el mejor de los casos, introduce confusión (cuando una ley se "aprueba" tres o cuatro veces), en los peores, como este, deja para la historia portadas llenas de cosas que nunca sucedieron. No puedo evitar acordarme de esta, que ya critiqué cuando se publicó: