7 de abril de 2021

Vacunas anunciadas y grupos de edad

Ayer el gobierno precisó sus estimaciones de cuántas personas habrán recibido la pauta completa de vacunación (en una o dos dosis, según el tipo de vacuna recibida) en diferentes fechas de los próximos meses. Me ha parecido interesante comparar esos números con los tamaños de los diferentes grupos de edad de la población española, para así hacerme una idea de en qué momento está diciendo el gobierno, implícitamente, que estarán vacunados los diferentes grupos.

Como es sabido, el orden de vacunación no es estrictamente por edad, ya que algunos grupos profesionales, como sanitarios, docentes (de ciertas etapas), y cuerpos de seguridad, y otras personas, como grandes dependientes, están siendo vacunados con preferencia. La mayor parte de esos grupos preferentes han iniciado ya el proceso, por lo que sé, y son la razón de que en las tablas, también recientemente publicadas, de las vacunas ya administradas, haya más de tres millones de personas menores de 80 años que han recibido ya al menos una dosis de la vacuna (aunque también hay entre ellas algunas personas de 65 años y menos, de la población general, que recientemente han empezado a ser vacunadas con AstraZeneca, tras el cambio de criterio sobre las edades adecuadas para esa vacuna).

Teniendo en cuenta esa salvedad, he hecho el gráfico que ven más abajo, comparando las cifras anunciadas ayer de personas que se espera que estén vacunadas en diferentes fechas, con la población española por grupos de edad. Las personas menores de 80 años que habían recibido ya una dosis según los datos difundidos el 1 de abril, y que corresponden aproximadamente con los grupos "preferentes", han sido incluidas en un grupo especial, en la base de la columna, y han sido excluidas de los respectivos grupos de edad, para evitar la doble contabilidad. 


En la parte baja de las columnas, la correspondencia entre las fechas y las edades no se ajusta a la realidad, porque el grupo de 80 y más años en realidad ha empezado su vacunación más o menos a la par que muchos de los "preferentes". Pero pasados esos dos grupos, la mayoría de la gente que espera ser vacunada sí va a ir siendo llamada básicamente por edad.

Por eso creo que el gráfico es útil como aproximación para calcular que los mayores de 80 años no estarán aún totalmente vacunados el 3 de mayo, pero no faltará mucho. Para el 6 de junio deberían estar ya prácticamente todos los de 70-79 años, y para el 14 de junio los de 60-69 años. Los de 50-59 años tendrían que estar vacunados tiempo antes del 19 de julio, y finalmente, al llegar a los 33 millones de vacunaciones completas el 31 de agosto, estaría ya vacunada la inmensa mayoría de los de 25-49 años.

Los 33 millones de vacunados a finales de agosto son el 70% de la población, pero el 82% de la población mayor de 16 años (40,1 millones), que es la única para la que está autorizada ahora alguna vacuna. Hay que suponer que una buena parte de los 7 millones que no tendrían, en esa fecha, la vacunación completa, habrán recibido ya una dosis. 

Un último dato, para poner lo anterior en perspectiva: el cuadro siguiente muestra qué porcentaje del total de casos, hospitalizados, ingresados en UCI y falllecidos se alcanza, de manera acumulada, al ir recorriendo los diferentes tramos de edad, de los mayores a los más jóvenes.

Porcentaje acumulados, por tramos de edad, ordenados de mayores a más jóvenes, de los casos, hospitalizados, ingresados en UCI y fallecidos por covid-19
EdadCasosHospitalizadosUCIFallecidos
80+7,4%28,5%5,5%64,4%
70-7913,9%48,5%33,0%85,8%
60-6923,7%66,4%64,5%95,1%
50-5938,7%81,4%84,8%98,6%
40-4955,5%91,2%94,1%99,6%
30-3969,3%96,2%97,7%99,8%
20-2982,3%98,7%99,0%100,0%
10-1993,1%99,4%99,6%100,0%
0-9100,0%100,0%100,0%100,0%
(N)3.249.222321.24728.76973.500
Fuente: elaboración propia con datos de RENAVE (datos hasta el 30 de marzo). No incluye casos sin edad conocida.

Puede verse el impacto gigante que tendría que tener la vacunación de las personas mayores de 70 años (previsible para primeros de junio) sobre las defunciones, de las que representan un 85%. Con las de 60 y más años (cuya vacunación debería terminar a mediados de junio) se llega al 95% de las defunciones, pero también al 65% de los ingresos en UCI y al 66% de las hospitalizaciones.

No obstante, hay que tener en cuenta que el número base de contagios, hospitalizaciones, entradas en UCI y fallecidos, sobre la que se produciría la reducción, podría estar aumentando como consecuencia de una posible cuarta ola, producida por las nuevas variantes, o de la propia relajación de las restricciones legales a la movilidad, las reuniones de personas no convivientes, y otros comportamientos, que se vayan produciendo. Así, no cabe excluir la posibilidad de que, a la vez que casi desaparecen los casos, ingresos, y fallecimientos, sucesivamente, de los mayores de 80, mayores de 70, etc... estén aumentando, al menos durante un tiempo, los de las edades más bajas.

El balance total debería ser positivo, y lo deberíamos estar viendo claramente en apenas dos o tres meses.  Esperemos que sea así.

3 de abril de 2021

Populismo de saldo en La Razón

 El jueves La Razón publicaba una noticia con este titular cutre:

La nueva ministra Ione Belarra ya ha hecho caja:
de 29.078 euros a 145.649,03 euros de patrimonio en cinco años

Por lo visto, a ganar dinero como diputado o alto cargo, se le llama también en el libro de estilo de La Razón "hacer caja". ¿Utilizarán esa misma locución para los miembros de todos los partidos? No sé por qué sospecho que no.

Pero además, el titular es simplemente falso, porque el patrimonio de una persona o una empresa se compone de sus activos y de sus pasivos. Es decir, si tengo 50.000 euros ahorrados, el banco me presta 150.000 y compro una casa de 200.000 euros (omito por simplificar los gastos e impuestos de la compra), mi patrimonio no pasa ese día súbitamente de 50.000 a 200.000 euros, sino que sigue siendo de 50.000 euros (200.000 euros del valor del piso menos 150.000 euros que debo al banco). 

En el caso de la ministra Belarra, como la propia noticia informa, el total de sus activos vale 145.649,03 € y el pasivo por un préstamo hipotecario es de 69.994,37 €. Su patrimonio, por tanto, sería la diferencia, que en el periódico no se molestan en calcular, pero que resulta en 75.654,66 €, es decir, poco más de la mitad de la que le atribuyen en el titular. Y el aumento de su patrimonio, desde enero de 2016, cuando tomó posesión como diputada por primera vez, hasta la declaración de bienes a la que hace referencia la noticia, que es de enero de 2020, cuando fue nombrada Secretaria de Estado para la Agenda 2030, sería de 46.576,66 euros.

¿Cuál es la noticia? Ninguna, por supuesto. Se podría escribir algo similar sobre cientos o tal vez miles de diputados, senadores, parlamentarios autonómicos, o altos cargos españoles. ¿Por qué decide La Razón construir la noticia, con titular falso, sobre la joven ministra? ¡Quién lo sabe!

31 de marzo de 2021

No todas las malas ideas son culpa del gobierno

Ayer se publicó en el BOE una ley, que ha causado cierto revuelo por obligarnos a todos a llevar mascarillas en todos los espacios al aire libre, independientemente de la distancia a la que estemos de otras personas (pésima idea, en mi opinión, pero ese es otro asunto). Este es el encabezamiento de la ley en el BOE:

Ley 2/2021, de 29 de marzo, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. 

FELIPE VI 

REY DE ESPAÑA 

A todos los que la presente vieren y entendieren.

 Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente ley: [énfasis añadido]

Y así lo cuenta El Independiente:

Titular: Nueva ley mascarillas: el Gobierno hace obligatorio su uso al aire libre

Primeros párrafos:

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este martes la entrada en vigor del empleo obligatorio de la mascarilla al aire libre, incluso si se respeta la distancia de seguridad establecida de 1.5 metros de distancia. 

El Ejecutivo impone así la obligación a todas las Comunidades Autónomas de usar la mascarilla en cualquier espacio público en la nueva normativa publicada hoy.

Y así lo cuenta El Mundo:

Titular: Sanidad obliga al uso de las mascarillas, a pesar de las distancias y los espacios 

Primer párrafo:

Desde hoy el uso de la mascarilla es obligatorio, sin importar si hay suficiente espacio de seguridad o sí se está al aire libre. El Gobierno ha publicado una nueva normativa, en el BOE, que expone que [sic] "el uso obligatorio de mascarillas en la vía pública, en espacios al aire libre y en espacios cerrados de uso público o que se encuentren abiertos al público, así como en los transportes". 

Así que algunos periodistas parece que no distinguen entre una ley aprobada por las Cortes, un decreto del gobierno o una orden ministerial. Es todo lo mismo.

Luego algunos dicen que no hay que ser tan duro con los periodistas y los números, porque son de letras. Pues parece que algunos tampoco saben leer.

Actualización: más medios con el mismo "descuido". Sin comentarios.

La Razón: El Gobierno endurece el uso de la mascarilla: será obligatoria aunque haya distancia de seguridad

Abc. El titular no deja clara la autoridad responsable: La mascarilla será obligatoria al aire libre aunque haya distancia de seguridad

Pero el texto comienza así:

No solo no se flexibilizan las medidas conforme avanza la campaña de vacunación en España, sino que algunas se endurecen. El BOE publica hoy una nueva ley por la que el uso de la mascarilla será obligatorio en cualquier espacio público incluso si se cumple la distancia de seguridad –1,5 metros–. Se trata del mismo Gobierno que al principio de la pandemia negaba la efectividad de esta herramienta de protección frente al virus.

El Ejecutivo de Sánchez impone así a la autonomías una nueva norma de obligado cumplimiento y cuya legislación, hasta el momento, había sido desarrollada por las comunidades.

Onda Cero: El Gobierno endurece el uso de la mascarilla al aire libre aunque haya distancia de seguridad. Y redacta esta frase fantástica, repartiendo culpas por todas partes, por si acaso: "el Gobierno endurece estas medidas, conocidas como ley de 'nueva normalidad', que fueron aprobadas el pasado 18 de marzo en el Congreso de los Diputados."

29 de marzo de 2021

No, Madrid no acumula el 40% de los casos de covid-19 en las últimas semanas

Hace tres días escribía aquí sobre lo difícil que es ver una relación clara entre las medidas adoptadas por los diferentes gobiernos y la evolución de la pandemia, a pesar del entusiasmo con el que voces políticas y mediáticas se lanzan a hacerlo. Que una buena parte de los comentarios a la entrada se dediquen precisamente a eso mismo muestra lo necesario del mensaje.

Pero todavía se puede hacer peor. Por ejemplo, puede uno usar los datos de los informes oficiales sobre lo sucedido el día anterior, que sabemos después de un año de pandemia que son muy incompletos y poco fiables, para escribir un titular falso, como este, de La Vanguardia, el pasado viernes:

Madrid acumula el 40%
de los contagios en España

Veamos cómo se justifica esa afirmación en el el texto:

Madrid aporta desde hace al menos un mes alrededor del 40% de los contagios diarios en España.... En el último mes, los casos detectados en Madrid representan entre el 35% (26 de febrero) a más del 40% la ultima semana (ayer, 40,5%) de toda España. Ello lleva aparejado inevitablemente un incremento de la ocupación hospitalaria.

Según he comprobado, esos porcentajes son los que salen al comparar, en los boletines que publica, de lunes a viernes, el Ministerio de Sanidad (aquí el último, del viernes), los datos de Madrid y los datos nacionales en la columna "Casos diagnosticados el día previo". Y efectivamente, en el último mes, esos porcentajes han rondado el 40%.

Pero en esos mismos informes hay otras dos columnas con los casos diagnosticados los últimos 7 días y los últimos 14 días. ¿Cuál es el porcentaje de Madrid sobre el total nacional en esas columnas? Pues casi todos los días del último mes ha estado en torno al 25%. 

¿Cómo es posible que los casos del día anterior, durante un mes, ronden el 40% y los casos de los últimos 7 o 14 días, en el mismo periodo, ronden el 25%? La razón, como ya he anticipado más arriba, es que los datos publicados cada día sobre los casos detectados o los fallecimientos del día anterior son muy incompletos, porque muchos datos no se incorporan a la base de datos del ministerio hasta unos días después de haber sucedido. Esto es algo que sabe cualquier persona que haya seguido los datos de la pandemia en el último año con alguna atención, y que se supone que debería saber también cualquier periodista que escriba sobre ello.

Ese retraso, además, no es uniforme y constante, ni a lo largo del tiempo, ni entre diferentes lugares. Y al menos en las últimas semanas, los datos del día anterior de la Comunidad de Madrid están más cerca de los datos definitivos, para ese mismo día, que se acaban conociendo algunos días después, que los de otras partes. Por eso, en los datos del día anterior la Comunidad de Madrid parece tener un porcentaje mucho mayor de los casos totales de los que al final tiene, cuando las estadísticas se consolidan con datos atrasados, que entran en mayor proporción de otros lugares.

En definitiva: la Comunidad de Madrid tiene últimamente una incidencia de casos de covid-19 superior a la media española, y por eso tiene también, lógicamente, un porcentaje de los casos totales (en torno al 25%) mayor que el que le correspondería, en proporción a su población (que es el 14% de la población española). Pero no, no tiene el 40% de los casos.

Un dato falso y llamativo es siempre candidato a propagarse como la pólvora. Y así ha sucedido, según he sabido, por este hilo fantástico de Mariluz Congosto, que explica la propagación por la red de la noticia falsa, y de los desmentidos, que inevitablemente están relacionadas con las filias y fobias políticas . Como sucede tantas otras veces, hay mucha más difusión del bulo que de su rectificación.

Dejo a la consideración de cada uno la estimación de si el error de La Vanguardia fue inocente o no.  Hay una buena pista en otro hilo de Twitter, citado por el anterior, del mismo viernes 26, en el que @velardedaoiz2, dirigiéndose a la autora de la noticia, señala su error. Que tres días después la noticia no se haya rectificado deja en muy mal lugar a la periodista, y al medio en el que trabaja.

27 de marzo de 2021

¿Se está viendo ya el efecto de las vacunas?

Al hilo de las noticias en distintos medios que apuntan a que ya se empiezan a ver los efectos de la vacunación (El País, Eldiario.es) me despierta especial interés lo que esté pasando con los mayores de 80 años.

Creo que pocas veces se comenta este dato esencial: los 2,8 millones de personas de ese grupo de edad constituyen aproximadamente el 6% de la población, pero han representado el 65% de las defunciones por covid-19 en España. Por lo tanto, su vacunación debería hacer bajar la mortalidad de manera drástica. El artículo de Eldiario.es enlazado da pistas de que algo de esto está ya sucediendo, y que desde el pico de finales de enero, las defunciones entre personas de 80 años o más han caído más que entre la población general.

Me ha parecido interesante completar esa información comparando cómo cayeron las defunciones entre los de 80 y más años, y el resto de la población, en las tres olas que hemos padecido hasta ahora. Los siguientes tres gráficos presentan el resultado:




Mientras que en la primera ola las muertes entre los de 80 y más años cayeron más lentamente que entre el resto de la población, ahora ha sucedido justamente lo contrario. Han caído más y más rápido.

Es difícil saber en qué medida esta diferencia puede ser efecto de las vacunas, ya que en realidad a estas apenas les ha dado tiempo a actuar: según mi estimación, con datos de Eldiario.es, alrededor del 52% de los mayores de 80 años han recibido una dosis, y en torno al 22% han recibido la segunda.Teniendo en cuenta que la protección completa llega solo unas dos semanas después de la segunda dosis, aún sería pronto, por tanto, para que veamos claramente los efectos de la vacunación. Pero los datos apuntan en la dirección de que ya se está notando algo, aunque lo hace dentro de un contexto de caída general de los contagios. Esperemos que esos indicios se confirmen en las próximas semanas.

25 de marzo de 2021

El Test de Rorschach de la pandemia

Después de un año de pandemia una de las cosas que creo haber aprendido es que es hay que ser extremadamente cauteloso al establecer relaciones causales entre las decisiones de las autoridades para controlar la enfermedad en diferentes regiones y países y la evolución del número de contagios, hospitalizaciones, y fallecidos.

Tanto si comparamos comunidades autónomas dentro de España, como si comparamos países dentro de la Unión Europea, o estados dentro de Estados Unidos, la relación entre las medidas tomadas por los gobiernos, y la evolución de la enfermedad parece imprecisa y muy poco lineal. Quiero decir que, en el extremo, sabemos que si "cierras todo" como hicimos en España entre marzo y mayo del año pasado, los contagios, y luego las hospitalizaciones, y las defunciones, caen de manera drástica y uniforme. Algo parecido pasó en el conjunto de Europa la primavera pasada, y llegamos al verano con cifras muy bajas, y no demasiado distintas, en todos los países.

Pero mi impresión es que del verano para aquí, cuando los diferentes países, o regiones, autonomías o estados dentro de cada país, han ido adoptando combinaciones variadas de medidas, se ha hecho más y más difícil comprender la relación entre las restricciones y la evolución de los indicadores. Mirando los datos solo de un país o de una región, pueden establecerse explicaciones ad hoc, que parecen funcionar, de por qué las cosas les han ido mejor o peor en diferentes fases. Pero cuando se amplia el horizonte siempre aparecen contraejemplos de lugares donde medidas similares no han tenido los mismos efectos, o donde ha habido evoluciones similares de la enfermedad con medidas muy distintas.

Eso no impide, claro, que en el fragor político de cada país o región, los gobernantes se quieran poner medallas, cuando las cosas van relativamente bien, o la oposición la emprenda contra el gobierno, cuando van relativamente mal, aunque en el fondo ni unos ni otros estén del todo seguros de cuánto de lo que sucede se debe a aciertos o errores de los gobiernos, y cuánto a otros factores fuera de su control, empezando por la meteorología, pasando por las variantes del virus, la estructura de edades de la población, los eventos azarosos de supercontagios, los hábitos sociales de la población no incluidos en las regulaciones, o los diferentes niveles de cumplimiento de las normas, entre otras cosas.

En España también hay quien está en ese juego, pero a mí, la verdad, me cuesta ver una relación clara entre las decisiones de los gobiernos autonómicos y la evolución de la pandemia en la segunda y tercera ola, que es cuando las comunidades han tenido la autoridad para tomar medidas de restricción de movilidad, limitación de horarios y aforos, etc... En la tabla siguiente he resumido los datos más crudos, los de mortalidad, por comunidades autónomas, en cuatro periodos que creo que son útiles para distinguir las diferentes fases (pinchando en la cabecera de las columnas pueden reordenar los casos).

 

Como se ve en la tabla, los picos de octubre-noviembre y los de enero-febrero han sido notablemente diferentes en comunidades con medidas no tan distintas. Hasta donde yo sé, no se ha explicado bien la relación entre esos picos y su nivel de restricciones. Si conocen algún estudio cuidadoso de esa relación, les agradezco que lo incluyan en los comentarios.

Mientras tanto, mi opinión, y mi recomendación (en lo que valga), es tomarse con extrema desconfianza los argumentos, políticos o mediáticos, que pretender ver relaciones claras y simples entre medidas políticas y comunidades a las que les va mal o bien en la pandemia en diferentes momentos. Me parece que la mayoría son interesadas y superficiales y, como el famoso test psiquiátrico, sirven más bien para revelar las ideas preconcebidas de los que los hacen.

22 de marzo de 2021

Riesgos de la vacuna vs riesgos del covid-19

Llego un poco tarde a esta discusión, y es posible que lo que les voy a contar a continuación esté ya dicho en alguna otra parte, y yo no me haya enterado. En ese caso, les ruego que me lo indiquen, y publicaré los enlace adecuados.

El tema es simplemente que estos días he oído/leído muchas veces la afirmación genérica de que las vacunas contral el covid-19 en general, y la de AstraZeneca en particular, son "efectivas y seguras". También se decía que, aun en el supuesto más desfavorable, y no probado, de que todos los acontecimientos tromboembólicos graves hubieran sido realmente causados por la vacuna, el riesgo de contraer el covid-19 sería mucho más alto que el riesgo de vacunarse. [Actualización/Aclaración, en relación con los comentarios: me refiero al riesgo comparado entre contagiarse y vacunarse; no he incluido en el cálculo cuál es el riesgo de contagiarse. Pero en una respuesta a un comentario incluyo una estimación sobre eso.]

Pero no he visto en ningún sitio que se cuantificara esa última comparación entre el "riesgo de la vacuna" frente al "riesgo del covid-19". Así que me he puesto a enredar un poco con los números, para hacer una cuenta de andar por casa, que sería la siguiente.

El riesgo de fallecimiento por covid-19 es el resultado de dividir el número de fallecidos por el número de infectados. Ninguno de los dos lo sabemos con total precisión, pero podemos hacer un acercamiento razonable con los datos de España.

Para los infectados, como sabemos que hay muchas personas sin síntomas, o con síntomas débiles, que nunca llegan a hacerse la prueba (esto sucedió sobre todo en la primera ola), en lugar del número de casos diagnosticados, es más realista tomar el número de casos que se deduce del Estudio ENE-COVID, un estudio de sero-prevalencia realizado por el Instituto de Salud Carlos III. En su 4ª ola, que terminó a finales de noviembre, estimaba que el porcentaje de población que había tenido anticuerpos del COVID hasta entonces sería un 9,9%, que equivaldría, con la población española de 1 de enero de 2020, a 4,68 millones de personas que habrían estado infectadas en algún momento.

Los fallecidos por covid-19 hasta el 30 de noviembre eran, según datos que he extraído del sistema RENAVE, 48.151, lo que daría lugar a calcular que el riesgo de fallecimiento, en caso de contraer el covid-19, hasta el 30 de noviembre, sería aproximadamente del 1,05%. O 10.500 por millón de infectados. 

Como es sabido, ese riesgo medio es en realidad muy distinto para las distintas edades. En las dos fuentes citadas se incluyen datos por edad, lo que permite calcular que el riesgo de fallecer es mínimo entre los jóvenes de 10 a 19 años (0,004% o 36 por millón) y máximo entre los de 80 y más años (11,8% o 118.000 por millón).

Podemos calcular también el riesgo de fallecer de las personas en los tramos de edad en los que se estaba poniendo en Espala la vacuna de AstraZeneca: va de los 111 por millón, entre los de 20 a 29 años, a los 2.030 por millón, entre los de 50 a 59 años. Como este último grupo incluye ya a algunos a los que no se ponía la vacuna, podemos eliminarlos, y quedarnos con esta cifra: agrupando los tramos de edad de 20 a 49 años, hasta el 30 de noviembre, se estima que hubo 676 fallecidos, entre aproximadamente 1,85 millones de infectados. Es decir, una proporción de 365 fallecidos por millón de infectados.

Fíjense en que esta sería una infraestimación, por dos motivos: solo se cuentan los fallecidos con infección confirmada (bastante menor que el exceso de defunciones que hemos tenido en España en este año), y no se cuenta el tramo de 50 a 54 años, en el que el riesgo de fallecimiento es mayor. De todos modos, nos quedamos con ese datos infraestimado.

¿Y cuál es el riesgo de la vacuna? Según la información de la Agencia Europea del Medicamento, los episodios tromboembólicos, en general, no son anormalmente altos entre los vacunados. Pero sí lo son unos ciertos tipos muy específicos de casos, las trombosis de senos venosos cerebrales (TSVC, 18 casos) y la coagulación intravascular diseminada (CID, 7 casos), que han producido, hasta el momento de la revisión, 9 fallecimientos. Mientras tanto, el número de personas que han recibido la vacuna AstraZeneca en los países que reportan a la agencia europea son unos 20 millones. Por tanto, en el peor de los casos, suponiendo que en efecto la vacuna fuera la causa de esos episodios, tendríamos un riesgo de fallecimiento del entorno de 0,5 por millón. El afinamiento por edades es complicado, porque parece que los casos problemáticos se dieron sobre todo, entre menores de 55 años, pero no tengo el dato de los vacunados por tramos de edad. Pero en realidad, "da igual", porque la cifra es tan ridículamente baja que incluso si suponemos que, pongamos, solo un cuarto de las vacunas (5 millones) se han puesto a personas menores de 55 años, y que los nueve fallecimientos han sido en personas de esta edad, estaríamos ante un riesgo de fallecimiento de aproximadamente 2 por millón.

En definitiva: con una estimación a la baja de las muertes por covid-19 (365 por millón de infectados) y una estimación al alza de las muertes (hipotéticamente) causadas por la vacuna (2 por millón de vacunados), infectarse por covid-19, para una persona menor de 55 años, sería unas 180 veces más peligroso que ponerse la vacuna de AstraZeneca. La opción está clara, para las autoridades, y para nosotros. Cuanto antes, mejor.

29 de enero de 2021

Madrid, la ciudad con más mortalidad... o tal vez la número 400

Hace unos días los medios españoles informaron de un ranking de la mortalidad causada por la contaminación en las ciudades europeas. Estos fueron algunos de los titulares, ordenados de más a menos alarmantes:

El Periódico: Madrid es la ciudad europea con más muertos causados por la contaminación

El Mundo: Madrid y Barcelona, a la cabeza en mortalidad por contaminación prevenible

20 Minutos: Madrid y Barcelona, entre las ciudades europeas con más muertos por polución

La Vanguardia: Madrid, la ciudad europea con mayor mortalidad por la contaminación del tráfico

Eldiario.es: Madrid es la ciudad europea con más mortalidad debida a la contaminación de los coches 

Abc: Madrid es la urbe europea con mayor mortalidad por dióxido de nitrógeno, contaminación asociada al tráfico

El País: Un estudio sitúa a Madrid como la ciudad europea con más mortalidad asociada a la contaminación por NO₂

Ya de primeras salta a la vista la diferencia entre los tres primeros, que hablan de muertes o mortalidad por contaminación, sin más, y los cuatro últimos, que especifican que Madrid está a la cabeza en la mortalidad causada por un cierto tipo de contaminación (la del NO2, asociada al tráfico). Es un "matiz", como veremos más abajo, gigantesco.

También es llamativo que solo El Mundo y 20 Minutos incluyan a Barcelona en el titular, teniendo en cuenta que en la lista hay dos medios que se editan en esa ciudad, y prefirieron no hacerlo.

La discrepancia en los titulares indicaba que algo estaba mal... Pero no me imaginaba cuánto. Todos son en realidad problemáticos, y algunos son abismalmente erróneos.

Veamos por qué. Todas estas noticias provienen de un ranking difundido por el Barcelona Institute of Global Health (ISG), y derivado de un estudio de investigadores del propio centro publicado en la revista científica The Lancet Planetary Health.

El estudio calcula cuántas muertes se podrían evitar en 1.000 ciudades europeas, agrupadas luego en 858 ciudades o áreas metropolitanas, si se redujese la presencia en el aire de dos contaminantes que se consideran especialmente dañinos: las partículas en suspensión de menos de 2,5 micras de diámetro (PM2,5), y el dióxido de nitrógeno (NO2). Para cada ciudad han estimado por separado, para cada uno de esos dos contaminantes, cuántas muertes se evitarían en dos supuestos: si su presencia bajara hasta los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y si su presencia bajara, aun más, hasta el nivel más bajo encontrado en alguna de las ciudades incluidas en el estudio.

La estimación para la suma de todas las ciudades es que si los niveles bajasen hasta los valores recomendados por la OMS, se podrían evitar unas 51.000 muertes causadas por las PM2,5 y unas 900 muertes causadas por el NO2. En el caso de mejorar hasta los niveles de las ciudades menos contaminadas, las reducciones serían, respectivamente, de 125.000 y 79.000 muertes. Como puede verse, las muertes evitables asociadas a las partículas son muchas más que las muertes evitables asociadas al dióxido de nitrógeno. Es importante retener esta diferencia para lo que vendrá a continuación.

La web del ISG parte del estudio para ordenar, en dos rankings, las ciudades con más mortalidad evitable por partículas, y las ciudades con más mortalidad evitable por dióxido de nitrógeno. La Tabla 1 presenta las 10 ciudades que encabezan cada uno de los rankings.

Tabla 1. Primeras ciudades de los rankings de mortalidad evitable causada por la contaminación
Mortalidad por partículasMortalidad por dióxido de nitrógeno
PosiciónCiudadMuertes evitablesPosiciónCiudadMuertes evitables
1Brescia2321Madrid (metro)206
2Bergamo1372Antwerp22
3Karviná523Turin34
4Vicenza1244Paris (metro)185
5Alta Silesia (metro)17395Milan (metro)103
6Ostrava2706Barcelona (metro)82
7Jastrzebie-Zdrój717Mollet del Vallès1
8Saronno468Brussels18
9Rybnik1139Herne2
10Havírov6710Argenteuil - Bezons1

A primera vista parecería que los rankings están mal hechos, porque el número de muertes no tiene un orden decreciente. Pero no es así. Aunque en la web no se explica con detalle la fórmula utilizada, el ranking se basa en la mortalidad, es decir en la relación entre el número de fallecidos y la población (calculada de una manera compleja que explicaré más abajo). Lo cual, obviamente, tiene toda la lógica, ya que, a igualdad de otras condiciones, habrá más muertos en las ciudades más grandes y eso distorsionaría un ranking donde lo que se quiere ver es el efecto de la contaminación independientemente del tamaño de la ciudad.

Estos son los rankings que recibieron los medios españoles la semana pasada, y con ellos hicieron sus noticias y titulares. Como puede verse, en efecto, Madrid encabeza el ranking de la mortalidad evitable por NO2, lo que parece dar por buenos los titulares de Abc y El País, que dicen expresamente que Madrid está a la cabeza en la mortalidad por dióxido de nitrógeno, y los de La Vanguardia y Eldiario.es que hablan de la mortalidad por tráfico (que se considera que es el principal contribuyente a la contaminación por NO2). 

La cuestión discutible, en este caso, es si Barcelona debería haber sido incluida en el titular. Lo cierto es que los cuatro medios la mencionan en subtítulos o en el primer párrafo, pero aún así cabe preguntarse, especialmente para los medios de Barcelona, si la diferencia entre el el primer y el sexto puesto en un ranking de 858 ciudades, en el que además no sabemos exactamente cuál es el valor del indicador utilizado para ordenarlas, ni por tanto cuál es la diferencia entre el primero y el sexto puesto, justifica la omisión.

En realidad, aunque esa información no está disponible en la web del ranking, en el artículo académico en el que se basa se puede ver que, aunque ordenaron las 858 áreas metropolitanas en los dos rankings  mencionados, prefirieron no dar un número de orden a cada una de ellas, y solo numeraron los clusters o grupos de ciudades con valores cercanos entre sí. En el ranking del dióxido de nitrógeno el primer cluster agrupa, precisamente, a las seis primeras ciudades, con lo que Madrid y Barcelona estarían, prácticamente, "empatadas". Es decir, que destacar en titulares a Madrid como "la primera" y relegar a Barcelona a un subtítulo como "la sexta" implica caer en la falacia del medallero, en la que se le da más importancia a la posición en el ranking, que a la diferencia entre valores.

¿Son mejores, entonces, los titulares de El Mundo o 20 Minutos, que incluyen a las dos ciudades? No, ni mucho menos, porque lo que ganan por ahí lo pierden, en un error mucho menos discutible, y catastrófico, que comparten con El Periódico (que menciona solo a Madrid), al hablar de la posición en el ranking de mortalidad por dióxido de nitrógeno como si fuera la posición por la mortalidad por todo tipo de contaminación (dejando a un lado, además que El Periódico y 20 Minutos hablan de "muertos" en lugar de "mortalidad"). 

Y es que, como hemos visto antes, la mortalidad estimada por partículas es muchísimo mayor que la mortalidad por dióxido de nitrógeno: en el total de ciudades estudiadas, 51.000 frente a 900 muertes. Y resulta que en el ranking de mortalidad por las partículas, Barcelona ocupa la posición 157, y Madrid ocupa la posición 551, por lo que resulta imposible que ninguna de las dos esté en un puesto muy alto en un ranking de la mortalidad causada, conjuntamente, por ambos tipos de contaminación. 

Lamentablemente, ni la web, ni el artículo académico hacen ese ranking conjunto, ni es posible calcularlo facilmente, ya que los rankings se basan en una puntuación que combina (con un análisis de componentes principales), para cada contaminante, los valores de seis indicadores: mortalidad evitable estandarizada por edad por 100.000 habitantes, porcentaje de las muertes prematuras evitables y años de vida perdidos por 100.000 habitantes, tanto para el supuesto de llegar a los niveles recomendados por la OMS como para el supuesto de llegar a los niveles de contaminación más bajos registrados.

Pero con algo de esfuerzo, y algún tejemaneje informático, he conseguido calcular un remedo de lo que sería el ranking de las ciudades por mortalidad conjunta causada por las partículas y por el dióxido de nitrógeno, sumando los valores de de los dos contaminantes para uno de esos indicadores, el de la mortalidad por 100.000 habitantes, para el supuesto de reducción de la contaminación a los niveles recomendados por la OMS. Los primeros puestos aparecen en la Tabla 2.

Tabla 2. Ranking por muertes evitables causadas conjuntamente por partículas y dióxido de nitrógeno
Bajando la contaminación a niveles recomendados por OMS
PosiciónCiudadMuertes /100.000 habs
1Karviná138
2Bergamo133,2
3Ostrava133
4Brescia128
5Jastrzebie-Zdrój127
6Havírov126
7Rybnik125
8Zory122,8
9Alta Silesia (metro)122
10Vicenza115

Como era de esperar, debido a la enorme diferencia entre el número de fallecidos atribuidos a las partículas y al dióxido de nitrógeno, se repiten, con algún cambio de orden, nueve de las diez ciudades que encabezaban el ranking de mortalidad por partículas, y no hay ni rastro de las que encabezan el ranking de mortalidad por dióxido de nitrógeno.

De hecho, esas diez ciudades ocupan en el ranking conjunto las posiciones que aparecen en la Tabla 3.

Tabla 3. Posición en el ranking de mortalidad conjunta de las 10 ciudades con mayor mortalidad por dióxido de nitrógeno
PosiciónCiudadMuertes /100.000 habs
17Milan (metro)100,5
31Turin86,3
162Barcelona (metro)42
194Herne35
198Mollet del Vallès34,6
203Argenteuil - Bezons34,1
228Antwerp31,4
234Brussels31
307Paris (metro)26,3
398Madrid (metro)22

Con la excepciónd de Milán y Turín, todas ellas están en posiciones bastante bajas en la tabla. Y en particular, lo que son las cosas, Barcelona está bastante más arriba que Madrid, con casi el doble de mortalidad por 100.000 habitantes. Y Madrid, en concreto, está en la posición  398.

Da un poco de vergüenza ajena releer ahora algunos de los titulares del principio:

El Periódico: Madrid es la ciudad europea con más muertos causados por la contaminación

El Mundo: Madrid y Barcelona, a la cabeza en mortalidad por contaminación prevenible

20 Minutos: Madrid y Barcelona, entre las ciudades europeas con más muertos por polución

Todo mentira, y de las gordas.

Y de hecho, los otros medios, aunque no mienten espectacularmente en los titulares, como estos, tampoco tienen demasiada defensa, porque deciden centrar la noticia en la parte menos relevante de la información (el ranking por el contaminante que mata mucho menos), seducidos simplemente porque en él ocupan posiciones llamativas Barcelona, y sobre todo Madrid. 

Se "olvidan" así de contar a sus lectores que Barcelona está bastante peor que Madrid en mortalidad por contaminación, que ni una ni otra son de las peores de Europa, y que en en fin, gracias al estudio tenemos estimaciones de mortalidad para más de 90 ciudades españolas (Tabla 4), que al parecer no son importantes porque no están entre las primeras 10 posiciones de ningún ranking.

Como dice un buen amigo, ¡qué bien todo!

Tabla 4. Ranking de ciudades españolas por muertes evitables causadas conjuntamente por partículas y dióxido de nitrógeno
Bajando la contaminación a niveles recomendados por OMS
PosiciónCiudadMuertes /100.000 habs
1La Línea de la Concepción49,4
2Barcelona (metro)
42,2
3Cádiz38,6
4Santander36,9
5Mollet del Vallès34,6
6Manresa33,1
7Zaragoza32,7
8Murcia32
9Algeciras31,5
10Cartagena31,1
11Valencia (metro)
30,9
12Tarragona30,6
13Mataró29,8
14Sevilla (metro)
29,4
15Granollers29,3
16Lleida29,2
17Avilés28,7
18San Sebastián/Donostia28,4
19Igualada (metro)
28,4
20Torrelavega28,3
21Oviedo26,9
22Málaga26,4
23Sagunto25,7
24Reus24,9
25Girona24,7
26Melilla24,7
27Gijón24,5
28Ceuta23,9
29Vilanova i la Geltrú23,2
30Bilbao (metro)
22,6
31Madrid (metro)
22
32Ferrol21,3
33Alcalá de Guadaíra21,1
34Torrevieja20,8
35Castellón de la Plana/Castelló de la Plana20,7
36Gandia20,5
37Fuengirola20,2
38Sanlúcar de Barrameda20
39Almería20
40Alicante/Alacant19,6
41Eivissa19,1
42San Fernando19
43Puerto de Santa María, El18,9
44Torremolinos18,8
45Jerez de la Frontera18,7
46Huelva18,2
47Irun18,1
48Pamplona/Iruña (metro)
17,7
49Dos Hermanas17,4
50Córdoba17,3
51Logroño17,1
52Palma de Mallorca17
53Raspeig15,2
54A Coruña15
55Chiclana de la Frontera14,8
56Lorca14,6
57Elche/Elx14,5
58Marbella14,4
59Valladolid13,5
60Vigo13,4
61Alcalá de Henares11
62Elda (metro)
10,9
63Benidorm10,4
64Benalmádena10,2
65Vitoria/Gasteiz9,4
66Toledo9,2
67Torrejón de Ardoz8,5
68Guadalajara8,4
69Talavera de la Reina8,2
70Badajoz8
71Ciudad Real7,7
72Albacete7,6
73Valdemoro6
74Linares5,5
75Pontevedra4,9
76Mérida4,8
77Palencia4,8
78Salamanca4,3
79Lugo3,9
80Collado Villalba3,7
81Zamora3
82Ourense2,9
83Alcoy2,9
84Santiago de Compostela2,1
85Burgos1,4
86Jaén0,9
87León0,7
88Ponferrada0,5
89Cáceres0,2
90Granada (metro)
0,1
91San Vicente del Raspeig/Sant Vicent del Raspeig0
92Cuenca0
93Ávila0