10 de agosto de 2021

Asustando al personal con cifras imposibles.

Una vez más he conocido gracias a Jesús (@juvenal_tw) una burrada vergonzosa en un medio de comunicación español de los supuestamente serios. Salió el domingo en La Razón, en su edición en papel, con este titular espectacular:

1.554.000 contagiados tras la pauta completa

Esta es la imagen de la edición en papel, que mostraba Jesús en su tweet:



[En la web han cambiado el titular por este otro: "1.554.000 españoles se han vuelto a contagiar de covid". ]

A cualquiera que haya seguido las noticias sobre el coronavirus y las vacunas le tienen que sorprender al menos dos cosas del titular.  Primero,  ninguna administración está publicando sistemáticamente datos sobre infectados vacunados y sin vacunar.  Por lo tanto, el dato anunciado sería una primicia tremenda, a la que el periodista ha debido de llegar tras alguna complicada indagación,  que el lector espera que se le explique en la noticia.  

Segundo, el número parece muy alto. Si vamos por aproximadamente un 60% de españoles vacunados con pauta completa,  o sea,  de memoria,  unos 27 o 28 millones,  1,5 millones representarían entre un 5 y un 6 por ciento de los vacunados. Son muchísimos,  teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de ellos han recibido la vacuna en los últimos dos o tres meses.

¿Es posible que uno de cada veinte vacunados con pauta completa se contagie en tan poco tiempo? Me parece que va contra todo lo que sabemos de las vacunas.  Además,  tirando ya no de memoria, sino de datos publicados, resulta que el total de contagios registrados a finales de  diciembre,  cuando comenzó la vacunación, eran 1,9 millones. Es decir, menos del 5 por ciento de los españoles fueron diagnosticados en los 10 primeros meses de la pandemia, sin vacunas. ¿Y en solo tres o cuatro meses se habrían contagiado el cinco o el seis por ciento de los vacunados? Aun contando con que en la primera ola se diagnosticaron muchas menos infecciones de la reales, sería asombroso.

Visto de otra manera, el total de contagiados registrados en España es de 4,6 millones. Si restamos los 1,55 millones del titular, tendríamos que en unos 17 meses se habrían detectado en España unos 3,1 millones de contagios en personas sin vacunar, y solo en seis meses 1,55 en la población vacunada.

Además, los contagios conocidos en 2021 son 2,7 millones. ¡Los 1,55 millones del titular serían más de la mitad de los contagios desde enero! Y eso, recuerdo, con la mayoría de esos vacunados en los últimos tres meses. O el periodista de La Razón ha encontrado datos de relevancia mundial o ha metido la pasta hasta el fondo. 

Es lo segundo, claro. Veamos de dónde salen los 1,55 millones de vacunados contagiados. Primer párrafo de la noticia: 

"El 59,5% de la población ya está vacunada con las dos dosis. Y un 5,5%, estos [sic] es, 1.554.000 españoles, han contraído la covid." 

[De nuevo, el texto web es ligeramente distinto: "El 59,5% de la población ya está vacunada con las dos dosis. Y un 5,5%, estos es, 1.554.000 españoles, han vuelto a contraer la covid."]

Vale. Esa cuenta coincide con la nuestra, hecha de memoria. 1,55 millones son un 5,5% de los vacunados.  ¿Y cómo sabe el periodista que se han contagiado ese número de personas con pauta completa?

Pues no lo sabemos, porque no lo explica. El bombazo informativo empieza y acaba en esas frases iniciales. No hay nada más. Simplemente lo afirma y debemos creerle, porque el resto de la noticia se dedica a explicar que las vacunas no son eficaces al 100%, a contar casos concretos de personas vacunadas y contagiadas, a dar consejos para seguir protegiéndonos...

Pero, pero, pero... Entonces, ¿se lo ha inventado? 

Es difícil saberlo, pero creo que no. Les contaré mi sospecha. Si ustedes tienen otras, les ánimo a que las compartan en los comentarios. Fíjense que en su frase inicial dice primero el porcentaje y luego el número absoluto, como si el segundo lo hubiera calculado a partir del primero. Y el 5,5%, ¿de dónde vendrá?  Mi hipótesis es que viene de una gigantesca incomprensión de lo que significan los porcentajes de eficacia de las vacunas. Partiendo de que la eficacia media de las dos mejores vacunas es un 94,5%, entonces no son eficaces en el 5,5% de los casos... Luego, ¡al menos el 5,5% de los vacunados se contagiarán (poniéndose en una estimación optimista que ignora que otras vacunas son menos eficaces)! Y al parecer, piensa el periodista, lo harán de manera inmediata, y por tanto, en España, ya se han contagiado 1,55 millones de vacunados con pauta completa.

Pero eso, claro, no es lo que dice la eficacia de las vacunas, que lo que significa es que, a igualdad de condiciones de exposición y difusión del virus, en una población dada los vacunados se contagiarían a una tasa que sería el 5,5% de la de los no vacunados. 

Dicho de otra forma, solo si ahora de pronto en España elimináramos todas las restricciones y el virus en 2 o 3 meses contagiara a todos los no vacunados  (olvidando, por simplificar, la inmunidad de grupo), podríamos esperar que un 5,5% de los vacunados también se contagiase (suponiendo, también por simplificar,  iguales comportamientos de unos y otros e ignorando, que su distribución por edad es diferente). En realidad serían algunos más, dado que la eficacia de otras vacunas es menor. 

Pero obviamente ese supuesto no ha sucedido. De hecho, desde finales de febrero, cuando empezó a acelerarse la vacunación (solo 1,8 millones tenían pauta completa entonces), ha habido en España una tasa acumulada de contagios de aproximadamente un 3% de la población. Poco más de 1,4 millones de contagiados... Pero 1,55 entre los vacunados. Todo disparatado, absurdo e inaceptable, en un periódico que se pretende parte de la prensa digna.

1 de agosto de 2021

Multiplicando por 1.000 las superficies quemadas

Una entrada breve para esta noticia de El País que me manda Jesús (@juvenal_tw). Se titula "Dentro de la pesadilla de fuego que abrasa Estados Unidos" y en la edición en papel ocupa una página completa, con un buen apoyo gráfico: dos mapas con diferente detalle, una foto de satélite, y un diagrama de barras con los datos de los mayores incendios. Es este:

La pena es que en él alguien se ha hecho un jaleo, tal vez por la clásica duda sobre las comas y los puntos para los decimales en fuentes en español y en inglés, pero en todo caso ha multiplicado por mil el tamaño real de los incendios. Sumando los datos de esos 10 incendios salen unos 5,7 millones de km cuadrados. Como me dice Jesús, eso sería ya más de la mitad de la superficie total de los Estados Unidos.

Va a ser que no, claro, y de hecho en uno de los mapas aparece la extensión correcta del incendio mayor, el de Bootleg, que es de 1.672 km2, 1.000 veces menos de lo que pone en el gráfico.

Más claramente incluso que en mi otra entrada de esta mañana, la culturilla general debería haber salvado a quien hizo el gráfico. Hay que tener en la cabeza ciertas cifras básicas sobre el mundo alrededor, porque una técnica rápida para evitar cometer errores con números grandes sobre cosas que no conocemos es ponerlos en relación con cosas que conocemos. Así, si uno lee que hay un incendio en cualquier lugar del mundo de 1,6 millones de kilómetros cuadrados, debe saber inmediatamente que hay un error, al ponerlo en relación con la superficie de algún lugar que conozca (su país, su comunidad autónoma...). 

A mí se me quedó clavada en el colegio, por ejemplo, por ser un número muy redondo, la superficie de España: más o menos medio millón de kilómetros cuadrados (en realidad son 506.000). Por tanto, inmediatamente sé que no ha habido un incendio en Estados Unidos que cubre 1,6 millones de kilómetros cuadrados. Si lo leo, sé que está mal. Y si me sale al hacer una conversión de hectáreas, acres, o cualquier otra cosa, también sé que está mal. Algo así le debería haber pasado a quien ha hecho la gráfica de El País, o a algún otro de los miembros del equipo (como el que ha hecho el mapa, con el dato correcto). Evidentemente, no ha sido así, y ha llegado hasta el papel un gráfico con datos completamente locos.

Las 25 ciudades supercontaminantes que no lo eran tanto

Las malaprensas que más me sorprenden son las que gritan a voces, desde su propio titular, que tienen que ser falsas. Esto me ha pasado esta semana con esta noticia que vi que había publicado El Confidencial:

25 megaciudades producen el 52% de las emisiones de gases de efecto invernadero

Es el tipo de afirmación que cualquier persona con un poco de culturilla general debería inmediatamente reconocer como falsa. Y se supone que los periodistas deberían tener algo más que un poco de culturilla general. Venga de donde venga la noticia, la primera reacción antes de publicarla ha de ser: "un momento, esto está mal, hay que averiguar más".  Como suelo decir de broma en mis charlas a periodistas: si te llega una información que dice que en el accidente que acaba de suceder han muerto los 23 ocupantes de un Seat Ibiza, no lo publicas. Incluso si te dicen que lo ha dicho el sargento de la Guardia Civil que está en el lugar del accidente. O no es un Ibiza, sino otro vehículo, o hay otros vehículos implicados, o no todos los fallecidos estaban dentro del coche, o el número está mal copiado y eran 2 ó 3... o lo que sea, pero no lo publicas, porque sabes que está mal. 

Pues esto es lo mismo. Por culturilla general debemos poder hacer cálculos mentales rápidos sobre varias cosas que nos dicen que ese titular tiene que ser erróneo. Las 25 megaciudades más contaminantes (que no tienen por qué ser las más grandes) ¿qué proporción de la población mundial pueden tener? No hace tantos años que se calculó que por primera vez más de la mitad de la población del mundo vive en zonas urbanas. Imaginemos, a bulto y por lo alto, que uno de cada 10 habitantes de ciudades viven en esas 25 megaciudades con mayores emisiones. Serían el 5% de la población mundial. Sus emisiones per cápita tendrían que ser unas 10 veces la media mundial para emitir la mitad de todos los gases. Lo cual podría ser, tal vez, si todas esas megaciudades estuvieran en países ricos... pero uno también debería saber por culturilla general que la mayoría de las megaciudades están más bien en países de desarrollo medio (les hago spoiler: en la propia noticia dice que 23 de las 25 están en China). 

Total, que no es posible. Lo sé con un "cálculo de servilleta", que sería claramente erróneo solo si las 25 ciudades tuvieran mucho más del 10% de la población urbana mundial, lo que parece muy improbable. Como en el accidente del Ibiza, hay que indagar un poco para ver qué está mal. Buscando la noticia en inglés encuentro que algunos medios titulan como El Confidencial (en todas partes cuecen habas), pero otros como Yahoo News titulan así: "Just 25 megacities emit 52% of all urban greenhouse gas emissions". ¡Ah, la diferencia es importante! Es el 52% de las emisiones urbanas, no de todas las emisiones del mundo. Pero me sigue pareciendo raro, ya que en general sí es probable que los habitantes de las ciudades tengan en promedio una emisión per cápita mayor que los de zonas no urbanas. Por lo tanto, la mitad urbana de la población mundial debe de emitir bastante más de la mitad de las emisiones, tal vez un 60% o un 70%. Y por lo tanto, el 52% de esas emisiones seguría siendo un porcentaje muy alto de las emisiones totales (tal vez un 30% o un 35%). Mucho para 25 ciudades (aun sin saber cuáles son).

Para resolver el misterio hay que ir a la fuente original, que encuentro con facilidad. Es un estudio científico de acceso abierto. Investigadores de varias universidades de Guangzhou, en China, querían estudiar la contribución al cambio climático de las grandes ciudades, su distribución por sectores, y las posibles estrategias de reducción de emisiones. Para ello han hecho un estudio de 167 "áreas urbanas globales", con una distribución geográfica y de tamaños adecuada para que sean "representativas" (no en un sentido estadístico) de las grandes zonas urbanas del mundo. Han calculado para cada ciudad sus emisiones totales y por sectores (transporte, viviendas, actividades comerciales, industria, agricultura...) y han hecho estimaciones sobre cómo pueden reducir sus emisiones. Es importante subrayar que no son las 167 mayores ciudades del mundo, ni las 167 con más emisiones. Son simplemente 167 ciudades y zonas urbanas seleccionadas con las que se pretende representar al conjunto de las grandes áreas urbanas. Por ejemplo en España, por lo que se deduce de los mapas, han tomado, con Madrid y Barcelona, a Zaragoza, que es más pequeña que Valencia y Sevilla, que no se estudian.

Y aquí viene la frase que ha generado el lío. En las primeras líneas de la presentación de sus resultados dicen esto: 

The total and per capita GHG emissions of the 167 cities are mapped in Figure 1. As shown in Figure 1a, the total GHG emissions ranged between 3.5 kt CO2-eq and 199.7 Mt CO2-eq. The top 25 (15%) of the 167 cities accounted for 52% of the total GHG emissions...
Se lo traduzco: 

Las emisiones de GEI totales y per cápita de las 167 ciudades se mapean en la Figura 1. Como se muestra en la Figura 1a, las emisiones totales de GEI oscilaron entre 3,5 kt CO2-eq y 199,7 Mt CO2-eq. Las 25 principales (15%) de las 167 ciudades representaron el 52% de las emisiones totales de GEI ...

¡Acabáramos! ¡Las 25 ciudades con más emisiones de las 167 incluidas en la lista representan el 52%... de las emisiones de esas 167 ciudades! En ninguna parte del texto se dice cuál es la suma de las poblaciones o el total de emisiones de las 167 ciudades, y por tanto, no se puede saber cuánto pesan esas 25 ciudades más contaminantes en el total mundial. 

Pero atención: la lista de las 25 ciudades, con sus emisiones, sí que aparece en El Confidencial, supongo que a partir de una nota de prensa. Las podían haber sumado ellos mismos y ver que en total emiten, según el estudio, 2.058,59 Mt CO2-eq. Por otro lado, en el Banco Mundial podemos ver que en 2018 las emisiones de todo el mundo fueron unos 45.900 Mt CO2-eq. Y por tanto, las emisiones de esas 25 ciudades serían aproximadamente el 4,5% del total mundial.

Ni en un Ibiza se matan 23 ni 25 ciudades emiten la mitad de los GEI del mundo. El dato cierto es menos de la décima parte, y averiguarlo exigía copiar 25 datos en una hoja de cálculo, sumarlos, hacer una búsqueda rápida en Internet, y calcular un porcentaje. Una comprobación simplicísima que está al alcance de cualquier periodista. Pero que requería pararse un poco a pensar si lo que se estaba contando era posible. Un poco de sentido común, o el famoso crap detector, tendría que haber hecho saltar las alarmas.

De todas maneras, visto en qué consiste el estudio, el tema del titular no tiene ningún sentido, porque "las 25 más contaminantes" de un grupo de 167 ciudades que ni son las mayores, ni las más contaminantes del mundo, es un conjunto que no tiene mayor interés. Todavía más divertido: con un poco más de trabajo del que le pedía al periodista más arriba he buscado en Internet la población de cada una de las 25 metrópolis, y la suma aproximada de las estimaciones recientes da unos 280 millones de habitantes, que vienen a ser algo menos del 4% de la población mundial. O sea que la noticia sería que el 4% de la población mundial produce el 4,5% de las emisiones o algo así. Impresionante.

En fin, la posible noticia del estudio (si es que existe) no estaba ahí, y de hecho, la mención citada más arriba aparecía al comienzo de la sección de resultados, de pasada, y sin darle mayor importancia. Sospecho que alguien en la oficina de prensa de alguna de las universidades implicadas vio el dato, lo interpretó mal (a sabiendas o no), y lo convirtió en "gancho" de la nota de prensa, en la que algunos cayeron a medias, como Yahoo News, y otros, como El Confidencial, cayeron del todo. Y así escribieron un titular disparatado sobre un estudio que tampoco aportaba, en realidad, mucho material noticioso. Pero eso sí, en la oficina de prensa de las universidades de Guangzhou les salen una estadísticas estupendas de repercusión en los medios.

30 de julio de 2021

Séptima palabra, primer error

 Veo hoy en Elpais.com una noticia con este titular:

Cómo aprovechar mejor Gmail y cuáles son sus alternativas

Como viejo usuario (enseguida verán por qué lo subrayo) de Gmail, y defensor acérrimo, siempre me interesa conocer nuevos trucos. Aunque a veces este tipo de artículos son decepcionantes, y cuentan cosas de nivel principiante que un usuario con experiencia ya conoce. Pero en fin, démosle su oportunidad.

Primera fase del primer párrafo:

Gmail irrumpió en el mercado en 2009.

¿Seguro? Esta es una captura de pantalla del mail de bienvenida que recibí cuando usé por primera vez gmail (sí, lo guardo):

 

Mail de bienvenida de Gmail, en inglés, fechado en 2004

En aquel mensaje me hablaban de que Gmail estaba en pruebas. Y en efecto, según parece, aunque el servicio se lanzó el 1 de abril de 2004, durante casi tres años el acceso era por invitación (cada usuario podía invitar a un cierto número de personas). Pero el número de invitaciones fue creciendo, hasta que en febrero de 2007 el servicio se abrió a todo el mundo. Parece que al redactor de la noticia le ha despistado el dato de que fue en 2009 cuando se dejó de considerar en fase beta, según la Wikipedia.

Total, que un artículo sobre Gmail arranca con una breve frase, de siete palabras, con un solo dato sobre Gmail, que es erróneo. Si no es el récord de Malaprensa, debe de estar cerca. Es un error "intrascendente", de esos que muchos en la prensa española piensan que no hay que corregir, porque no hay ningún perjudicado que vaya a llamar al periódico quejándose de algo que le afecta.

Pero es una pésima manera de empezar un texto, con un dato erróneo fácilmente comprobable. Y claro, uno piensa, ¿me puedo fiar de quien es tan descuidado?