25 de junio de 2004

El monopolio de la virtud

Un problema con la deferencia con la que los medios tratan a las ONGs y otras organizaciones defensoras, aparentemente, de causas meritorias, es que a veces se las convierte en portavoces casi monopolísticas de la virtud. Lo que ellas aprueban, está bien, y lo que ellas no bendicen, es sospechoso.

El Mundo del 25 de junio (de pago) publica una noticia con el titular siguiente:"Sólo el 14% de la madera que se importa procede de bosques sostenibles". Pero inmediatamente informa la noticia de que "sólo el 14% de la madera importada procede de explotaciones forestales certificadas", según el director de la Asociación Española de Importadores de Madera (AEIM).

De un plumazo, el redactor ha identificado "certificadas" (por vaya usted a saber qué autoridad) con "sostenibles". Olé.

Esta identificación es especialmente torpe, dado que la información procede de una asociación de importadores, que deja ver en el texto que desearía que esta madera certificada, que es un poco más cara, fuera más demandada. Pues nada, con la ayuda de periodistas chapuceros, tienen la campaña de marketing hecha.

Comentarios hasta el 26-12-09

Con un poco de suerte, aumentan las importaciones de madera certificada y podemos rellenar el cráneo de muchos periodistas con serrín certificado, no vaya a ser que la tontería que les invade no sea sostenible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.