26 de enero de 2005

Aún hay más

Parece que esta es la semana nacional de la estadística falsa sobre Internet y nuevas tecnologías. A las hinchadas cifras sobre Wi-Fi y banda ancha en los hogares se suma ahora lo siguiente: "El 20% de los europeos alarga su jornada laboral para conectarse" (El País), recogido también como "El 20% de los europeos se queda en la oficina despues de trabajar para conectarse a Internet"en el ABC.

Bastan unos segundos para darse cuenta de que literalmente la noticia no puede ser cierta, porque una parte importantísima de "los europeos" no tiene conexión a Internet en su puesto de trabajo. En parte eso queda capturado implícitamente en la expresión de ABC de que se quedan "en la oficina", lo que sugiere que la población de referencia excluiría a los millones de personas que no trabajan en una mesa con un ordenador.

Supongamos entonces que lo quisieran decir fuera que, de los europeos con conexión a Internet en su puesto de trabajo, el 20% se queda un rato después de acabar la jornada laboral para consultar cosas en la red. Aún así, ¿alguien se lo cree? ¿cuántas personas conocen ustedes que podrían responder afirmativamente a esta pregunta? ¿una de cada cinco?

Aunque es verdad que la "sociología de proximidad" (o sentido común) juega malas pasadas (como pasa a quien no entiende que el partido A gane las elecciones, cuando él sólo conoce a gente que vota al partido B), si se practica bien es una herramienta esencial para detectar errores o disparates. Y este es casi con seguridad el caso: los textos no son muy precisos, pero se nos informa de que el estudio se ha realizado "a partir de información de 5.000 lectores 'on line' de los principales periódicos europeos, incluidos los españoles".

Estamos casi con seguridad, entonces, ante un cuestionario autoadministrado, con una muestra auto-seleccionada, entre personas que leen los periódicos en Internet. Representatividad, por tanto: ninguna. Validez de las conclusiones, en relación incluso con la población que tiene acceso a Internet en el trabajo: cero.

Explicaciones de por qué esto sale en los periódicos como si tuviera algún valor: tampoco se me ocurren.

Comentarios hasta el 27-12-09

La de las encuestas autoadministradas es una de las plagas informativas de nuestro tiempo. Pero los primeros pecadores somos los "científicos sociales", encantados de no tener que mendigar fondos para financiar una encuesta como Dios manda: haces el cuestionario, lo pones en "html" (es un decir), lo publicitas un poco entre tus amigos periodistas o entre tus alumnos y compañeros de Facultad, y ya está, a esperar a que se vaya rellenando solito. El último caso es el del portal www.tusalario.es. Véase mi comentario al respecto aquí:http://www.liberalismo.org/bitac...26/ #comentarios.

¿Sabrá el redactor de la noticia lo que es un periódico on-line o leer un periódico on-line? ¿Y autoadministrar un cuestionario?. Si no lo sabe, debería saberlo porque para eso escribe sobre ese tema y hacerse las preguntas correspondientes sobre qué nos está diciendo la noticia además de lo que esté explícitamente escrito en la nota de prensa o referencia que le haya llegado. Estamos ante un artículo con firma, no ante una nota de agencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.