11 de abril de 2005

Para qué sirve un gráfico

Sé que me repito. Pero hay ciertas cosas que hay que volver a contar de vez en cuando. Por ejemplo, que los gráficos se añaden a los textos (periodísticos y otros) para mejorar la comprensión del texto. Los gráficos "truncados", es decir, aquellos que en uno de sus ejes (normalmente el de ordenadas, el eje vertical) no empiezan desde cero, pueden darnos impresiones muy deformadas de la realidad.

Ejemplo de hoy en El País (€):



Los dos gráficos distorsionan severamente la impresión visual sobre:
- la distancia en la motorización (vehículos/1.000 habs) entre España y otros países;
- el aumento en la motorización entre 1995 y 2002 en todos los países;
- el ritmo de aumento del parque de vehículos en España entre 1991 y 2004.

¿Por qué truncan los ejes verticales los autores de estos gráficos? Sospecho que lo que piensan es que si no lo hacen las diferencias entre las diferentes barras (de distintos países, o de distintos años) no se distinguen bien, o no se aprecian bien los cambios. Pero el objeto de un gráfico no es que las diferencias entre años o países se vean siempre muy grandes. El objeto es ilustrar precisamente sobre las dimensiones de esas diferencias. Si son muy grandes, estupendo. Pero si son pequeñas, y truncamos el eje vertical para que parezcan grandes, traicionamos completamente el significado y la utilidad de los gráficos.

El truncado es totalmente engañoso y arbitrario. ¿Por qué la base del gráfico de la izquierda es 350 y no 300 ó 250? ¿Por qué la de la derecha no es 5? ¿Por qué no truncar también este gráfico, que aparece debajo, por ejemplo en el nivel 0,5?



Probablemente, el autor del gráfico ha pensado que aquí no era "necesario" truncar, porque incluso partiendo de cero, se veía claramente una fuerte pendiente ascendiente. En cambio, en los otros dos gráficos, si de deja el eje vertical partiendo de cero saldrían columnas demasiado parecidas, y las diferencias entre ellas no se apreciarían mucho. Pero ese es precisamente el objeto del gráfico: ilustrar visualmente sobre las relaciones entre datos.

Sospecho que todo esto pasa por que los gráficos se dejan en manos de personas preocupadas por el aspecto, y no por el contenido. Alguien debería supervisarlos para que no se deforme la realidad, como en este caso, para conseguir que los gráficos tengan mucha pendiente y las diferencias entre barras sean muy visibles.

Comentarios hasta el 27-12-09

Tienes razón, Josu, pero es una práctica demasiado habitual. Y más si esa pendiente pronunciada va acorde a la "tesis" del artículo. A veces una imagen lo emborrona todo.

A mi modesto entender, existe una buena razón para truncar los ejes de un gráfico, que es la del espacio. En los dos ejemplos que pones, la altura del gráfico hubiera crecido un 58% (350/600) y un 45%, respectivamente. Ese incremento es mucho más moderado, del 20%, en el tercero (el que no está truncado) si cortamos los datos de la población inmigrante en 0,5 millones (que parecería el punto obvio). Para conocer el valor del espacio en un periódico impreso basta con saber las tarifas por centímetro cuadrado (en la edición por internet, que es la que citas, el problema no es tan acuciante, aunque cabe preguntarse hasta qué punto es razonable exigirle a un periódico que haga dos informaciones distintas).
Sobre el punto en el que se trunca, reconozco que es arbitrario, pero sólo hasta cierto punto. Dado que en el eje vertical se hacen marcas cada tantas unidades (50, 2 y 0,5 respectivamente en los tres gráficos presentados), lo lógico es hacerlo en la primera o segunda marca que superan todos los datos presentados.
En resumen, y aunque uno podría ir tan lejos como para acusar al país de "trucar" sus gráficos para que el crecimiento de la inmigración quede camuflado, creo que se trata más bien de algo relativamente transparente, ya que esta práctica es común, no sólo en el periodismo, y en cualquier caso se presenta información suficiente como para interpretar el gráfico sin truncamiento. Tampoco creo que pedirle este tipo de "alfabetización" al lector sea exigir demasiado.

Como Josu no dice nada, lo digo yo: MALAPRENSA ha quedado finalista en los Premios 2004 de bitacoras.com en dos categorías:
Mejor Bitácora Novel y Mejor Bitácora Europea.
¡ENHORABUENA!
Un merecido reconocimiento a la labor de Josu.
(que conste que fui uno de los primeros en descubrir Malaprensa y siempre supe que triunfaría )

Discrepo seriamente de Uno que pasa, por dos razones. El argumento del espacio no tiene valor, porque la escala la escoge el que hace el gráfico. Puedes meter la escala de 0 a 600 en el mismo espacio que de 350 a 600.
Seguno punto, más importante, al truncar la escala, las proporciones entre barras no significan nada. El gráfico ya no sirve para nada, porque tengo que ir mirando la escala a la izquierda, ver el número aproximado que cada barra representa, y entonces intentar hacerme una idea mental, de las proporciones entre países, huyendo mentalmente de lo que mis ojos me están enseñando. Sería mucho mejor una tabla con los datos exactos. En el espacio que ocupa el gráfico de la izquierda, por ejemplo, cabrían perfectamente cinco líneas con los nombres de los países, y dos columnas sucesivas con los datos (exactos) de 1995 y 2002. Incluso podría usarse un tipo de letra bastante mayor. La información sería mucho mejor que la que da el gráfico porque tendríamos los datos numéricos exactos, y no tendríamos una impresión visual FALSA.

estoy de acuerdo con Josu, eso de que el lector tenga que completar mentalmente un gráfico que se ha creado a propósito para que entienda mejor los datos, es un contrasentido

y es cierto, que truncar el gráfico deforma la impresión sobre los datos... qué curioso que sea justamente el de inmigración el que no ha sido truncado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.