27 de abril de 2006

Derechos humanos de los simios

De una manera u otra, seguro que han leído u oído ustedes en los últimos días lo de la moción presentada por el grupo socialista en el Congreso, pidiendo que se reconozcan los "derechos humanos" de los simios. La cosa es tan chocante que ha dado lugar a muchísimas bromas, a comentarios despectivos, e incluso ha llegado a los medios de otros países.

Lo cierto es que en la moción no aparece la expresión "derechos humanos", tantas veces entrecomillada en tantos medios. Ni siquiera aparece la palabra derechos. El texto de la moción está aquí (gracias a Juan Ángel Conca por el envío) y en el Boletín Oficial del Congreso de los Diputados (PDF, pag. 23-24). Las partes más polémicas serían estas:
Desde hace años, existe un programa internacional – no gubernamental -para la ampliación de la igualdad, denominado Proyecto Gran Simio, que pretende preservar y proteger del maltrato y la muerte a estos compañeros genéticos de la humanidad.
...
El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a declarar su adhesión al Proyecto Gran Simio y a emprender las acciones necesarias en los foros y organismos internacionales, para la protección de los grandes simios del maltrato, la esclavitud, la tortura, la muerte y extinción [negritas mías].
¿Y en qué consiste el Proyecto Gran Simio? Pues esto es lo que dicen las primeras líneas de su página web:
Sobre el PGS...es una idea, un libro y una organización.
  • La idea es radical pero sencilla: incluir a los antropoides no humanos en una comunidad de iguales, al otorgarles la protección moral y legal de la que, actualmente solo gozan los seres humanos.
  • El libro, trabajo colectivo de un grupo de científicos e investigadores, expone un argumento multifacético en contra de la irracionalidad negación de derechos fundamentales a seres que no son miembros de nuestra propia especie, pero que evidentemente poseen muchas características que consideramos moralmente importantes.
  • La organización es un grupo internacional recientemente establecido, fundado para trabajar por la supresión de la categoría de 'propiedad' que ahora tienen los antropoides no humanos y por la inclusión inmediata en la categoría de personas.
  • Nuestro objetivo a largo plazo es conseguir una Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Grandes Simios Antropoides. Cuando se consiga este resultado histórico, defenderemos el establecimiento de territorios protegidos para que los chimpancés, gorilas y orangutanes puedan seguir viviendo como seres libres por sus propios medios [negritas mías, de nuevo].
Son propuestas chocantes, que seguramente a una buena porción de la población le sorprenderán. No me parece mal que se escriba una noticia subrayando los puntos más estrafalarios. Pero, ¿Por qué entrecomillar "derechos humanos" cuando tal expresión no aparece en ningún lado? ¿Por qué no titular: "El PSOE apoya una moción que propone considerar a los grandes simios como personas" o "El Grupo Socialista propone incluir a los grandes simios en una comunidad de iguales con los humanos"? Ambas frases son llamativas, se refieren a los aspectos más polémicos de la proposición... y son veraces. ¿Ni siquiera cuando la verdad es ya espectacular y chocante se puede hacer un titular que no la exagere?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.