18 de abril de 2006

Números y numeritos

A algunos les chocará que yo lo diga, pero lo de estos días en nuestros medios con las cifras de muertos de tráfico me parece lamentable y obsesivo. Verán, ayer me pasé cuatro horas de conducción, acompañado por lo que parecía un inacabable y único programa que se extendía por todas las emisoras, repitiendo como papagayos la última ocurrencia de la DGT ¿habrá o no habrá más muertos esta semana santa que el año pasado? ¿Se sobrepasarán los 105?

Pues vaya, sí que se sobrepasaron. Lo que, como era de temer, ha dado lugar a todo tipo de intepretaciones ramplonas, como esta (por todas) de El País, que decía en portada que "El descenso de muertes en carretera se rompe en esta Semana Santa", y remitía a esta noticia, que comenzaba así:
Los accidentes de tráfico registrados desde el día 7 hasta las ocho de la tarde de ayer no sólo han hecho añicos la vida de 105 personas, sino que también han quebrado una tendencia a la baja que se creía consolidada después de que 2004 se cerrara con un 12,7% menos de víctimas mortales en carretera y de que en 2005 ese descenso alcanzara el 5,2%. El balance de los tres primeros meses de este año también apuntaba un ligero descenso del 5,1%. Sin embargo, a falta de cuatro horas para que concluyera la operación especial de Tráfico se había igualado la cifra de muertos de toda la Semana Santa de 2005.
Vaya, la tendencia de dos años quebrada en una semana. Qué lástima. También en Navidad se "rompió la tendencia". Alguien debería explicar a esta gente que las series estadísticas tienen dientes de sierra, oscilaciones en torno a la tendencia, y que estos son más pronunciados cuanto más pequeño es el fenómeno que miramos. Así, la variación en los muertos en carretera anualmente, según el propio El País del día 10 de abril, ha sido esta, en los últimos años:


Una evolución suavemente descendente (por cierto, con lo que les gustan las escalas truncadas, ¿por qué esta vez me hacen caso?), sin fuertes altibajos. Miren en cambio las cifras sólo de las semanas santas, casi en los mismos años, según Elmundo.es de hoy:

Arriba, abajo, arriba, abajo.... Fíjense, sobre todo, en los años 98 a 2001: fuertes oscilaciones, de gran intensidad... que no tienen nada que ver con lo que pasó en el conjunto de los años respectivos (en el gráfico anterior). Una semana, por muy santa que sea, ni rompe ni deja de romper ninguna tendencia. Es un tiempo demasiado corto y con un número de casos demasiado pequeño para poder extraer conclusiones.

Por mucho que la DGT haya tenido la mala idea de centrar su campaña en el numerito de la semana, ese numerito no significa casi nada. Y aunque ahora les sacudan diciendo desde la oposición, u otras fuentes, que "han fracasado" con su campaña, es tan falso como que ellos se atribuyeran el "éxito" si hubiera habido 90 muertos. En ambos casos se trataría de oscilaciones erráticas en torno a una tendencia, y es imposible distinguir a corto plazo la parte de información (tendencia) de la parte de ruido (variación impredecible en torno a la tendencia).

Las tendencias no se ven con variaciones entre dos periodos de 10 días. Se ven comparando muchos periodos, mucho más largos (años). Y como ha mostrado Wonka en la anotación de la que les he hablado antes, la tendencia en España es a una reducción enorme de las muertes por tráfico, en números absolutos, y sobre todo en relación al número de viajes realizados.

Pero esperen, que hablando de tendencias, tengo una "primicia" que contarles. Es secretísima (está en la web de la Unión Europea, terreno vedado para el periodismo hispánico). Resulta que España es el tercer país de la UE que más ha reducido proporcionalmente su tasa de mortalidad por tráfico (muertos por millón de habitantes) en los últimos quince años (más precisamente, de 1991 a 2004), con un descenso del 50,2%; sólo superada por Portugal y Estonia, aunque casi empatada con Alemania, Francia y Luxemburgo. Naturalmente, nuestro punto de partida era mucho peor, pero eso quiere decir que vamos en la dirección correcta. También quiere decir que todo lo que nos cuentan de lo muchísimo que van a mejorar las cosas con el carnet por puntos importado de otros países a lo mejor no es tan fantástico: en Francia lleva, según parece, desde 1992, y la reducción es muy similar a la nuestra; en Italia no sé cuando se implantó, pero su record desde el 91 es peor que el español (-32%).

En fin, que una vez más me da la impresión de que todo el país gime y aulla por los muertos y se pregunta, una vez tras otra ¿qué hacemos? ¿qué hacemos? Pues para empezar a discutir a mí me gustaría tener todos los datos sobre la mesa. La DGT no se molesta en darlos y los medios no se molestan en buscarlos. Pero eso sí, dedicamos horas y horas a "opinar" por la radio sobre lo que hay que hacer para resolver el problema. ¡¡¡¡Pero si no lo conocemos, cómo lo vamos a arreglar!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.