16 de junio de 2006

200 millones de europeos se dirigen a Castellón

Esta espantosa invasión podría hacerse realidad si fuera cierto lo que dice hoy el Periódico Mediterráneo:"La mitad de los europeos piensa en la Costa Azahar para comprar su vivienda". Pues sí que ha funcionado bien la propaganda de Marina d'Or.

Naturalmente, es falso. Lo que, según la noticia, dice un estudio sobre la demanda de vivienda vacacional, es que, de los extranjeros demandantes de vivienda en España (es decir, que están buscando comprar una casa en España) algo más de la mitad citan el litoral de Castellón "entre sus preferencias". Más precisamente:
De hecho, y según la encuesta del Grupo i, la Costa Azahar es el tercer destino en preferencias en el conjunto de los litorales españoles para adquirir una residencia, solo superado por la Costa Blanca de Alicante, preferida por el 71,8% de los encuestados, y la Costa del Sol, con el 64,1%.
Como se ve, los porcentajes suman más de 100, lo que quiere decir que cada entrevistado podía escoger más de una respuesta. Así que es imposible saber, con esos datos, qué porcentaje tomarían la Costa Azahar en primer lugar.

Todavía hay otro problemilla. Según la nota de prensa (el enlace directo no funciona):
Costa del Sol, Costa Brava y Costa Blanca son los destinos preferidos por los demandantes nacionales, británicos y alemanes, presentando un interés creciente las provincias de Murcia y Almería respecto a estos destinos tradicionales, hecho que se constata en la opinión de demandantes y promotores.
¿Pero no era la Costa Azahar la tercera más deseada? En fin, vaya usted a saber. Y eso, como me dice Marc Mesado (gracias por el envío), sin hablar de muestra, margen de error ni nada parecido, que vaya usted a saber cómo está hecho el estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.