16 de octubre de 2006

Salarios de miseria... o no tanto

Como ya sabrán todos ustedes, la Agencia Tributaria ha divulgado un informe sobre el "Mercado de trabajo y pensiones en las fuentes tributarias", con datos de los ingresos de los españoles en 2005 derivados de sueldos, prestaciones de desempleo y pensiones (que en jerga tributaria son todos "rendimientos del trabajo").

Los medios se han centrado, al contar el informe, en dos aspectos. El primero: que los ingresos de las mujeres asalariadas son un 30% menores que los de los hombres. La mayoría de los medios han entendido, e incluso subrayado a los lectores, que se trata de la comparación de todos los salarios de los hombres y todos los de las mujeres, por lo que no se trata, ni mucho menos, de personas ocupando los mismos puestos. Las diferencias se explicarían más porque las mujeres ocupand diferentes puestos, que porque haya discriminación estrictamente salarial. Algo vamos avanzando respecto a ocasiones anteriores.

Eso sí, algunos siguen recalcitrantes, inventándose lo que el informe no dice.
  • ABC inicia así su primer párrafo: Las mujeres españolas siguen cobrando menos que los varones a pesar de realizar trabajos similares.
  • Cadenaser.com: Los últimos datos del Ministerio de Economía y Hacienda sobre los salarios en España no han hecho sino corroborar los temores de muchos. Las mujeres españolas siguen cobrando menos que los varones a pesar de realizar trabajos similares y los jóvenes que se han incorporado al mercado laboral se unen al club de los ''mileuristas''.
Por otra parte, no he visto en ningún lugar que se señale que las diferencias pueden tener que ver también con el diferente tipo de jornada (hay muchas más mujeres que hombres en puestos a tiempo parcial).

El segundo asunto que ha obtenido muchas menciones es que los nuevos trabajadores (los que declaran por primera vez) tienen sueldos muy bajos. Literalmente, el informe dice lo siguiente: "prácticamente el total de las personas que se han incorporado en 2005 al mercado laboral, cobran menos de 2 veces el salario mínimo interprofesional (SMI), llegando incluso a producirse una recesión en el número de asalariados que cobran más de 4 veces el SMI." Y lo acompaña de esta tabla (click para ampliar):

Según ella, como destaca Cinco Días, la mitad de los nuevos asalariados ganan incluso menos que el SMI. ¿Ein? La cosa está muy malita, pero en realidad no tanto.

La tabla tiene dos problemas. Uno es que, como me dice Famelius (gracias por el envío), la tabla se refiere a las "variaciones" de cada uno de los grupos (por eso hay cifras positivas y negativas en las celdas). Por tanto, puede haber muchos miles de nuevos trabajadores que ganen por encima de 2 veces el SMI, pero que no se ven en la tabla debido a que se ven compensados por un número mayor, en cada celda, que sale del mercado laboral. En la propia tabla se ve que los que ganan de 2 a 2,5 veces el SMI son, "en total", 14.287 trabajadores, pero en realidad hay 26.280 mujeres trabajadoras más ganando ese sueldo, y 11.994 trabajadores menos. Si pensamos que a su vez, cada celda es un balance de entradas y salidas, podrían ser decenas de miles los nuevos trabajadores varones y mujeres que ganan un sueldo en ese rango, sin que se vean reflejados en la tabla, al ser compensados por otros que se retiran. No se puede decir, como han hecho los redactores del informe, que "prácticamente el total de los nuevos trabajadores" cobren menos de dos veces el SMI. Con esa tabla, simplemente, no lo sabemos.

Pero hay otro problema aún más grande. Hay que recordar otra vez que la estadística de Hacienda no se refiere a sueldos mensuales, ni a sueldos por hora, sino a ingresos totales en el año. Pero ellos mismos la pifian en su informe al comparar los datos anuales con lo que resultaría de aplicar, al conjunto del año, el SMI, ya que no todos los nuevos trabajadores trabajan todo el año.

Imaginen un estudiante, "nuevo trabajador", que ha trabajado tres meses de verano, a tiempo parcial, y ha cobrado 2.000 euros, pongamos por caso: aparece en la estadística como uno de los que ha cobrado menos de la mitad del SMI. Peor aún: si un recién licenciado entra a trabajar en octubre con un sueldo de 2.000 euros mensuales, en el conjunto del año recibirá 6.000 (o pongamos 7.000, con la extra), lo que le coloca también por debajo del SMI, cuando su sueldo es realmente casi cuatro veces superior. De hecho, suponiendo que los nuevos trabajadores se incorporaran más o menos uniformemente a lo largo del año, como media trabajarían seis meses, así que sus sueldos medios reales, por un año entero, serían aproximadamente el doble de los que la AEAT les adjudica. Lo que parece bastante más realista.

Alguien en la AEAT debería revisar la redacción de estos informes, porque la comparación con el SMI es equívoca. Y alguien en un periódico económico como Cinco Días tendría que haberse dado cuenta de que lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.