12 de febrero de 2007

¡¡¡Por Farruquito!!!

No, no estoy brindando. Es que me manda Jorge (gracias) este fantástico titular del Abc: "La fuga de conductores tras atropellos se reduce en un 50% por el caso Farruquito".

Fíjense en el por. La causalidad imaginada, esta vez no en la prensa socialdemócrata, como diría Espada, sino en la conservadora. Es una de las falacias más clásicas: Post hoc ergo propter hoc.

Pero agárrense, que estos son los datos:
El 4% de los conductores de Sevilla que atropellan a un peatón aislado o a varios en grupo se dan a la fuga tras el accidente, según las estadísticas de la Dirección General de Tráfico. El pasado año se produjeron 166 atropellos en la provincia de Sevilla y 7 conductores se dieron a la fuga a continuación, algunos de los cuales confesaron voluntariamente su participación en los hechos horas o días después, mientras que en otros casos fueron detenidos tras declaraciones de los testigos e investigaciones policiales.
Los conductores que se dieron a la fuga tras un atropello en Sevilla fueron 14 en 2004, cuando se produjeron 343 atropellos. En 2005, los atropellos fueron 281 y el número de conductores que huyeron tras el accidente fueron 12.
Que convertidos en tasas, resulta ser el 4,08% en 2004, el 4,27% en 2005, y el 4,22% en 2006. Lo que se ha reducido un 50% es el número de atropellos (llamativo: habría que saber si no han cambiado los modos de contar), lo cual es una noticia mucho más importante, creo yo, que la reducción (inexistente) de los fugados. Que oportunidad ha perdido el periodista de decir que los atropellos bajan a la mitad por el caso Farruquito. O por el cambio climático. O por la guerra de Irak.
****************************
Puedes votar por Malaprensa
en los premios 20Blogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.