17 de febrero de 2005

No sabe uno por dónde empezar

En estos días se han acumulado noticias y opiniones sobre el cambio climático, por la entrada en vigor del Protocolo de Kioto y la difusión del informe Evaluación Preliminar de los Impactos en España por efecto del Cambio Climático, cuyas principales conclusiones resumidas están aquí (tengan paciencia, porque la página del ministerio es anormalmente lenta).

Una vez más se cumple la ley de hierro de la malaprensa: cuanto más sabe uno de un asunto más errores reconoce en la información de prensa sobre el mismo. En este caso no es que yo sepa mucho de calentamiento climático, pero resulta que conozco muy de cerca al coordinador del informe y a varios de los autores (trabajamos en la misma facultad), por lo que tengo referencias muy cercanas de su asombro ante los prejuicios de los periodistas que les entrevistan y las distorsiones y simplificaciones de lo que aparece en prensa.

El tema tiene enjundia como para un texto largo, que quizá prepare dentro de unos días. Por hoy, podemos quedarnos con esta preciosa ilustración, que parecería inventada si no fuera cierta, de cómo la información se va degradando en el proceso fuente original-nota de prensa-noticia de periódico.

Texto del documento que resume las conclusiones:
En el interior peninsular los incrementos de temperatura con respecto al clima actual en el escenario A2 [el más desfavorable de los dos estudiados] alcanzan valores de 5 ºC a 7 ºC en verano y de 3 ºC a 4 ºC en invierno. En el escenario B2 [el más favorable] la distribución del calentamiento es similar a la del escenario A2, pero generalmente 1 ºC menos intenso. En la periferia de la Península e Islas Baleares, el calentamiento proyectado es unos 2 ºC menor que en el interior, y en Canarias unos 3 ºC menor que en el interior en verano y de 2 ºC menor en invierno.
Texto de la nota de prensa de la Universidad de Castilla-La Mancha:
Para el siglo XXI, las proyecciones de los modelos climáticos muestran una tendencia progresiva al incremento de las temperaturas. En el escenario más desfavorable estudiado, durante el periodo 2070-2100 podría haber incrementos de hasta 7º C en verano y de 4 º C en invierno.
Texto del titular de El Mundo de ayer:
La temperatura en España aumentará siete grados si no se frena el 'efecto invernadero'
¿No es fantástico? Aparte de que dicen "efecto invernadero", donde deberían decir "cambio climático" vean el salto entre el primer y el último texto: 7 ºC en el primer texto es el valor más alto de la horquilla de predicciones de aumento de la temperatura en el escenario más desfavorable, en verano, en el interior de la península. En el titular de El Mundo es el aumento de la temperatura predicho "en España".

El texto de la noticia sólo mejora levemente el disparate:
España podría convertirse en un horno dentro de 70 años.Esa es una de las conclusiones de la mayor investigación realizada hasta ahora en nuestro país sobre el cambio climático. Según el peor de los dos escenarios contemplados, durante las tres últimas décadas de este siglo las temperaturas se podrían incrementar siete grados en verano y cuatro en invierno.
Ya se reconoce que es el peor escenario, y que es en verano. Pero se omite que es la parte alta de una horquilla de dos grados, y que es sólo para el interior de la península.

Otra perla, en el subtítulo de El Mundo:
El nivel del mar se incrementará un metro, inundando las principales playas de nuestro país.
Nota de prensa:
La subida del nivel medio del mar para finales de siglo puede variar entre 10 y 68 cm.
¿De dónde sale lo de el metro? Ay, amigo, si la nota de prensa no es lo suficientemente alarmante, siempre se puede rebuscar en el texto original:
Los principales problemas del cambio climático en las zonas costeras españolas se relacionan con el posible ascenso del nivel medio del mar (NMM) (Fig. 14). Las proyecciones de los modelos varían entre 10 y 68 cm para final de siglo. Para finales de siglo es razonable esperar un aumento de 50 cm en el NMM, con 1 m como escenario más pesimista.
Agradezcamos al periodista su encomiable tarea de búsqueda de la información más alarmante posible. Y constatemos una vez más el rigor de nuestra prensa de pago, que siempre estará ahí para defendernos de las torpezas y manipulaciones de los periódicos gratuitos (puaj) y los blogueros (horror, horror).

Comentarios hasta el 27-12-09

A ver quién da con la expresión equivalente de traduttore, traditore para un caso como este de un científico cuya traducción mediática vía periodista da en tales falsedades. La acuña y pasa a la posteridad visto lo visto.

La temperatura en España aumentará siete grados si no se frena el 'efecto invernadero'
¿No es fantástico? Aparte de que dicen "efecto invernadero", donde deberían decir "cambio climático"

Esto es cierto, el efecto invernadero es el que provoca el calentamiento de la atmósfera que a su vez provoca el cambio climático.

Vamos a ver. Yo, como periodista, confirmo y comparto que las generalizaciones de la prensa dan lugar a no pocas inexactitudes y exageraciones, cuando no a resultados directamente risibles. Eso es cierto. Yo tengo una buena colección de gazapos e incongruencias coleccionadas. Por no hablar de faltas de ortografía.

Sin embargo, hay también que tener en cuenta cómo son los medios de comunicación, sobre todo los gráficos. Un titular es una 'cosa' de quizá quince centímetros de largo, en la que caben pocas palabras, y con la que hay que conquistar el interés del lector -o lectora- sobre el resto del artículo, en el que se puede ya especificar más.

Está de más, por tanto, señalar que un titular NO ES un texto científico y que en él no suele ser posible explicar a la perfección aquello de lo que se va a informar ¿Qué se hace? (que haría yo): Tomar el dato más espectacular sin falsearlo, eso sí, para captar el interés del lector. En el cuerpo de la noticia, dentro del espacio disponible y de acuerdo a la capacidad del lector (usted no puede explicar en la prensa cómo es la cadena de ADN a tal y como lo haría a un grupo de biólogos y genetistas, porque el 99,9% no se enteraría de nada) sí se puede ya concretar.

En el caso que nos ocupa, se toma la mayor temperatura posible del peor escenario posible. Otra cosa sería que en el texto las cosas se explicasen mal, que también puede suceder.

¿A donde voy con esto? Pues que la ciencia pide en este caso respeto escrupuloso con su trabajo, pero suele pedirlo sin conocer ni de lejos cuales son las características del medio al que se lo pide. ¿Por qué no publican ustedes directamente su estudio? Porque no lo lee nadie y, lo más importante, la situación de la que avisan pasaría desapercibida ¿Quieren que la gente lo sepa? Pues entonces debe publicarlo la prensa, pero tal y como la prensa publica las cosas, porque si ese informe aparece tal cual sale del departamento en las páginas de un diario, tampoco lo lee nadie.

En fin. Una vez tuve yo una discusión de más de una hora -educada- con un médico que me reprochaba que una información que me había dado apareciera en sesenta líneas. Yo le pregunté que si era inexacta, que si había falsedades, que si movía a error. Me decía que no, pero que no estaba 'completa'. Al final, el hombre acabó entendiendo mi argumento y es buen colaborador mío ahora pero no deja de ser una muestra de lo que apunto.

P.D.: Esto se refiere exclusivamente a este asunto de las temperaturas. El resto creo que están aquí con todo merecimiento.

Puntualizo: Donde dije 'los gráficos', quise decir 'sobre todo en el apartado 'gráfico', entendido como espacio disponible'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.