13 de mayo de 2005

El enchufismo en España, primera parte

El Correo de hoy dice que "Un informe del PP dice que en las empresas forales hay un 18% de 'enchufados' ". Resulta que los del PP han pedido a las 14 empresas forales (las que dependen de la Diputación) de la provincia de Vizcaya, en las que trabajan 673 personas, la lista de empleados completa, la han cruzado con listas electorales de los tres partidos que han gobernado allí en los últimos años y han encontrado que 91 de los empleados han sido candidatos en listas electorales del PNV, EA o PSOE, y otros 30 comparten los dos apellidos con algún candidato.

Según el PP, esta es sólo la punta del iceberg, porque por este procedimiento es imposible encontrar a esposos, cuñados, hijos y otros parientes de los candidatos. Sólo se puede localizar a candidatos y a sus hermanos.

La noticia critica que entre los 121 empleados contados por el PP se incluyen a los directivos, que suelen ser siempre cargos "de confianza", y por tanto, es difícil hablar de enchufismo por lo que a ellos respecta. Pero también aparecen técnicos medios y superiores, administrativos, peones...

El problema es que al menos en la noticia no se precisa cuántos de los 121 pertenecen al bloque de directivos "de confianza", y cuantos al segundo. Ahí estaría la clave para discernir si lo que han encontrado los del PP llega a la categoría de escandoloso, o no.

También habría que hacer una estimación de la probabilidad al azar de que una persona que es miembro de una lista electoral, o un hermano suyo, sea uno de los empleados de estas empresas. No es broma: las listas examinadas incluyen las de las elecciones municipales, a las que se presentan varios cientos de personas en cada elección, por cada partido. Si se han incluido varias elecciones, tendríamos varios miles de personas. Con sus hermanos, entraríamos en las decenas de miles, quizá.

No constituyen, desde luego, el 18% de la población de la provincia. Pero a lo mejor son un porcentaje no despreciable de la población en edad de trabajar.

En fin, que al informe le faltan unos cuantos detalles para constituir una buena prueba del enchufismo. Pero el periódico lo cuenta con suficiente claridad, citando en el titular la autoría, y observando algunos de sus posibles defectos. Así que no estamos, creo yo, ante un ejemplo de malaprensa.

Lo he traído aquí, sin embargo, porque me parece un interesante ejemplo de cómo con ganas e ingenio se podrían investigar muchas cosas insospechadas. De hecho, este podría ser un buen modelo para que nuestros rigurosos periodistas de investigación, de todos los periódicos nacionales y regionales, se lanzasen a comprobar nombres en las empresas dependientes de gobiernos autonómicos y ayuntamientos. Sería divertido.

Comentarios hasta el 27-12-09

Por otro lado, tampoco creo que se pueda establecer de manera inequívoca que por el hecho de que una persona haya estado en una lista electoral o tenga un hermano que haya estado, etc y este trabajando en una empresa pública sea un enchufado. Habría que ver como accedió a la plaza y cuando, porque pudo haber sido contratado cuando gobernaba un partido distinto del suyo. Tampoco habría que descartar el enchufe en ese caso, porque a veces los lazos familiares son mayores que los politicos. En fin, no creo que de estudios como este se puedan sacar conclusiones validas. Lo que si es verdad es que ante el avance de medidas para controlar el enchufismo en la administración muchas veces se crean estas empresas públicas so pretexto de una mejor gestión, donde los controles para contratar son mernores. Creo que habría que pensar en obligar a que en las empresas públicas se contratara con las garantías, al menos, con las que se hace en la administración.

No es prueba de enchufismo, pero es un buen indicador, de lo mejor que puede conseguirse sin estar en el "ajo" de las asignaciones de plazas. Pero los periodistas no harán ese trabajo. Es muy cansado, igual que lo fue el "detectar" la existencia del PCTV como posible segunda marca de Batasuna.

Ese tipo de investigaciones son muy sugerentes y se podrían hacer muchas similares .... el problema es que siempre lo presentan como escándalo cuando muchas no pasan la prueba del algodón y lo que habría que hacer (para mi gusto que ya sé que no es el común) es presentar las evidencias disponibles una tras otra para ir construyendo el edificio, una evidencia aquí, otra allá y al final, de manera impresionista, uno ve el cuadro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.