5 de junio de 2005

Contraportada

No es malaprensa, pero me ha dejado impactado. Contraportada de la edición de bolsillo de Un ambiente extraño, de Patricia Cornwell, en Byblos (Narrativa-Policiaca):
Kay Scarpetta viaja a Berlín para ofrecer unas conferencias en la Facultad de Medicina de Trinity College, pero el propósito real de la forense es investigar una serie de homicidios ocurridos en Irlanda diez años atrás.
Primera frase del libro: "Caía la noche fría y limpia sobre Dublín."

Comentarios hasta el 27-12-09

Es probable que el texto de la contraportada sea traducido y estemos ante un simple lapsus del traductor. Digo yo.

Naturalmente, un lapsus lo tiene cualquiera...
Pero una contraportada de un libro ¿por cuántas manos pasará?

Si es una traducción, solo por el traductor y otra persona, el corrector o el editor. Si es un libro original, el autor suele revisarlo. Y también depende de la editorial: en las pequeñas todo es muy artesanal. Esta Byblos no sé qué tamaño tiene. De todas formas, estoy de acuerdo en que es un caso, si no de malaprensa, sí de "malaedición".

Bueeeno, bueno. Acabo de buscar en Google y resulta que Byblos es un sello de Ediciones B, posiblemente la editorial más chapucera y descuidada que existe. Ahora ya me lo explico.

El famoso Trinity College de Berlín... ¿quién no lo conoce? Hubiera sido más coherente, aunque no rime con "Dublín", confundir la ciudad por Oxford o Cambridge...

Una buena excusa en estos casos es decir que ha sido culpa del corrector del Word.

Berlín, Dublín... a mí plin; dijo el corrector (o quizá lo dijo el clip ése de Word que aparece sin que se lo pidas).

De todos modos, a Josu este tipo de errores le afecta mucho. Tendría que contaros la cantidad de veces que en libros, artículos y demás ocasiones impresas le han cambiado el nombre.

"Es probable que el texto de la contraportada sea traducido y estemos ante un simple lapsus del traductor."

No es por defender a los de mi gremio ni por llevarle la contrara a Javier Marías cuando lanza sus jeremíadas sobre lo mal que se traduce ahora en Estepaís, pero los lectores deberían tener claro que los fallos que se detectan en una traducción no siempre son culpa del traductor. Las traducciones pasan por más manos que las suyas: como mínimo, por las del corrector y las del editor, como ya ha dicho Carlos.

Además, el traductor normalmente no redacta las contraportadas. Eso es tarea del editor o del departamento de márketing, si la editorial es grande. En este caso, tratándose de un best-seller, es posible que la contraportada la haya redactado alguien del departamento de márketing de Ediciones B que ni siquiera haya leído la novela.

Será porque la feria del libro de Frankfurt es muy importante y decidieron que no era Hamburgo porque tanto los perritos como las hamburguesas están tan denostados dietécticamente en los últimos tiempos ..... ¡una metedura de pata de las que hacen época!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.