1 de septiembre de 2006

Otra vez la piratería

Me escribió hace unos días Adriano, de Jabalí Digital (gracias), para apuntarme esta noticia publicada por La Vanguardia Digital: "La venta de discos online se triplicó en 2005 pero se doblaron las descargas ilegales".

La noticia con una afirmación que, si fuera cierta, sería realmente alarmante: "Las ventas de discos y DVDs en España cayeron un 17,9 por ciento durante el primer semestre de 2006." La fuente es un informe de la Federación Internacional de Productores de Música (IFPI), que ya ha generó famosos titulares malaprensísticos hace un tiempo. Afortunadamente, la propia noticia contiene un vínculo al informe (PDF), así que podremos contrastar sus afirmaciones.

Este párrafo es un clásico:
A pesar de la lucha contra la piratería, en 2005 se vendieron en España 12,5 millones de discos 'pirata', con unas pérdidas para el sector de 187 millones de euros. En 2006 se mantiene la tendencia.

Según él el sector ha perdido (187/12,5=) 14,96 euros por cada disco vendido por los piratas, a pesar de que esos discos se han vendido a 2 ó 3 euros. Es ridículo, como se ha dicho tantas veces, hasta en sentencias judiciales. Pero además esa cifra no aparece en el informe, que dice que el valor de la música pirata vendida en soporte físico en España sería de unos 75 millónes de dólares.

Sigue La Vanguardia:
Sólo durante el primer semestre del año las ventas de música legal cayeron un 17,9 por ciento, lo que supone 30 millones de euros menos que en el mismo periodo de 2005, según el informe titulado 'Protegiendo la creatividad en la música'.


Curiosamente, el informe no dice nada de eso (en general, no tiene datos de 2006 sino de 2005). Ahora viene lo mejor:
Si durante los seis primeros meses de 2005 se vendieron 18.351 unidades (17.315 discos y 1.035 DVDs), el primer semestre de 2006 se saldó con 18.192 unidades (17.002 discos y 1.190 DVDs), lo que representa un 0,9 por ciento menos. Mientras que el mercado discográfico vio disminuidas sus ventas en un 1,8 por ciento, el del audiovisual se incrementó en un 15 por ciento.

Parece claro que en España, por muy mal que les vayan las cosas a los de la IFPI, no se han vendido sólo 18.000 unidades, sino más bien, seguramente unos 18 millones (alguien ha debido leer una tabla o gráfico que hablaba de miles de unidades, y se ha despistado). Tampoco ninguno de esos datos viene en el informe de la IFPI, vaya por Dios. Pero en todo caso son incompatibles con lo dicho más arriba de que ha habido un descenso del 17,9%. Quizá les ha bailado también la coma, y se han liado con el 1,8%.

Todavía queda lo más estomagante de la noticia:
España acumula uno de los índices de piratería en la Red más "alarmante", según la IFPI. En febrero de 2006 se contabilizaron más de 4 millones de conexiones de banda ancha y la mayoría se utilizan para conseguir ilegalmente productos musicales.

No me dirán que la redacción no es lamentable. Parecería que el objeto principal de las conexiones rápidas es bajarse música pirata. Pero además, otra vez, el texto va más allá de lo que dice el informe, que sólo afirma que "muchas" conexiones de banda ancha se utilizan para conseguir música ilegalmente.

En fin, todo muy informativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.