30 de agosto de 2006

Mal empezamos

El sábado pasado, dentro de una sección llamada Crónicas de la Vida, que publica series de reportajes dedicados a hablar en profundidad un lugar, El País inició la publicación de una serie (cuatro reportajes a doble página completa, sin publicidad) sobre Brasil. Su primera entrega se titulaba El secreto de la felicidad.

Esta era su primera frase, en un párrafo a modo de entradilla que iba por encima del titular:
El 1% de la población de Brasil acapara una riqueza mayor que la que posee la mitad de sus 186 millones de habitantes.
Es sabido que Brasil es uno de los países más desiguales del mundo. Pero ¿tanto? No parece. Unas pesquisas por la red me han llevado a frases como ésta: "Brasil continúa siendo una nación injusta y figura entre las más desiguales del mundo. Somos 182 millones de habitantes. El 10% de los más ricos acaparan más del 44% de la riqueza nacional." Datos similares aparecen en un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

A salvo de que alguien encuentre una fuente que confirme la frase, parece una muy mala manera de empezar un reportaje ¿Tiene todo lo demás que se cuenta el mismo grado de rigor?

Rectificación: El comentario de azpi tiene toda la razón. Ambas informaciones son compatibles. No sé por qué me he empeñado en leer mal la frase con la que comenzaba el reportaje, como si dijera que el 1% de la población controla la mitad de la riqueza. Esta vez el equivocado soy yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.