15 de diciembre de 2006

Dos horas terribles

Una de mis frases favoritas, que procuro sacar a colación (casi) en cada curso que doy, es la de "correlación no es causación" (es decir, que dos fenómenos estén asociados, o aparezcan juntos, no quiere decir que haya ninguna relación causal entre ellos). Wonka me ha enviado un párrafo glorioso, sacado del Abc de ayer, donde aparece este error, a cuenta de la encuesta sobre uso de drogas:
Entre el maremágnum de cifras y datos se supo que el riesgo de empezar a consumir cocaína se duplica entre los jóvenes de 14 a 18 años si éstos regresan a casa los fines de semana después de las seis de la mañana, en relación con los que vuelven antes de las cuatro. Son dos horas terribles en las que se han iniciado la mayoría de los consumidores habituales. Sanidad va a trasladar esta información a las comunidades con la esperanza que hagan algo en relación con la hora de cierre de los locales nocturnos. Los padres también tienen mucho que decir al respecto. [Las negritas son mías]
Como dice Wonka parece claro que al menos para este periodista las cifras y datos sí son un maremágnum. Ha confundido asociación (es más frecuente el consumo de cocaína entre los que salen hasta más tarde) con causación (es más frecuente el consumo de cocaína porque salen hasta más tarde). Incluso ha deducido que es entre las cuatro y las seis ("dos horas terribles") cuando sucede el primer consumo, lo cual ya es de broma (¿los que toman cocaína y están de marcha hasta después de las seis esperan hasta las cuatro, cuando se han ido los modositos, para empezar a tomar cosas? Para mí que no). Y en lógica consecuencia, el remedio sería... que cerraran antes los garitos y así los jóvenes volvieran a casa antes (y no se endrograrían).

Todo esto es un disparate, claro, derivado de la confusión entre correlación o asociación y causación. Lo más probable es que los dos fenómenos (consumir cocaína y llegar muy tarde a casa) estén asociados, pero no sean uno causa del otro: una cierta forma de ocio incluye tanto el consumo de drogas como salir hasta muy tarde. La causa común de los dos fenómenos sería participar de un cierto estilo de vida, o de ocio (si me apuran, puestos a buscar una relación causal entre las dos cosas, la "dirección de la flecha" iría al revés de como la ha interpretado el periodista: se quedan hasta más tarde porque consumen cocaína).

En definitiva, lógicamente, cerrar antes los locales no tendría por sí mismo ningún efecto sobre el consumo de cocaína, porque estar hasta muy tarde de juerga no es la causa del consumo, sino un fenómeno asociado al consumo (o quizá, incluso, su consecuencia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.