19 de julio de 2007

No es la ley electoral

Ya habrán leído por doquier las noticias de la propuesta de Mariano Rajoy de reformar la ley electoral para que «quien no llegue al 30 por ciento en ningún caso debería poder gobernar»
(suponemos que quiere decir que no los partidos o coaliciones que no lleguen a ese porcentaje no puedan liderar el gobierno, no que no puedan formar parte de él).

Como ejemplo de lo que no debería ocurrir, según Abc,
Rajoy puso como ejemplo «Baleares», región en la que se han unido «nada menos que seis partidos» para impedir que la formación política que ha obtenido el 47 por ciento de los votos pueda gobernar. Eso, dijo el dirigente del PP, es «una falta de respeto a la democracia».
Sin entrar a debatir el contenido de la propuesta, me llama la atención que en lo que llevo oído/leído en periódicos y tertulias, nadie ha destacado que Rajoy mezcla churras con merinas, ya que la ley electoral no regula cómo se eligen los presidentes de las comunidades autónomas. Eso está en los respectivos estatutos, que tendrían que ser reformados uno a uno para incluir una cláusula del tipo sugerido por Rajoy (también cada estatuto regula de manera muy diferente la elección del correspondiente parlamento, y es que en España no hay "un" sistema electoral, sino muchos: Congreso, Senado, parlamentos autonómicos, cabildos insulares, Juntas Generales en el País Vasco...).

La elección del presidente del gobierno está regulada con detalle en la Constitución, así que a ella tampoco le podría afectar la propuesta.

En fin, que lo que propone sólo podría valer para los alcaldes, cuya elección sí está regulada en la ley electoral (arts. 196 y 197).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.