29 de diciembre de 2007

Los canallas contaminadores de Bali

Me escribe de nuevo David (otra vez gracias) sobre asuntos energéticos, esta vez mezclados con cambio climático. La cosa es viejita, pero tiene su interés. Copio/pego con mínima edición:
Envío un tremendo patinazo de Antonio Madridejos clonado para El Periódico, El Periódico Extremadura, La Voz de Asturias, Diario de Córdoba o El Periódico Mediterráneo, y "captado" por Mesa de Redacción y Periodista Digital, entre otros. Es del 12 de diciembre, pero me parece grave por ser un mal trabajo de un periodista responsable del área de Ciencia en El Periódico, y que hasta ha escrito un libro sobre el cambio climático.

El titular de la noticia Dice así: La conferencia de Bali emite tanto CO2 como Perú en un año

En su desarrollo suelta Madridejos, como que no quiere la cosa, que la suma de desplazamientos en avión "ha supuesto la emisión de unas 25.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), prácticamente lo mismo que producen en un año países como Perú, Azerbaiyán o Ecuador". Y más adelante asegura que "Un cálculo de la propia UNFCC, incluyendo el consumo energético y los transportes internos (Entiéndase por la climatización hostelera y el transporte por carretera de la Cumbre), eleva la cantidad de dióxido de carbono generado a 47.000 toneladas, equivalente entonces a la producción anual de Suecia o Marruecos".

¡Toma ya! Pues vaya un ejemplo, ¿no? Una cumbre de expertos y políticos supuestamente reunidos para salvar el planeta se va lo cargando al tiempo en unas pocas jornadas...
¿Otra desazón para quienes ponemos nuestra gotita diaria en favor de la educación colectiva energética y ambiental?

¿Entonces, a qué viene citar luego que "Bangladés, con cerca de 140 millones de habitantes, quedaría a continuación con 34 millones de toneladas"? ¿A continuación de qué? ¿De la producción anual de Suecia y Marruecos? ¿Entonces cómo puede ser que los anteriores emitan unos pocos miles de toneladas y Bangladesh, millones de toneladas? Pues se queda tan pancho.

Evidentemente, ha metido la pata en toda la noticia, al confundir nada más y nada menos que miles de toneladas con millones de toneladas en las comparaciones de la Cumbre con los países citados.

Vemos por ejemplo en las estadísticas de la Agencia Internacional de la Energía (pdf) cómo en 2005 ya sólo las emisiones energéticas anuales de CO2 (págs. 48 a 57) rondaron en Perú las 28,40 millones de toneladas, y alcanzaron 50,95 millones de toneladas en Suecia. Estas magnitudes debería tenerlas mínimamente claras un periodista responsable del área de Ciencia en El Periódico, y que hasta ha escrito un libro sobre el cambio climático.

Vamos, que como las 25.000 y 47.000 toneladas de CO2 de los participantes suponen una milésima parte de las emitidas por los países citados (sólo en producción de energía), para empezar, el titular debería ser La conferencia de Bali emite tanto CO2 como Perú en 7 horas . Claro, que eso dejaría de ser noticia.

Por cierto, ¿cuántos lectores saben cuánto contamina Perú, siquiera en relación con el resto del mundo? A mí me parece más interesante e ilustrativo contar cómo las emisiones por participante resultan bastante mayores que la media mundial, o compararlas en relación con la media española. Y es que las 7,9 toneladas anuales por cada habitante en España superan el índice sueco, septuplican el peruano y doblan la media mundial.
Bien está que nos metamos con Gore por ir por el mundo en jet privado predicando que bajemos la calefacción. Y es cierto, evidentemente, que las cumbres mundiales de lo que sea lógicamente consumen mucha energía para mover a tanta gente (lo del aire acondicionado y otros gastos locales habría que compararlo con los gastos en casa, que tal vez no son tan distintos). ¡¡¡Pero de ahí a creer que 10.000 personas en unos días pueden provocar las mismas emisiones que 9 millones de suecos en un año!!! La chapuza es antológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.