23 de enero de 2010

Obama ha tirado la toalla

Como saben mis amigos, soy un ávido lector de noticias sobre la política norteamericana. Por eso cuando hoy he visto la portada de El País, me he quedado de piedra, al ver este titular a cuatro columnas:


Conio, ¿qué ha pasado? ¿cuándo? ¿dónde? ¿Cómo es que no he leído nada en las páginas americanas que sigo? ¿Tantas horas llevo sin leer la prensa americana?

Cuando he vuelto a casa y me he conectado a Internet he visto que efectivamente, ni el New York Times, ni el Washington Post, ni el Huffington Post parecen haberse enterado de la primicia de El País. De hecho, el contenido de la noticia revela que el presidente mantiene sus compromisos, pero el corresponsal ha interpretado que aunque diga una cosa, piensa otra:
El presidente admitió en su discurso de ayer que la reforma sanitaria había sufrido un serio revés en la última semana para felicidad de las compañías de seguros y de los intereses creados. Aunque dijo que seguía siendo su objetivo, la creación de un nuevo sistema de salud está ya claramente fuera de las prioridades de la Administración.
...
Imposible en este clima intentar ahora, como estaba previsto, la discusión de los otros grandes proyectos de la Casa Blanca, como la reforma energética, la protección del medio ambiente o la reforma educativa. Aunque no se acepta oficialmente la renuncia a las promesas electorales, un portavoz de la Casa Blanca reconoció que en estos momentos era necesario "tranquilizarse y tomar una bocanada de aire". [negritas añadidas]
Mientras tanto, los medios locales no han desarrollado aún la capacidad del periodista español y de hecho, el New York Times titula "Obama, con tono desafiante, promete impulsar sus planes" (Obama, With Defiant Tone, Vows to Push Agenda) y empieza así su noticia:
President Obama, striking a no-retreat, no-surrender posture in the wake of his party’s humiliating defeat in the Massachusetts Senate race this week, vowed Friday to press on with his expansive domestic agenda — including a health care overhaul and tough new restrictions on banks — even if it meant he had to “take my lumps” from political critics.

[Más o menos: El presidente Obama, adoptando una posición de ni retirada ni rendición tras la humillante derrota de su partido en la elección al senado en Massachusetts de esta semana, prometió el viernes seguir adelante con sus amplios planes de política nacional -- incluyendo una reforma del sistema de salud y nuevas y duras restricciones a los bancos -- incluso si eso implicaba llevarse unos cuantos golpes de sus críticos políticos]
Qué aficionados.

27 comentarios:

  1. ¡Por Dios! ¿Qué van a entender esos pobres periodistas norteamericanos que no leen El País? Ya se sabe que lo que dice El País, va a Prisa... ;)

    ResponderEliminar
  2. En todo caso hay un titular sensacionalista y amarillo (el de la portada http://www.elpais.com/diario/?d_date=20100123), pero lo de mentir... cuando menos ya han parado los cambios que tenían previstos después de la derrota y de la bajada en las encuestas que hacen que el Presidente sea uno con los de peor valoración

    Ya en la noticia el titular se modera un poco más

    "Obama abandona su agenda de cambios"

    ResponderEliminar
  3. "Ya se sabe que lo que dice El País, va a Prisa"
    Muy bueno J. Ferrer, con tu permiso me lo quedo ;)

    ResponderEliminar
  4. ¿Bueno, pero leíste estos otros? Creo que conoces Talking Points Memo, ¿no?

    http://www.talkingpointsmemo.com/archives/2010/01/at_least_were_clear_on_that.php

    http://www.talkingpointsmemo.com/archives/2010/01/obama_speaks_but_not_loudly.php

    Espero que tengas razón.

    ResponderEliminar
  5. Sobre E,
    No, no había visto esas dos entradas. En efecto, una dice claramente que el presidente ha tirado la toalla. Quizá sea esa la fuente del correspondal. Pero son dos entradas en el blog del director de una página web (muy influyente, desde luego). Imagino que no será el único que tenga esa impresión, claro. No pienso que el corresponsal se haya inventado lo que cuenta.
    Pero la clave del asunto está en la forma de presentarlo a los lectores. No es lo mismo un artículo de opinión firmado que un titular de portada, en presente de indicativo ("abandona") que tiene un carácter descriptivo de una realidad que, de momento, no existe.
    Frente a Talking Points Memo hay también otras fuentes que hablan de cómo los demócratas están considerando seriamente aprobar en la cámara baja el mismo texto del Senado, y de ese modo evitar una votación allí, ahora que ya no tienen la mayoría suficiente para superar un bloqueo.

    ResponderEliminar
  6. Para Andrés
    No te había contestado, pero me extrañaba tu referencia a "mentir", cuando yo no digo nada parecido.
    Ahora veo que mi texto ha aparecido en Meneame con un titular que dice "El País miente..."
    Obviamente, yo no soy responsable del titular elegido por quien haya rebotado la noticia en Meneame, pero eso me recuerda una cautela importante que no he puesto en el texto, que es que a veces el titular no lo escribe el mismo periodista que el texto de la noticia. Puede que los titulares los hayan puesto en Madrid, incluso, tal vez, sin consultarlo al corresponsal en Estados Unidos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tu respuesta Josu.

    Los titulares de El País no los he visto, y no estoy en desacuerdo contigo sobre la diferencia entre una pieza de opinión y una que trata de pasar por información factual.

    Sí que pienso que el abandono de la opción pública fue la primera tirada de toalla. Veremos en que queda esta reforma del sistema sanitario.

    ResponderEliminar
  8. No me ha quedado claro. Entonces cuál es la Malaprensa, el titular? O el texto? Y en cualquier caso, si el titular es falso, El país miente. Si no es falso, entonces no miente, y no es Malaprensa. Me parece que esto es tirar la piedra y esconder la mano.

    Por lo demás, es curioso que alguien que sólo da credibilidad a los periódicos estadounidenses en materias locales, lea las noticias sobre el tema de El país. Es una bonita manera de perder el tiempo. ¿Qué pasará cuando haya que pagar por leer el NYTimes? Qué horror, estaremos a merced de los manipuladores periodistas españoles.

    ResponderEliminar
  9. Yo no soy un experto en géneros, pero me parece que el corresponsal de El País hace un análisis (es decir, da su opinión) y la pieza del Times es información de la de agencia. Usted mismo tiene las razones en su post, el señor Caño va más allá de lo que dice Obama, y da su interpretación. En el Times, la señora Gay Stolberg hace un ejercicio de entrecomillados, es decir, transmite lo que dice Obama sin más.

    Eso es lo bueno de los análisis: ir más allá de lo que dicen los políticos.

    ResponderEliminar
  10. Aprendiz, estamos hablando de una noticia en portada a cuatro columnas, que declara, en presente de indicativo, que Obama "abandona" (no postpone, ni aligera, ni suaviza, ni matiza, ni aplaza... ABANDONA).

    Esa posición, ese titular, ese tipo de forma de verbo, no es el lugar ni el modo para que un periodista haga un análisis de lo que piensa que puede pasar. Sobre todo, precisamente, a un público distante al fenómeno del que se habla, que tal vez no vea ni escuche muchas más cosas sobre el tema, y que puede sacar una impresión completamente equivocada sobre lo que se declara como hecho cierto, y simplemente es una especulación.

    ResponderEliminar
  11. Con el debido respeto, y entendiendo su punto de vista, personalmente creo que no hay unas normas que digan que un análisis no debe ir en portada. Yo, en mi humilde opinión, compro diarios de papel porque aportan ese tipo de puntos de vista, privilegiados, que superan la información de agencias para la que tan prolífica es la red. Tampoco creo que Obama sea un personaje tan ajeno a lector, y menos al lector de un medio como El País. Le diré que en diversos medios norteamericanos, en los programas políticos de la mañana del domingo televisivo y en el hecho de que Obama haya re-contratado a David Plouffe se confirma lo avanzado por El País. Pero esto es sólo mi opinión y entiendo su punto de vista, también válido.

    ResponderEliminar
  12. Desde luego es un criterio respetable es de Malaprensa. Pero este caso no es Malaprensa, como dice Aprendiz, porque el criterio de El país también es respetable. A lo mejor pensamos que los lectores de El país son tontos y tienen que dárselo todo explicado (esto es análisis, bonito), pero a lo mejor son bastante listos. Incluso algunos leen el NYTimes y son mayorcitos para hacerse su propia idea sobre lo que leen. Malaprensa tiene la tendencia de creer que el resto de lectores de la sección Internacional son más tontos que él.

    ResponderEliminar
  13. Qué caramba, si la gente es capaz de discernir qué sistema de hacer donaciones en un banco le viene mejor, será capaz de discernir lo que es un análisis periodístico. Es curioso cómo para Malaprensa los bancos no deben preocuparse por sus clientes pero los periódicos sí. Qué mala es la prensa.

    ResponderEliminar
  14. Puede que el autor del blog no se haya explicado bien del todo, pero yo entiendo que, si bien los titulares se pueden haber puesto en Madrid, el cuerpo del texto es del corresponsal. Éste, que desconocemos qué conocimientos tiene en economía, en efecto sí hace una cosa igual a muchos corresponsales españoles: traducir mal del inglés. Y los dos "aunques" son el claro error del cuerpo, porque está haciendo juicios valorativos y abandonando la mera relación de los hechos. Está interpretando la actuación de Obama, no sabemos en base a qué. Dice: "la creación de... está ya claramente fuera de las prioridades" o "un portavoz de la Casa Blanca reconoció...". ¿Cómo sabe eso de "claramente fuera"? ¿Es más listo que los periodistas locales que cubren cada día la información de la Casa Blanca? Y lo del portavoz... Dudo seriamente de que el corresponsal de El País haya hablado con ningún portavoz, de modo que lo habrá leído en alguna parte, y entonces habrá que saber dónde porque lo puede haber traducido mal. ¿Se acuerdan de un reciente editorial del Financial Times que critica la presidencia española de la UE y que aquí se rebotó en todas partes? Bueno, pues está mal traducido.

    ResponderEliminar
  15. No entiendo por qué Jorge Sánchez lee las noticias sobre USA de El país si desconfía sistemáticamente de lo que escriba sobre el tema, y duda que haya hablado con ningún portavoz.

    Eso sí, entiendo que Malaprensa dé más credibilidad a la prensa extranjera, porque los propios periódicos españoles hacemos lo mismo. ¡Y sobre temas españoles!

    Se ha dado una importancia a las críticas a ZP completamente desproporcionada. Como si en España no hubiera prensa libre. Somos unos papanatas.

    http://www.elpais.com/articulo/espana/prensa/extranjera/complejos/elpepiesp/20100119elpepinac_11/Tes

    ResponderEliminar
  16. Señor Sánchez, ¿sabe usted que la Casa Blanca, el Departamento de Estado y diversos miembros del Congreso tienen a portavoces encargados de lo que en Washington se llama 'outreach' a medios en español? ¿Sabe que El País, como El Mundo, se cuentan entre los diarios líderes de información en el mundo? ¿Sabe que es rutina para estos portavoces llamar a los corresponsales y debatir sobre cómo ven la actualidad?

    ResponderEliminar
  17. Ahora que me acuerdo, durante la guerra de Irak los medios estadounidenses también informaron con mucha objetividad sobre lo que hacía el Gobierno. Mucho mejor que los medios extranjeros, dónde vamos a parar. Se enteraban de todo, contaban lo de las armas de destrucción masiva exactamente como era... vamos, todo fantástico. Sin patriotismo ni amiguismo alguno.

    ResponderEliminar
  18. A A. B. (Ramón), es usted un demagogo muy hábil. Pero a mí no me convence. Si no separamos entre información y opinión vamos listos. Totalmente de acuerdo con Josu en este post.

    ResponderEliminar
  19. No se trata de que los lectores sean más o menos listos. Tampoco se trata de que sea malo que el corresponsal dé sus opiniones, más o menos fundadas. De lo que se trata es de que no nos den gato por liebre y nos hagan perder el tiempo. Ese titular ha provocado que muchos nos quedásemos con la boca abierta porque creíamos que se trataba de una información objetiva (de unas declaraciones de Obama, vamos), y nos tuvimos que leer todo el texto para comprobar que no, que sólo eran elucubraciones del autor. Creo que es poco discutible que El País no lo ha hecho bien.

    ResponderEliminar
  20. Hay un género periodístico que se llama crónica, que mezcla información y opinión.

    http://mimosa.pntic.mec.es/ajuan3/lengua/tperiod.htm

    ¿Hay algún entrecomillado en el titular? ¿Entonces por qué deducís que son declaraciones de Obama?

    En cualquier caso ya sabéis. Si os sentís engañados, dejad de leer El país, y donad dinero a través de un banco.

    ResponderEliminar
  21. En la crónica se puden hacer valoraciones a partir de los datos objetivos que se incluyan en el texto, pero no emitir opiniones sin fundamento a partir de no se sabe qué fuente, lo que lleva al error al lector.

    En cualquier caso, como dice Gauffre, la cuestión es que el titular (quizá por una motivación grandilocuente) conduce al error: el lector, yo mismo, creí que se trataba de un hecho, cuando en realidad no era más que la opinión del redactor.

    Quizá fue por la impresión de semejante titular por lo que muchos lectores se sintieron interesados para leer cómo lo contaban los medios estadounidenses.

    Es llamativo que esto lo entienda A. B. como un ataque contra El País, cuando nadie lo ha planteado así. Una pregunta: ¿dónde trabaja usted?

    ResponderEliminar
  22. Yo seguiré leyendo lo que quiera y pensando lo que quiera acerca de lo que leo o dejo de leer. Ya se ve que son ustedes muy respetuosos con las opiniones ajenas. Por si no lo han captado, esto último era ironía.

    ResponderEliminar
  23. No, más bien un ataque contra la prensa española en general.

    Trabajo en el New York Times.

    ResponderEliminar
  24. Hoy Antonio Caño ya no nos cuenta que Obama ha abandonado las reformas:

    "Obama intentará reconstruir su presidencia desde esas nuevas bases. En su discurso ante el Congreso insistirá en que las grandes apuestas con las que inició su mandato -la reforma educativa, la construcción de energías alternativas, incluso la reforma sanitaria- siguen vigentes. Para abordarlas, sin embargo, es necesario un respaldo popular del que Obama carece hoy por hoy".

    Fuente: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Obama/inicia/reconquista/apoyo/popular/elpepuint/20100127elpepuint_9/Tes

    O sea, que cuatro columnas de primera plana pa ná.

    ResponderEliminar
  25. Cuántos toreros se han cortado la coleta y han vuelto después a los ruedos.

    ResponderEliminar
  26. No hay peor sordo que el que no quiere oir. Incluso en el NYT.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.