4 de julio de 2013

Cuidado con las estadísticas de Hacienda, que las carga el diablo

Me encuentro en Twitter varias menciones a una noticia de Elconfidencial.com sobre los salarios en España que sospecho que tendrá bastante eco en las redes sociales, y es posible que sea reproducida también en otros medios, así que voy a intentar explicar por qué no se pueden usar las estadísticas de Hacienda para hacer ciertas afirmaciones. La noticia, basándose en la estadística de IRPF del año 2011, que al parecer se ha publicado recientemente, titula así:

PRÁCTICAMENTE EL 40% DE LOS 19,4 MILLONES DE DECLARANTES DEL IRPF

Casi 7,5 millones de trabajadores en España ya ni siquiera son ‘mileuristas’


El primer párrafo de la noticia dice lo siguiente:
La Agencia Tributaria acaba de poner negro sobre blanco la verdadera realidad del mercado laboral español. Casi 7,5 millones de trabajadores, en concreto, 7.454.224 contribuyentes, declararon en 2011 unos ingresos inferiores a 1.000 euros al mes. Lo singular no es sólo el número -prácticamente el 40% de los 19,4 millones de declarantes del impuesto sobre la renta-, sino, sobre todo, su evolución. A medida que ha avanzado la crisis, el número de contribuyentes que ni siquiera ha logrado alcanzar la condición de ‘mileurista’ ha ido en aumento. Hasta el extremo de que hoy hay algo más de 400.000 declarantes más que en 2008 en esas circunstancias, al comienzo del desplome de la economía española.
La fuente de esas cifras es esta tabla de la estadística de Hacienda sobre el IRPF de 2011:


La tabla procede de esta página de la estadística de Hacienda, que recoge los ingresos dinerarios declarados en 2011 por rendimientos del trabajo, distribuidos por tramos de ingresos (rendimientos e imputaciones). Pero la lectura que ha hecho El Confidencial (y no solo ellos, alguna vez hasta en Nada es Gratis se han liado con algo parecido a esto) es errónea, por varias razones.

La más importante es creer que, por estar viendo una tabla sobre ingresos del trabajo, los tramos de la primera columna son tramos de esa misma variable. No es así: las tres primeras columnas de la tabla clasifican a los declarantes por el total de su base imponible (suma de celdas 455 y 465 del impreso de la declaración), es decir, simplificando un poco, por la suma de sus ingresos por todos los conceptos, descontados ciertos gastos deducibles. Por eso, si van ustedes, por ejemplo, a la tabla con los ingresos del capital mobiliario (cuentas en bancos, acciones, etc...) verán que las tres primeras columnas son iguales a las de la tabla reproducida arriba. Eso explica también la presencia de las columnas cuarta y quinta (número y porcentaje de declaraciones en cada tramo), que serían redundantes si los tramos fueran por los ingresos de trabajo. Esas columnas se refieren al número de declarantes de ingresos del trabajo dentro de cada tramo de base imponible, y de hecho,  la suma de los cuatro primeros tramos es de 6,5 millones (no 7,5 millones, como dice el titular). Es decir, hay un millón de declarantes con base imponible menor a 12.000 euros que no declaran ingresos por el trabajo, sino por otros conceptos.

Ah, pero entonces, si los tramos de las tres primeras columnas son por ingresos totales, sumando a los del trabajo otros ingresos (como los del rendimiento del ahorro), ¡la cosa es aún peor! ¡Los ingresos por trabajo serían aún menores! No, no es así, ya que, como he dicho, esos tramos se refieren a la base imponible, que suma todos los ingresos, pero deduce ciertas cantidades importantes. Entre esas deducciones destacan las cotizaciones a la Seguridad Social, y una reducción por ingresos del trabajo, que se aplica a todos los que tienen ingresos de ese tipo y que es de 4.080 euros para los que ganan menos de 9.180 euros, de una cifra progresivamente menor para los que ganan entre 9.180 y 13.260 euros, y de 2.652 euros para los que ganan más de esa cifra. En esta tabla facilitada también por la Agencia Tributaria puede verse la distribución de esa reducción de ingresos del trabajo por tramos de base imponible:



Esa importante deducción por ingresos del trabajo explica precisamente que en la tabla de arriba se pueda ver, en la última columna, que para los tramos bajos de ingresos el ingreso medio por trabajo es mayor que el valor máximo del tramo de la base imponible: 2.769,59 de ingreso medio para el tramo de base imponible "Negativo y Cero", 4.052,38 de ingreso medio para el tramo de base imponible de cero a 1.500 euros, y 7.620,65 de ingreso medio para el tramo de base imponible 1.500 a 6.000 euros.  Esto solo es posible porque los tramos se refieren a un concepto, y los ingresos a otro.

Pero todavía hay varios otros problemas que complican la lectura de esas tablas. La estadística es de declaraciones, no de declarantes. Hay unos tres millones de declaraciones conjuntas, donde la estadística no permite saber cuál es el reparto de los ingresos (del trabajo o de otro tipo) entre los contribuyentes. Además, en esta estadística no se tienen en cuenta las personas que no han presentado declaración, por no estar obligadas o por cualquier otra razón. No tengo el dato a mano, pero teniendo en cuenta que los que reciban ingresos de un solo pagador por debajo de 22.000 euros no están obligados, es posible que los no declarantes sean varios cientos de miles.

Por otra parte, la categoría de "ingresos del trabajo" en el IRPF incluye salarios, pero también pensiones (de jubilación, viudedad, etc...) así como las prestaciones por desempleo. Por tanto, hablar de "trabajadores" es un error.

Finalmente, para hablar de "mileuristas" lo que se hace es dividir los ingresos anuales en 12 meses. Pero esto olvida que muchas personas han podido recibir ingresos solo una parte del año (por trabajos temporales, principalmente).

En definitiva, por todas estas razones, es imposible usar estos datos para clasificar a los trabajadores españoles por sus ingresos del trabajo, anuales o mensuales. Hacienda publica otra estadística sobre el Mercado de Trabajo y Pensiones en las Fuentes Tributarias que sí se refiere a ingresos personales, de declarantes o no, solo por trabajo, clasificados por tramos. Pero como hemos visto otras veces, esa estadística tiene también algunos problemas importantes, por lo cual tampoco resulta muy útil para clasificar a los asalariados españoles por sus ingresos anuales o mensuales.

Conclusión: la forma de informar de la Agencia Tributaria sobre ingresos de los trabajadores impide hacer una clasificación adecuada de los mismos por tramos, tanto para ingresos anuales como mensuales. Existen alternativas, como la estadística por deciles salariales del INE, basada en la EPA y otras fuentes, o la Encuesta Anual de Estructura Salarial, también del INE. Aunque calcular exactamente el número o la proporción de "menos que mileuristas" (pensando en salario mensual neto, y en catorce pagas) sigue siendo misión casi imposible, porque la información se suele dar en términos de salario bruto, y en términos anuales.

8 comentarios:

  1. ¿Pero sí se puede afirmar aún así que las cuantías se han reducido y por consiguiente los salarios han bajado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A duras penas puedes decirlo. Aquí tienes la tabla equivalente a la primera tabla, para el ejercicio 2007.

      Los que declaraban rendimientos netos del trabajo menores de 12.000 euros (después de las reducciones de Seguridad Social y la reducción por ingresos del trabajo) eran el 37,2% de las declaraciones por ese tipos de ingresos (recuerdo: son declaraciones, no declarantes, e incluyen ingresos de pensiones, salarios y desempleo). Ahora son el 36,64% (menos, por tanto).

      Los ingresos medios del total de las declaraciones por este concepto han pasado de 21.628 a 22.349 euros, de manera que también han subido, pero menos que la inflación.

      Los ingresos medios del grupo por debajo de 12.000 euros sí que han bajado, de 9.619 a 9.134 euros.

      Pero insisto, lo que "hay dentro" de esos datos es tan heterogéneo que cualquier afirmación sobre evolución de los salarios es muy arriesgada.

      Eliminar
  2. Te aseguro que la estadística por deciles salariales no está basada en la EPA, esta no recoge ningún dato salarial.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón (en parte). En la cabecera de la página del INE (que enlazo) sobre deciles salariales pone "Encuesta de Población Activa".

      Pero en la nota de prensa (nota 1) se explica que los datos salariales de las personas incluidas en la EPA no se les piden a ellos, sino que se extraen de registros de Seguridad Social y Hacienda.
      http://www.ine.es/prensa/np748.pdf

      Aquí hay más información
      http://www.ine.es/metodologia/t22/nota_epa_decil.pdf

      Eliminar
    2. Si, ya, esos estudios... en uno de ellos "demostraron" que los trabajadores públicos cobraban 1,5 veces el sueldo de los del sector privado. Eso si, metodológicamente eran irreprochables. El problema nace de las diferencias entre lo registrado y la realidad.

      Eliminar
  3. A mi me parece que de todas tus observaciones, solo la referente a la deducción por trabajo es cuantitativamente importante, y efectivamente disminuye considerablemente la renta salarial al descontar esa deducción en el cálculo. De manera aproximada, se podría restituir haciendo el cálculo inverso, aunque no sé si la imprecisión del resultado valdría la pena.

    Por supuesto, las cifras del IRPF solo incluyen a sus declarantes, que ha sido siempre su principal limitación como fuente estadística. Para el caso, los no declarantes por tener rentas demasiado bajas difícilmente subirían el promedio de las rentas salariales.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto que se manipula la información al antojo de quien sea responsable en ese momento. Más gente debería indagar acerca de las noticias que recibimos de lo medios o de las instituciones, muchas de ellas están formadas a partir de información falsa o se tergiversa para que parezca otra cosa.

    ResponderEliminar
  5. Es muy importante la deducción por trabajo, que es la que disminuye la renta salarial. Me ha gustado mucho el artículo y hay que ser muy precavidos con las estadísticas y cogerlas con pinzas.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.