17 de junio de 2004

Pero qué requetemalo y rácano que fue el gobierno del PP

El gobierno del PP, como es bien sabido, no ha gozado de las simpatías de El País (este eufemismo es casi digno de pasar a un meta-artículo de Malaprensa). Así que toda noticia negativa sobre los años del PP encuentra fácil acomodo en sus páginas. Pero a veces, claro, a los periodistas se les va la mano.
Jueves 17 de junio: "Las universidades vieron mermados sus ingresos en 2.800 millones en 4 años". Leo el titular y, atraído como mosca a la miel por los números, y sabiendo que estoy en El País pienso: seguro que no es tan grave, o que el número se explica en parte por la caída de alumnos o algo así...
Leo y no salgo de mi asombro: el titular es simplemente falso. Resulta que en 1998 las universidades ingresaron 5.311 millones de euros y en 2002 unos 6.400 millones de euros. 1.100 millones más.
¿Dónde están los 2.800 millones? Pues en esta cuenta hipotética: en 1998 recibieron el 0,96% del PIB, y en años sucesivos descendió ese porcentaje (0,84% en 2000, 0,85% en 2002). Cálculo de los rectores: "De haberse mantenido aquel 0,96%, las universidades españolas habrían contado en los cuatro años siguientes con 2.800 millones de euros más de los que recibieron."
Titular de El País: el que ustedes han leído.
Ingresos "mermados" no es lo mismo que "ingresos que nos gustaría haber recibido pero no nos dieron". ¿O sí?

Comentarios hasta el 26-12-09

Lo que tenía que haber hecho el gobierno del PP era haber provocado una crisis económica, o un estancamiento. Quizá así se habría mantenido (o habría crecido) el porcentaje de la aportación del estado a la universidad y los pobrecitos rectores no se habrían visto desposeídos del trocito de tarta que por derecho "PIBino" les corresponde.

A falta de comprobar los datos concretos, me da la impresión de que los de la CRUE han elegido el año más favorable. Por supuesto, no dicen nada de que en 1996 y 1997 el porcentaje del gasto público en universidades sobre el PIB creció, ni que su crecimiento se había ralentizado previamente (oh, no) en los años del PSOE. Tampoco, como señalas, hablan de la caída de la cifra de estudiantes en los centros universitarios públicos, que alcanzó un máximo, curiosamente, en el curso 1997-98 (1.412.960), se mantuvo durante un par de años y cayó hasta 1.340.523 en el curso 2001-02 (seguramente ha seguido cayendo después).

Y por supuesto la periodista se limita a dar pábulo a las cifras de la parte interesada, en este caso, las de la CRUE, típico grupo de interés que presenta sus informes, en parte, como ayuda al conocimiento de las cosas, y, en parte, como propaganda para mejor servir sus intereses (en este caso: más financiación de la universidad pública con impuestos).

En mi tierra a eso se le llama engañar y mentir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.