13 de julio de 2004

Matemáticas veraniegas

El Magazine de El Mundo del domingo 11 de julio anuncia en portada un reportaje sobre el aire acondicionado y otros cinco inventos que han cambiado nuestra experiencia del verano. No es uno de los temas que me llaman la atención como potenciales ejemplos de malaprensa.

Pero un vistazo superficial al reportaje (de cinco páginas) me empuja a incluirlo aquí. Entre la risa y la vergüenza ajena, compruebo de nuevo que no sólo en las prisas del día a día se cometen barbaridades en los periódicos españoles. Sólo en las entradillas, a tamaño grande, que sirve de prólogo de los cinco inventos, aparecen los siguientes disparates:

"Aire acondicionado: se ha convertido en la estrella del verano. Ya no es símbolo de distinción social, pero su disfrute marca un antes y un después. Lo conocían los antiguos sirios hace 6.000 años y sólo tiene un siglo de uso masivo. Los españoles compramos un millón de equipos al año, azuzados por las olas de calor. Dan aire fresco, pero también favorecen algunas bacterias peligrosas y otros efectos indeseables."

¡¡¡Los antiguos sirios conocían el aire acondicionado!!! Debían conocer también la electricidad. No, claro. El texto especifica que lo que tenían los sirios es construcciones con doble pared con el fin de que el aire circulara mejor y las habitaciones se refrescaran.

"Piscinas: En España hay medio millón de piscinas, y cada año se construyen 20.000, lo que supone un crecimiento del 10% anual. Cada una cuesta de media 12.500 euros, y el mantenimiento, 850 al año. Un lujo cada vez más popular."

¡¡¡Vivan las matemáticas veraniegas!!! 20.000 es el 10% de 500.000.

"Helados: Cada español consumió el año pasado ocho litros de helado, dos más que en 2002..."
Un crecimiento extraordinario del 33% en un año (de 6 a 8). Pero seguramente falso, si esta otra cifra, que aparece en el texto, es cierta (vaya usted a saber): "Las grandes marcas distribuyeron el año pasado 326 millones de litros, casi un 10% más que en 2002."
326 entre 40 son algo más de 8, así que lo de los ocho litros parece venir de aquí. Pero entonces ¿los dos litros de crecimiento?

Espero que los pobres niños que han suspendido las matemáticas y están con sus cuadernos de verano no lean los suplementos de los periódicos, o volverán a suspender en septiembre.

Comentarios hasta el 26-12-09

El problema es que lo leerán y, como casi todos los lectores, darán por bueno lo que les dice la prensa sin pensar, ni entender lo que leen.

No te preocupes Josu, no lo leerán en verano; no tienen tiempo, están todo el rato bañándose en una de las 500.000 piscinas y esforzándose por alcanzar la media de los ocho litros.

El problema es que lo leerán más adelante, cuando les manden los habituales trabajos de recorte de periódicos.

Lo que me parece muy mal, pero muy mal, es el egoismo de los españoles al acaparar los 326 milones de litros de helado, sin dejar ni un solo litro a los 40 o 50 millones de extranjeros que vinieron. ¿Será quizá que ellos traían los helados desde sus propios paises?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.