28 de diciembre de 2004

28 de diciembre

Creo que podríamos proclamar que hoy es Santa Malaprensa, ya que los medios se dedican a hacer, intencionadamente, y con supuesto humor, lo que el resto del año hacen a escondidas, por ignorancia o pereza: dar como noticias disparates, exageraciones y distorsiones varias.

Esta mañana en una radio la inocentada era que el gobierno, para promover el interés en el referéndum del 20-F, dará desgravaciones fiscales a quienes sean capaces de recitar de memoria los sopotrocientos artículos de la Constitución Europea. A ver si mañana algún periódico lo publica. ¿O quizá los 29 de diciembres los periódicos ponen en marcha su "ojo avizor" que tienen el resto del año dormido? Sería una interesante prueba de que si quieren, pueden ejercer el sentido común.

Mientras tanto, sigamos a lo nuestro. Voy repasando la prensa atrasada de estos días de asueto y me encuentro este titular, entre divertido y macabro, del ABC del domingo 26, a cuyo redactor se le ha ido la mano en el deseo de elogiar la entrega del Santo Padre: "Juan Pablo II agotó sus escasas energías para felicitar la Navidad al mundo en 62 idiomas". Digo yo que si alguien "agota sus escasas energías" es que ya no le quedan más, ergo, fallece. Pero no era eso lo que quería decir el redactor, claro, o ustedes ya se habrían enterado. En fin, un traspiés menor, supongo derivado del titular opinativo y metafórico.

Comentarios hasta el 27-12-09

Hablando de errores, un traspié; no un traspiés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.