3 de diciembre de 2004

Bienvenido Mr Davis

En los próximos días se celebrará la final de la Copa Davis en Sevilla, y los políticos de la ciudad se han lanzado a hacer estimaciones entusiastas sobre los inmensos beneficios que el acontecimiento traerá para la ciudad, a cuenta de los espectadores y otras personas (periodistas, federativos...) que la visitarán.

El problema es que las cuentas del gran capitán que hacen no hay quien se las crea. Bueno, sí, perdón, hay periodistas que se las creen. El otro día oí estas cifras en televisión (no recuerdo el canal), como si tal cosa, y me sonaron a cuento chino. Ahora las he visto por escrito y me reafirmo: son un cuento chino.

Veamos cómo las contaba esta semana el Diario de Cádiz, con credulidad pasmosa:
El concejal de presidencia del Ayuntamiento de Sevilla, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis cifró ayer en 22'5 millones de euros el impacto económico que dejará de "manera directa" la celebración de la final de la Copa Davis en la capital andaluza. El edil detalló esta previsión inicial precisando que, según los datos de la Asociación Provincial de Hoteles, se espera que pernocten en Sevilla unas 12.000 personas, con una estancia media de cinco días. "Esto supone, teniendo en cuenta que el coste será de 150 euros por día, unos nueve millones de euros", aseguró.
Mal empezamos. ¿Coste medio por persona (no por habitación) de 150 euros por noche? Puede que sea así para periodistas y otros pagados por sus empresas (que también, por cierto, negocian precios con los hoteles). Pero no desde luego para los turistas deportivos, que seguramente vienen en grupos (familias, parejas....) y no pagan 300 euros por noche de hotel para dos personas como media. Por cierto, que como ese dinero dice este señor que se va a quedar en Sevilla de manera "directa", hay que suponer que todos los precios son sin IVA, que se va para el Ministerio de Hacienda.
Con respecto a la restauración, Gómez de Celis destacó que la Asociación de Hostelería de Sevilla ha previsto que sean 15.000 personas las que "hagan vida completa" en la ciudad durante la celebración del evento. Por este motivo, señaló que los ingresos esperados ascienden a unos seis millones de euros, estipulando el gasto medio por visitante en 80 euros durante cinco días de estancia.
Otra que tal: sin pestañear nos cuenta un gasto medio por persona y día de 80 euros. No sólo los ejecutivos de la federación, o los periodistas, o los patrocinadores... no, no, 15.000 personas, los 12.000 de antes más otros 3.000 que no sé de dónde salen (quizá aficionados de las cercanías, que no pernoctan en Sevilla sino en sus lugares de origen), que se van a gastar, otra vez, como media, 80 euros al día en comidas y cenas (quizá también en los desayunos, porque claro, pagando sólo 300 euros por noche en el hotel no creo que el desayuno esté incluido). 80 euros son, por si no lo recuerdan ustedes, 13.300 ptas, más o menos. Lo normal vamos, 6.500 para comer y 6.500 para cenar (IVA aparte). Y 300 para las propinas.
El concejal se refirió, al mismo tiempo, a los datos de la encuesta de coyuntura realizada por la Universidad de Sevilla para indicar que se prevé ingresar unos seis millones de euros en el apartado de ocio y compras
Otra cuenta absurda, de otros 80 euros al día por persona, o si lo prefieren, 400 euros por persona en cinco días. Cada persona que va a Sevilla a ver la Copa Davis va a gastar, de media, no en comer ni en cenar, sino en compras, 66.000 pelas. Pero vamos a ver, entre tanta comilona y gasta que te gasta en las tiendas, ¿cuándo van a ver los partidos?

Tiene su gracia también que cada número disparatado tenga su aval de alguna autoridad o asociación. Pero el que más me gusta es éste, que no lleva avalista:
...la utilización de transportes urbanos dejará en Sevilla, según apuntó, alrededor de 1,5 millones de euros.
Vaya, qué moderación. Sólo 1,5 millones. Qué rácanos. Sólo 20 euros al día por persona en transportes públicos. Como supongo que no se pasarán el día en autobuses, debe estar pensando en taxis. Si todos y cada uno cogen un par de taxis al día, a lo mejor consiguen gastarse los 1,5 millones. Pero claro, eso sí, que no se les ocurra compartir taxi, porque se le chafa la media al concejal. Ya veo la campaña del ayuntamiento: un turista, un taxi.

En fin, que ante tamaño ejercicio de contabilidad creativa los periodistas del Diario de Cádiz y de la cadena televisiva que yo veía el otro día ni se inmutaron. El País, en cambio, después de contar básicamente las mismas cifras,
se atrevió a llegar hasta aquí: "Aunque a primera vista parecen cálculos hechos con mucho optimismo, el delegado municipal de Presidencia, Alfonso Rodríguez (PSOE), insiste en que 'posiblemente se queden cortos'. "

Uff, que me emociono. ¡¡¡Qué momento de periodismo riguroso y crítico!!!


Comentarios hasta el 27-12-09

Desde luego las cifras son increíbles. Además, como tantas otras veces, políticos y demás propagandistas tan sólo hablan de ingresos, como si no hubiera costes. Y, sobre todo, como si no hubiera costes de oportunidad. Los efectos "ocultos" de las decisiones políticas, "lo que no se ve", que diría Bastiat.

¡Tiene pelotas la cosa! ¡Vaya pelotazo!

Por cierto, ¿y la compra de pelotas no deja ingresos en Sevilla? o ¿no será que aquí ya entramos en la columna de gastos? pelotas, raquetas, palcos de honor, coste del estadio, etc. etc.

¿Y los recogepelotas/las recogepelotas?. Quitan pelotas, pero ¿son un gasto o suponen un ingreso a cuenta de la publicidad de la gorra?

¡Ay que angustia!. Entre que solo entran en el "impacto" económico los ingresos, con estimaciones más que improbables, y el lugar del evento, la isla de La Cartuja, me ha saltado con estridencia de alarma alguna zona de memoria que me traslada a 12 años antes y al mismo escenario. Espero que el impacto ecónomico no resulte en "leñazo" como entonces, y que se gane al menos en lo deportivo (parece muy probable ahora, mediodía del 4.dic)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.