5 de enero de 2005

Estadística mutante

Gracias a Salvatierra de Barrios estoy leyendo el estupendo libro de Joel Best, Damned Lies and Statistics, en el que se repasan muchos temas coincidentes con los que tratamos aquí en Malaprensa, respecto al malentendimiento y difusión de estadísticas por los medios. Un concepto muy divertido que introduce este libro es el de la "estadística mutante": una versión distorsionada de una cifra originalmente correcta, que después de ser malinterpretada, ya sea por torpeza (por no entender la definición de lo que se mide, cómo se ha medido, o qué muestra se ha utilizado), o por manipulación interesada, cobra vida propia, y es repetida por activistas, políticos y medios de comunicación.

La repetición hace cada vez más difícil que se detecte el error, porque como todo el mundo la repite, todo el mundo la da por buena sin cuestionarla y así la cifra falsa se convierte en un "hecho" citado en decenas de lugares. Si la estadística es llamativa o espectacular, y si coincide con las opiniones o los prejuicios de quien la lee, es casi seguro que será repetida sin dudar, de manera que, como la falsa moneda, la estadística mutante desplaza a la estadística correcta.

Pues bien, varios periódicos del 5 de enero nos proponen, en titulares, una estadística mutante, que creo haber visto en otras ocasiones, pero no había aparecido aún en Malaprensa. Se trata, una vez más, del sector de la vivienda, y la "noticia" es ésta, en versión, por ejemplo, de El Mundo: "Las familias españolas destinan el 55% de su salario anual a la compra de una vivienda". Prácticamente idéntico texto aparece en ABC, La Razón, El Periódico y no sé cuántos más.

El disparate es de tal nivel que asombra (una vez más) que todos los medios, sin rechistar lo repitan.

Vayamos por partes. Tal y como está formulado el texto querría decir que la media de TODAS las familias españolas dedicaría el 55% de su salario a la compra de vivienda. Como hay millones de familias que viven en casas que ya están pagadas, esto sería totalmente absurdo, porque los que viven en casas que están pagando tendrían que estar dedicando entonces aún mucho más, no sé, el 70% ó el 80% de su sueldo. Imposible de toda imposibilidad.

¿Quizá el texto se refiere sólo a las familias que están pagando por la compra de la casa en la que viven? De nuevo imposible. Basta mirar alrededor para ver que hay, de nuevo, millones de familias pagando créditos de hace 15 ó 10 años, que apenas les resultan gravosos; que hay otras muchas familias que, incluso con créditos recientes, por muchas posibles razones (sueldos altos, dos sueldos, ayudas familiares, ahorros previos, venta de casa previa, residencia en lugares más baratos...) gasta muchísimo menos que el 55% de los ingresos familiares en la compra de la casa.

¿A quién se refiere entonces la estadística? ¿Tal vez se refiera a las familias que han comprado una vivienda en el último año? Ni siquiera eso. En realidad la estadística tan mal interpretada por todos los periódicos no se refiere a ninguna familia que haya comprado ningún piso realmente.

Como se puede entender, con un poco de esfuerzo, en el propio texto de El Mundo, la estadística mutante es simplemente una comparación entre el salario medio de los españoles (individual, no familiar) y la financiación (no se explica a cuántos años) de una vivienda media de tamaño medio. Por tanto, el titular debería decir, en lugar de lo que dice algo como esto: "Una persona sóla que ganase el salario medio, y comprara, sin tener ahorros ni otra vivienda previa que vender, una vivienda media de tamaño medio, pagaría el 55% de su sueldo para financiar la compra de la vivienda". Lo cual es seguramente, una cifra muy alta, y tal vez preocupante. Pero no es, ni mucho menos lo que dicen hoy casi sin faltar ningungo, todos los periódicos.

Mi capacidad de asombro se va agotando, pero no puedo dejar de pensar en todos esos periodistas que esta mañana han copiado y pegado la noticia, los que la han maquetado, sus jefes de sección... ¿Nadie se ha preguntado cómo es posible que esa cifra sea cierta cuando seguramente ninguno de ellos conoce a nadie a su alrededor que pague el 55% de su sueldo para financiar la vivienda?

Actualización (17 de enero): este artículo de El País, reproducido aquí, y firmado por todo un MBA , profesor de Esade y conferenciante reproduce la parida en términos más o menos literales:
En estos momentos, los españoles deben dedicar un 54% de su salario al pago de la vivienda.

Para darse cuenta de lo desmesurado de esta cifra, sepamos que el sistema bancario no recomienda otorgar una hipoteca cuando lo que hay que pagar cada mes supera el 33% de los ingresos mensuales. Se considera que, de hacerlo, estaría incurriendo en un elevado riesgo de morosidad.

Comentarios hasta el 27-12-09


Bastaría con que vieran un día las tablas de morosidad de los créditos hipotecarios para entender que esas cifras no son reales. La morosidad en este país es muy reducida, que somos paganos valga, pero que con semejante gravamen fuéramos todos tan paganos sería milagroso.

Yo no sé si hay algo también de manejar dos datos diferentes, hipoteca media o tipo por un lado e ingresos medios declarados por otro, aquí aventuro explicaciones a lo, por ahora y con estos, datos inexplicable. También a mi me gusta fantasear, pero por lo menos no escribo titulares cual creyente de Fátima o del adivino de turno.

La vivienda se ha convertido en un grave problema últimamente. Las encuestas oficiales lo confirman. Por eso creo que se ha creado un fantasma colectivo que hace que, como grupo, estemos asustados por este tema. La aprensión lleva al prejucio, y como ya se ha demostrado muchas veces de ahí al titular tendencioso queda sólo un paso.

La interpretación seria asi si TODOS los españoles se hubieran comprado ELLOS SOLOS una casa media. Hay que reconocer que sería lo deseable, que una persona con un sueldo medio pudiera permitirse comprar una casa media. Pero en fin, la interpretación tampoco incluye por supuesto a los centenares de miles de jovenes teleoperadores y telepizzeros que no se estan pagando una casa ni lo haran en la vida. Porque la interpretacion de la estadistica ignora una cosa: en este pais una casa se la compra EL QUE PUEDE. el que no puede no.

Efectivamente, la noticia es erronea. Pero tu "no es para tanto" también me parece erroneo, quizá porque efectivamente tú no conozcas a nadie en esa situación, tal y como achacas a los responsables de los medios: "seguramente ninguno de ellos conoce a nadie a su alrededor que pague el 55% de su sueldo..."

Mi hermano paga de hipoteca por un piso medio en un barrio medio casi el 90% de su sueldo. ¿cómo es posible? Pues porque lo pagan entre dos, él y su novia. Creo que esta situación es tremendamente preocupante y no se dbería minimizar.

Enhorabuena por este blog,lo he descubierto hace poco y me parece sumamente interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.