20 de abril de 2005

¡Glups!

(Texto integro enviado por Wonka. Gracias)
Miren con lo que me encontré el lunes 18, cortesía de elmundo.es:
El [asteroide] 2004 MN4 fue detectado el pasado junio y su órbita fue trazada en diciembre por los científicos, quienes estimaron que las posibilidades de que choque con la Tierra el 13 de abril de 2029, cuando su rastro podrá verse desde algunos puntos del planeta, son de una entre un total de 38.
¡Glups!

Un asteroide en órbita de posible colisión con la Tierra, con una probabilidad de choque inferior a 1 de 40. Que se reúnan los gobiernos de las grandes potencias tecnológicas y militares y que monten, desde ya, una misión para desviarlo de su curso, para destruirlo, para lo que haga falta. No podemos permitirnos un riesgo tan grande. Si hay que aumentar los impuestos que se aumenten. Si hay que confiscar propiedad privada, que se confisque. Todo por la supervivencia de la especie, o por el no aniquilamiento de una parte importante de ésta. Pero ya, eh, ya.

Como la angustia no me iba a dejar tranquilo, he cotejado la noticia en otros medios, extranjeros, claro. Una de las cosas que se aprende con Malaprensa es a prescindir, según los casos, de los medios españoles, pues suelen ser menos cuidadosos con los datos que los anglosajones, por ejemplo.

He encontrado un artículo de The Times Online (vía Instapundit) con el mismo tema y un párrafo que comenzaba igual de angustiosamente:
The asteroid is big enough to cause damage on a regional scale, with an expected impact equivalent to a 1,000-megatonne explosion. It was discovered last June and its orbit plotted in detail by December. Startled astronomers calculated at one point that its chances of a direct hit on Friday, April 13, 2029, were 1 in 38.
Glups, again.

Repito, estamos ante una emergencia planetaria. Hay que movilizar la mayor cantidad de recursos disponibles para ... O, mejor, seguir leyendo:
But additional calculations have set those fears to rest. The asteroid is now expected to miss but come close enough to be below the altitude of TV satellites. It should be visible as a rapidly moving point of light.
¡Uff! Nada de una probabilidad de 1/38. Esa es la que calcularon al principio, pero luego lo calcularon mejor. Queda una posibilidad remota de que la gravedad terrestre influya algo en la órbita del asteroide y ello pueda ser problemático, pero nada de una probabilidad tan elevada.

El periodista español se quedó corto en su “corta y pega”. Es lo que tiene este tipo de periodismo acrítico. Que no sabes lo que cortas ni lo que pegas.

Comentarios hasta el 27-12-09

La noticia es tremenda, la preocupación no es para menos, conviene que los científicos sigan haciendo cálculos ......

Yo me he quedado más tranquila al ver que el aspecto jurídico previo -el asteroide en el espacio ultraterrestre- ya está siendo abordado, ver Boletín 65 del Real Instituto Elcano, artículo de J. M. Lacleta Muños "El Derecho en el espacio ultraterrestre". No se pierdan la tranquilidad que da la entradilla del mismo que les copio a continuación por si Vds. no lo sabían: "El Derecho que rige en el espacio ultraterrestre es un Derecho muy especial y poco conocido. El objeto de este trabajo es divulgar las características esenciales de ese Derecho que regula el espacio exterior a la Tierra"

Pero no me cabe la menor duda de que los lectores de MALAPRENSA, todos ellos listos y dispuestos a entender este mundo y el otro estarán alerta y avisarán al mundo con antelación de cualquier desastre. Gracias por leerme y a seguir viviendo.

Ein??? No sé si lo he entendido bien, el asteroide va a pasar por debajo de algunos satélites de TV????

Eso es muuuuuy cerca.

Villamota: si no recuerdo mal, pasará a unos 24.000 kilómetros. Quizás la noticia se refiera a satélites geoestacionarios, que orbitan a 36.000 kilómetros de altitud.

En cualquier caso, siempre pasa lo mismo con estas noticias: los primeros cálculos dan unas posibilidades de colisión espantosamente altas (y esos son, precisamente, los que publican los periódicos). Los cálculos sucesivos van refinando la órbita del asteroide, y, en la aplastante mayoría de las veces, las posibilidades de colisión disminuyen una barbaridad. El problema es que esa revisión de los cálculos (que se hace siempre, rutinariamente), no se publica en ningún medio general. Claro, eso es menos llamativo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.