24 de mayo de 2005

La Iglesia y la corrupción

A raíz del debate sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, echo de menos en los medios, como siempre, información, y me sobra mucha opinión. Parto, por supuesto, de que la iglesia tiene todo el derecho del mundo a opinar sobre las cuestiones morales o políticas que le parezcan oportunas. Lo hacen los sindicatos, los movimientos feministas, los ecologistas, las asociaciones profesionales, las cámaras de comercio... ¿Cómo no lo va a poder hacer la iglesia? Pero, también, por supuesto, todos los demás tenemos todo el derecho a criticar lo que la iglesia dice. No a criticar que lo diga. Sino a criticar el contenido de lo que dice.

Por ejemplo, es una tontería supina que la iglesia sufra en España ningún tipo de persecución. Lo único que hay hasta ahora, que yo haya visto, es un gobierno que no sigue sus mandatos en ciertas cuestiones morales, y una modificación de ciertas normas sobre la enseñanza que no alteran en nada la sustancia de la privilegiadísima situación de la iglesia en el sistema educativo español: la religión católica se ofrece obligatoriamente como asignatura en todos los centros públicos y privados concertados, y los sueldos de los profesores que la imparten se pagan con nuestros impuestos. Que alguien llame a eso persecución insulta a la inteligencia.

Pero vuelvo a mi punto inicial. Como tantas veces, sobra opinión y falta información. Información también sobre la iglesia, ya que, en mi modesta opinión, si de algo habría que quejarse desde el punto de vista de los medios de comunicación es de la reverencia con la que todavía se trata a la iglesia. Ejemplo interesante: los escándalos de pederastia dentro de la iglesia.

Ningún medio español ha mencionado prácticamente el papel de Ratzinger, como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el poco decoroso papel jugado por el Vaticano en el escándalo destapado en Estados Unidos sobre el asunto. El cardenal Law, arzobispo de Boston, que durante años mantuvo en tareas parroquiales a sacerdotes que habían abusado de niños fue retirado discretamente a Roma, donde ofició uno de los funerales por Juan Pablo II. Una simple búsqueda en Google permite ver que en otros lugares no son tan condescendientes.

Tampoco ningún medio importante español, que yo sepa, ha hablado de las acusaciones de pederastia contra Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo, que estaban siendo investigadas en el Vaticano. La investigación ha terminado, sin muchas explicaciones, según cuenta hoy la prensa mexicana, pero no la española.

La verdad es que da un poco de vergüenza ajena ver a los jerarcas de la iglesia que tolera y protege a los pederastas dando lecciones de moralidad y hablando de la "corrupción" del matrimonio. Y da un poco de lástima que nuestra prensa no preste más atención a estas informaciones, mientras vierte ríos de tinta hablando de Michael Jackson. A fin de cuentas, él no interviene en nuestro debate político, ni le pagamos millones de euros al año para que adoctrine a nuestros niños.

Comentarios hasta el 27-12-09

Nota: Los colegios privados puros (sin concierto) aunque sean de ideario laico también están obligados a impartir religión si lo demandan los padres (otra cosa es cómo solucionen este asunto los centros educativos .... incluidos algunos concertados que no imparten relgión aduciendo que las familias no lo solicitan [de facto se les dice que no y como las familias no van a la inspección no ha lugar a problema alguno]).

Por lo demás, una vez más, aciertas .... pocos datos y mucha opinión es la tónica general en este asunto y muchos otros.

No es la primera vez que tengo que recurrir a la prensa de México o de otros países para informarme de asuntos que los medios españoles han decidido ignorar. Creo que es un motivo para la reflexión.
Por lo demás, considero muy acertados tus comentarios.

No corráis, sin ir más lejos mirad lo que sale hoy en el diario 20 minutos:

http://www.20minutos.es/noticia/...lia/sacerdotes/

Saludos

En realidad la prensa española pasa muy de puntillas en los casos de pederastía, salvo en el caso de las redadas de internet y, aún en estos casos, no se dicen claramente los oficios de los afectados, salvo cuando son curas,claro.
Es lamentable la actuación de la Iglesia pero no es la única.
Hay otro colectivo al que afecta, como el de los profesores, y se pasa de puntillas. Por ejemplo, en el caso (lamentable) del juicio por el presunto pederasta de Barcelona. Si hubiera sido cura estarian machancándonos este aspecto cada día. En cambio se dice que era profesor de kárate y ya está. ¿Donde era profesor?. En las ESCUELAS PUBLICAS de L'Olivera (Cambrils) y Cirera(Mataró.
Otro caso, el del link de 20 minutos: titular "Tres sacerdotes y un alcalde, investigados por pederastia en Italia" y después entra en detalle sobre los ordenadores de los curas. Hay que leerse la noticia para ver que son 186 detenidos, entre ellos, el alcalde, un asesor municipal,un agente policial, un educador infantil, un trabajador centro oncológico.
Podemos pedir que el Vaticano mande al infierno a los curas pero ¿Que hacemos con el resto?
Resumiendo, podemos criminalizar a la Iglesia pero no nos lavemos las manos en los otros casos. Eso de "los tribunales decidan" no solo vale cuando son civiles, también va con los curas. Al fin y al cabo podemos pasar de curas (colegío laico, sin clase de religión ya que no es obligatoria) pero no podemos pasar de educadores ni de profesores de gimnasia.

¿Que la iglesia intenta minimizar el impacto social de sus escándalos? Seguro. Como el PSOE, el PP. Como cualquier empresa.
Respecto al tratamiento de estos temas por parte de la prensa española, tengo la sensación de que pasan un poquito del tema por que no parece afectarnos directamente. Me refiero a que no debe haber muchos curas españoles pedófilos. Si así fuera y con lo que nos gusta el escándalo ¡seguro que llegaría a haber una sección específica el algún programa de TV!

Querido Josu, cada día disfruto más con tus artículos, hasta el punto de recomendar la lectura de “malaprensa” a mis amigos. Creo que es un buen ejercicio que permite mirar las cosas con un espíritu crítico que no siempre somos capaces de mantener.

Coincido con tu apreciación de que en ciertos temas, falta información y sobra mucha opinión. Lo indicas así en la primera frase, y lo reiteras en el tercer párrafo.

Por eso me parece curioso que inicies el segundo párrafo definiendo lo que es una “tontería supina”, nos hables de “lo que tu has visto”, y nos enseñes lo que es una “privilegiadísima” –privilegiada en grado superlativo- situación de la iglesia (...), terminando el párrafo con un lapidario “Que alguien llame a eso persecución insulta a la inteligencia.”

Sinceramente, me quedo con el primer párrafo. Sobra mucha opinión y falta información, incluso en tu artículo. Echo de menos esos indicadores -estadísticos o no- que avalen las “tonterías supinas”, el “lo que tu has visto”, las “privilegiadísimas situaciones” y los “insultos a la inteligencia”, que no son sino una opinión particular expresada de manera más o menos afortunada.

Menos mal que nos informas de que “la religión católica se ofrece OBLIGATORIAMENTE como asignatura en todos los centros públicos y privados concertados.” (Las mayúsculas son mías). Quizás fuera más informativo escribir que “la religión católica se ofrece obligatoriamente como asignatura VOLUNTARIA en todos los centros públicos y privados concertados”. O simplemente que “la religión católica se ofrece como asignatura en todos los centros públicos y concertados”, pero claro, falta gancho en estas dos últimas frases.

Está claro que todos tenemos nuestros fantasmas, filias y fobias. De defender a los curas, líbranos, Señor. Pero ya se sabe que “en casa del herrero, cuchillo de palo”, y que a veces se cumple eso del “haz lo que yo diga, y no lo que yo haga”. Bueno, como decía Cruyff, “un paloma no hace verano”, y “una mala tarde, la tiene cualquiera” (Chiquito de la calzada).

Hola San Chopanza,
Gracias por los comentarios.

Entiendo que discrepes de mi punto de vista sobre la situación de la iglesia en España. Pero no creo que se me pueda aplicar el "haz lo que yo diga, y no lo que yo haga", porque mi página web es obviamente, de cabo a rabo, un texto de OPINIÓN. No es un periódico que pretende dar INFORMACIÓN.

Mi crítica a los medios, en general, se refiere a sus errores, distorsiones, negligencias y chapuzas al presentar INFORMACIÓN. Por eso, habrás visto que casi nunca incluyo entre los textos que critico los artículos de pura opinión (editoriales o firmados), ya que me parece muy bien que cada uno (incluidos tú y yo) opine sobre las informaciones.

Un blog no es un periódico. Los lectores saben que es una página personal, donde el autor vierte sus opiniones, mejor o peor articuladas y argumentadas. No se le pueden ni deben exigir los estándares de los periódicos, especialmente de sus secciones o páginas de información.

Aún así, yo he optado, en este blog, por no introducir casi nunca mis opiniones personales sobre los temas de fondo, ya que no quiero que la página, ni los comentarios, se desvíen de su propósito central, que es la discusión sobre cómo informan los medios en España. Tampoco quiero que la expresión contundente de opiniones de un determinado tipo lleve a que me lean sólo las personas que estén "en mi onda", lo que me temo que pasa muchas veces con los blogs.

Pero, en contradicción con lo anterior, de vez en cuando no puedo resistirme a decir algo sobre el asunto de fondo. Otras muchas veces me "muerdo la lengua". Estoy seguro de que cada vez que hago lo primero, y no lo segundo, hay alguno de mis lectores que se disgusta, como tú, al parecer, en este caso. Es lógico. Pero para eso están los comentarios, donde los lectores podéis discrepar y cuestionar mis opiniones.

En fin, espero a pesar de todo seguir escribiendo otras cosas que te interesen.

Me parece que relacionas dos ideas de manera inexacta: que la Iglesia se sienta perseguida con que reciba parte de nuestros impuestos. La Iglesia se siente perseguida porque se le está enfrentando constantemente desde los medios y la política, nunca ha dicho nada del dinero que recibe. Además, lo del privilegio será por algo, no? Cuántas catedrales patrimonio de la humanidad o, simplemente, bellísimas obras de arte tienen otras confesiones religiosas en España. Eso atrae inversiones, turismo. No simplifiques porque la realidad no es tan simple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.