4 de mayo de 2005

Problemas con los niños adoptados

Dice El Correo que dice una Fundación que ha realizado un estudio que ha detectadotrastornos en el 35% de los niños adoptados en el extranjero. "Trastornos" es una palabra tan ambigua y de contenido tan amplio que puede incluir cualquier cosa, como enseguida veremos, y lo raro sería que sólo el 35% los tuviera.

Pero lo gracioso es que, según la propia noticia, el estudio de la Fundación para la Asistencia, Docencia y Estudio de las Discapacidades (Faded) no dice lo que apunta el titular, sino algo mucho más grave:
Los responsables de Faded, entidad sin ánimo de lucro con sede en Barcelona, cuantifican en un 35% la proporción de niños con problemas en su desarrollo madurativo, tales como retraso motor, cognitivo, socioemocional o lingüístico. Un 20% sufre trastornos del crecimiento, y todavía son más -entre un 20 y un 40%- los que presentan complicaciones nutricionales y alimentarias, entre ellas anemia, raquitismo o malnutrición. Finalmente, hay un 35% con enfermedades infecciosas -sobre todo, parásitos intestinales, hepatitis B e infecciones respiratorias o urinarias- y un 20% con patologías dermatológicas y dentales.

Esos porcentajes no se pueden sumar, porque algunos niños tendrán varias de esas patologías. Pero tampoco se puede suponer que todos se solapan, de forma que que todos los niños que tengan las menos frecuentes sean necesariamente los mismos que tienen las más frecuentes. Así que no sabemos cuántos, pero seguramente al menos un 50% o un 60% presentarían, según ese estudio, alguna patología.

Vaya, por una vez, un titular que en lugar de exagerar los datos originales, los minimiza. Tan malo es lo uno como lo otro, si está hecho sin criterio, y por pura torpeza matemática. Lo que habría que hacer, y temo que el periodista no haya hecho, es echar una ojeada al informe, leer algo sobre su metodología, ver cómo se definen los conceptos... ¿Alguien se anima?

Comentarios hasta el 27-12-09

Hombre, yo no creo que sea tan malo lo uno como lo otro. Ante la duda, mejor minimizar, porque seguro que un titular que dijese que «seguramente al menos un 50% o un 60% presenta alguna patología» habría sido mucho más criticado en este foro.

El artículo es el clásico "metemiedos" que no cuenta cómo han hecho el estudio.
¿Han visto los informes previos de adopción y luego han visto a los niños cuando han llegado? ¿En qué momento han visto a los niños? ¿Cómo estiman el infradesarrollo lingüistico de niños criados en otro idioma?. ¿Todos los informes de China y Europa del Este son falsos?. Evidentemente los padres que van a adoptar fuera necesitan enterarse, ser formados (por eso muchos recurren a ECAIS/agencias de adopción que les ayudan y orientan en el proceso -unas lo hará bien, otras no tanto (es un mercado con limitaciones, pero mercado, i.e. se pueden comparar agencias dentro de un orden, también se puede ir en solitario). El final del artículo es muy revelador -ellos (la fundación) ofrece un servicio (no sabemos por qué precio ni con qué contenido) con el que los padres se forman para enterarse de cuál es la situación real de su futuro y potencial hijo (que me cuenten lo que dicen enseñar y lo que cobran ..... porque sin ánimo de lucro los servicios pueden ser igualmente caros e inútiles, la bondad del servicio no está en el lucro o no del proveedor).

Además, al leer la noticia parece que se ocultan problemas sanitarios, que no figuran en los informes médicos.
Sin embargo, según otras fuentes (http://salud.medicinatv.com/noti...p? codigo=324684 ) que citan a la asociación FADED, el problema de los certificados médicos es el contrario: exageran los problemas médicos para que los niños puedan ser adoptados. Dice:

Además en estos países (Europa del Este)los informes médicos de los niños que están en trámites de adopción son "poco fiables" y en ocasiones están hinchados ya que "estos documentos deben venir cargados de patologías" para que estos menores "puedan ser adoptados" señaló.


Según una página de apoyo a los adoptantes en Rusia, http://www.iespana.es/adoptaenrusia/ (sección “Interpretación de los certificados médicos”) parece que la tendencia es esta última: los certificados maquillan los datos para que parezcan más graves.

Sería interesante saber cómo se valoran los trastornos y cómo está realizado el estudio. Se debería comparar con niños que hayan vivido circunstancias similares (es difícil que niños abandonados no hayan pasado por experiencias traumáticas). En internet no he encontrado nada sobre el informe original.

Desde luego, sin ver el informe ni, especialmente, su metodología (apuesto a que no tiene ficha técnica), todo lo que digamos es especulativo. Pero las especulaciones y los criterios que proponen Salvatierra e Iñaki son muy sensatos. Por otra parte, los datos serían sorprendentes, a la vista del crecimiento en el número de adopciones internacionales en los últimos tiempos: ¿es que los adoptantes españoles son tontos? ¿es que no procuran informarse lo mejor posible? ¿es que, como señala Salvatierra, no hay una suerte de mercado de la adopción? ¿es que no funcionan las redes de confianza, familiares, locales, empresariales...? Visto desde fuera, no me salen datos tan graves como los del supuesto informe.

Por otra parte, ¿son permanentes esos daños? ¿son fácil/difícilmente reversibles? ¿qué sabemos de esos niños al cabo de unos años en España?

Por último, ¿a qué espera la FADED a tener su página web para hacer públicos sus informes?

Algo que no les hubiera venido mal es decir cuáles son los porcentajes de trastornos en los niños no adoptados.

Digo yo.

La Magdalena tiene razón: ¿Es que los niños no adoptados no sufren "trastornos" de ningún tipo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.