14 de julio de 2005

Se puede decir más claro...

Aunque soy un fan, reconozco que para los no habituales Arcadi Espada puede ser un poco críptico. Pero hoy dice dos verdades como templos, y bastante claritas: que uno de las grandes razones de los males de la prensa es que la buena información (es decir, buenos datos bien digeridos y bien explicados) es mucho más cara que la opinión.

El empresario periodístico, por tanto, ve más beneficios en llenar sus páginas (o sus minutos) de mala información (datos malos, o datos enviados por parte interesada), o de mucha opinión, que de buena información.

Segunda verdad, que matiza la primera, y da algo de esperanza: como Malaprensa muestra tantas veces, Internet ha reducido enormemente los costes de contrastar la información y conseguir buenos datos. Lo que antes llevaba días u horas, ahora se puede conseguir en minutos. Hace falta, eso sí, que los periodistas tengan la habilidad y el interés para buscar esa buena información.

Quizá ahí este la madre del cordero. En muchas materias, a un buen periodista le costaría casi el mismo tiempo y esfuerzo escribir buena o mala información. Pero si el buen periodista cuesta al empresario más que el malo, le sigue saliendo más barata la mala información que la buena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.