15 de septiembre de 2005

La "comunidad educativa"

Lo de la "comunidad educativa", como lo de la "nación", o "la clase obrera", es una trampa lingüística para suprimir discrepancias. El truco es sencillo: consiga usted que la gente crea que un conjunto de personas con variados intereses, y percepciones de los mismos, constituyen en realidad un grupo homogéneo con un entendimiento común sobre lo que les conviene. Acto seguido, desígnese a sí mismo como portavoz de esa comunidad. Con un poco de colaboración de los medios, es posible que la gente se lo crea, y que piense que su punto de vista es único y unánime.

Algo de esto me viene a la cabeza cuando leo titulares como este de La Vanguardia de hoy:
La comunidad educativa relaciona el fracaso escolar con la falta de inversión. Simpático. Luego resulta que los que piden más inversión son la consejera de educación de la Generalitat, el portavoz de ERC, Puigcercós (no sé si miembro de la "comunidad educativa") y unos cuantos sindicatos (los mayoritarios).

Pero curiosamente resulta que en la noticia aparece otro sindicato de profesores (ANPE, desconozco su implantación); la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), la Confederación Española de Centros de Enseñaza (CECE), y la Federación Española de Religiosos de Enseñanza-Titulares de Centros Católicos (FERECECA), que no hablan para nada de financiación e inversión, sino de otras cuestiones. ¿Será que no forman parte de "la comunidad educativa"?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.