11 de octubre de 2005

¿No es suficientemente terrible?

La psicología humana es así de oscura (o de fuerte): cuantas más noticias de catástrofes humanas nos llegan, menos nos impacta cada una de ellas. Y por supuesto, cuanto más lejos (geográficamente o culturalmente) suceden, también menos nos importan.

Así que, en esta temporada que llevamos de múltiples catástrofes encadenadas, los medios se ven en la complicada tarea de informarnos todos los días de desastres naturales que van sumando miles y miles de muertos, dando a cada uno de ellos su importancia "objetiva", a la vez que luchan contra el efecto inmunizador que cada uno tiene sobre el siguiente.

Digo todo esto como marco para entender que a alguien en El Correo se le haya ido la mano, y haya escrito esto, en titular de portada: "El terremoto se ceba en los niños y acaba con toda una generación en Pakistán" (luego también en el interior).

Como me dice Enrike (gracias por la pista): "¿Un poco exagerado, no? Teniendo en cuenta que se maneja la cifra de 40.000 víctimas y que la población de Pakistán ronda los 150 ¡millones! esta afirmación no se sostiene, la mires por donde la mires."

Efectivamente, Enrike me envía también la pieza clave, extraída del propio artículo:
Gran cantidad de las víctimas fueron niños porque a la hora temprana en que se produjo el seísmo, las escuelas estaban abiertas. «Se ha perdido una generación en las zonas más dañadas y entre los más afectados se encuentran los más pequeños», aseguró el portavoz de las Fuerzas Armadas, general Shaukat Sultan, a la cadena británica BBC. [Negritas mías]
En realidad, si leen ustedes la noticia completa, verán que incluso la afirmación de que el terremoto "se ha cebado en los niños" pertenece a la retórica. A estas alturas se sabe más bien poco de cuántos han muerto, y de cuántos de ellos pueden ser niños. Es posible que haya pueblos en los que el único edificio de varias plantas sea la escuela, y quizá por eso, si ésta se ha derrumbado, una proporción alta de los muertos sean niños. Pero también es cierto que Pakistán, como muchos otros países en desarrollo, tiene una población muy joven, con lo que, por pura probabilidad, muchos de los muertos serían niños. Y que también se habla de pueblos enteros en los que habría muerto casi toda la población (datos sin confirmar).

En definitiva, un titular errado e innecesariamente sensacionalista para una noticia suficientemente trágica por sí misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.