23 de diciembre de 2005

Cuidado con el chocolate

El pasado martes 20 muchos medios nos anunciaron un estudio científico que relacionaba el consumo de chocolate negro con efectos positivos en la salud. Por ejemplo, ABC titulaba "El chocolate negro previene los problemas cardíacos en fumadores". El Correo, más escueto, se quedaba con "El chocolate negro es bueno para fumadores". El País en cambio era mucho más prudente, con buenas razones como veremos, y titulaba "El consumo moderado de chocolate negro puede ser beneficioso para el corazón, según un estudio".

Resulta, según parece, que el chocolate negro tiene muchos antioxidantes, más que ningún otro alimento, y estos son buenos para mejorar la circulación arterial y reducir la actividad de las plaquetas (que forman los coágulos), que por otro lado son dos típicos problemas de los fumadores. El experimento consistió en pedir a 20 fumadores que durante 24 horas se abstuvieran de comer productos con alto contenidos de antioxidantes, después comieron 40 gramos de chocolate negro o blanco (la típica tableta pesa 150 gramos, según acabo de comprobar, así que esto son unas cuantas onzas) y al cabo de dos horas se comprobó que los que habían tomado chocolate negro tenían mejor flujo arterial, menos actividad de plaquetas y mayor nivel de antioxidantes. Varios de estos efectos duraron unas ocho horas. Ninguno de esos efectos se dio en el chocolate blanco, que no tiene antioxidantes tan altos.

A partir de estos datos, al parecer, los autores del estudio llegaban a conclusiones como estas (que reproduzco de El País, pero todos cuentan de manera muy similar):
Según la investigación, que publica la revista Heart, el consumo diario de un par de onzas de chocolate negro puede reducir el riesgo de enfermedad cardiaca. Entre las virtudes del producto, además de las evidentes para el paladar, el informe cita una: neutraliza el endurecimiento de las arterias evitando problemas coronarios graves. "Un pequeño trozo de chocolate negro puede aumentar de manera considerable el consumo de antioxidantes, lo que tiene un efecto benéfico en la salud vascular", aseguran los autores del informe.
Antes de seguir leyendo, piensen un poco en todos los fallos de este razonamiento. Fíjense: tenemos 24 horas a 20 personas sin tomar alimentos con alto contenido en una sustancia buena para la circulación y el corazón. Luego les damos (a algunos de ellos) una dosis considerable de un alimento que contiene esa sustancia, y al cabo de un rato: ¡¡¡milagro!!! En su sangre ha subido mucho el contenido de la sustancia, y los efectos positivos de la misma se han desencadenado. Conclusión: si comen ese alimento regularmente pueden prevenir enfermedades cardiacas.

Las dudas que surgen son múltiples. No se ha medido cuánto mejor es el chocolate que otros alimentos. No se ha medido ningún efecto más allá de unas horas. No se han medido otros posibles efectos del chocolate (que tiene mucha grasa, que no es buena precisamente para la circulación). El número de casos es además mínimo.

Lo dice muy bien El País, citando a su vez a la BBC:
Sin embargo, El doctor Charmaine Griffiths, de la Fundación Británica del Corazón, ha relativizado las conclusiones del informe, según informa la BBC en su página web. “Hay algunas evidencias de los efectos beneficiosos del consumo moderado de chocolate en las arterias, pero aún no se han estudiado los efectos clínicos a largo plazo” y este “nuevo y pequeño estudio suizo” -ha ironizado- no cambia eso. “La clave”, ha concluido con escepticismo, “es que el chocolate forma más parte del problema que de la solución”.

Y es que, según recuerda Griffiths, aunque es cierto que el chocolate negro es rico en antioxidantes también aporta muchas calorías y contiene un 30% de grasa. Y, echando un jarro de agua frío sobre las expectativas de los aficionados a los bombones, ha afirmado: "Aunque no sugerimos que se deje de consumir chocolate de vez en cuando, hay maneras más efectivas de mejorar la salud cardiaca, como llevar una dieta variada y consumir al menos cinco piezas de fruta y verduras todos los días". Y ha lanzado un último consejo para los fumadores: “Lo que mejor que pueden hacer para reducir el riesgo de enfermedad cardiaca es dejar el hábito”.
Sí, es verdad, no les había dado el detalle de que el estudio es suizo. Y se publica (o se publicita) justo a tiempo para Navidad. No conozco la revista Heart, ni tengo idea sobre si es una revista científica seria, pero desde luego este estudio, que puede tener algún valor como aprendizaje sobre los efectos en el muy corto plazo de comer chocolate, no permite hacer las afirmaciones rotundas con las que se encabezan los titulares de ABC ó El Correo. El País lo ha hecho mucho mejor, usando "puede" en lugar de "previene" o "es bueno". Y llevando a su entradilla las críticas de Griffiths.

Por cierto, hablando de Griffiths, la página de la BBC me ha dejado de piedra al comprobar que su edición en inglés cuenta la noticia con todas las cautelas, titulando que "El chocolate puede (may) reducir las enfermedades cardíacas", y dando amplio espacio al Dr. Griffiths para explicitar todas sus dudas, mientras que la edición en español titula simplemente "El chocolate y el corazón" y arranca así de estupenda:
Si el hecho de regalar o recibir chocolates esta navidad le produce cierta culpabilidad, ¡no lo piense así!

El chocolate es bueno para la salud, pero sólo el oscuro.
En lugar del Dr. Griffiths, quien es entrevistada es la Dra. Posada, nutricionista de la Universidad de Antioquía, en Colombia, que da por buenos los resultados del estudio. Sólo al final se contienen estas breves cautelas:
Advertencia
Pero no todas son buenas noticias.
Los expertos advierten sobre el alto contenido de calorías en todos los tipos de chocolate.
Por lo general el alimento contiene 500 calorías por cada 100 gramos y un promedio total de 30% de grasas.
Entonces, ¿comer o no comer chocolate?
"Yo recomiendo a mis pacientes que, si no tienen problemas de peso, tomen una taza de chocolate diario como una buena fuente de antioxidantes", dice la nutricionista.
"Y si el paciente tiene problemas de peso o es diabético, que tome cocoa endulzada con edulcorante y leche semidescremada".
Me pregunto si la BBC tiene un doble estándar sobre cómo se da una noticia científica, según sea para el público anglosajón o para otros públicos. Se van a ganar el apodo que les dio Wonka de Bean Boiling Corporation.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.