7 de diciembre de 2005

Punto arriba, punto abajo

(Texto completo de Wonka. Mil gracias. Volveré el lunes, ya que el viernes es festivo en Toledo.)
Vuelve a publicarse una estadística sobre diferencias salariales entre hombres y mujeres en España y vuelven los periódicos a ofrecernos la panoplia habitual de errores y sesgos que suele acompañar a este tipo de noticias. Un clásico de Malaprensa.

La Razón comienza regular, además en el titular: “El salario de la mujer es un 17% inferior al del hombre en España”. En realidad, lo que dice quien ha llevado a cabo la encuesta, el INE, en su nota es: “El salario bruto por hora de los varones es un 17,3% mayor que el de las mujeres”.

Parece lo mismo, pero no lo es. El salario medio de los varones es, en un número índice con base 100 para la media de todos los españoles, de 106,3, y el de las mujeres de 90,6. La diferencia (15,7) es un 17,3% del salario de las mujeres (15,7/90,6), pero es sólo un 14,8% del salario de los hombres (15,7/106,3). Si A gana el 17% más que B (como dice el INE), no es cierto que B gane el 17% menos que A (como dice La Razón).

En cualquier caso, muy bien La Razón con su neutro titular, sin meterse en complicaciones, aunque no dice que es el salario/hora. Le pondría buena nota, si no fuera por el texto que introduce la noticia y que no tiene desperdicio:
«Soy mujer, madre soltera y mi sueldo es menor que el de mi compañero, que desempeña un puesto igual. ¿Puedo hacer algo por solucionarlo? ¿He de sentirme discriminada por mi sexo?». Tal consulta (ficticia) podría ser una de las muchas que recibe un abogado, una amiga íntima o el consultorio sentimental de una revista de tres al cuarto. La respuesta de los tres, con diferentes matices, sería la misma: «Has de ser paciente; la cosa cambiará. (Respuesta a la primera pregunta). Y: «Sí, deberías sentirte discriminada por ser mujer». (Contestación a la segunda de las cuestiones). Tales supuestos no son variables de un problema filosófico. Son vértices de una misma realidad.

El Instituto Nacional de Estadística ha elaborado un estudio en el que calibra las condiciones de vida en España. En él se valoran muchos aspectos: sueldo anual individual, ingresos por hogar, remuneración en función del sexo, inversión en la casa común, falta de tiempo para asistir al médico o al dentista, falta de dinero para poder pagar unas vacaciones de una semana al año. Y etcétera, etcétera... Las conclusiones son claras. Muy claras. La mujer sigue siendo maltratada en el ámbito laboral: accede al trabajo, sí. Pero su sueldo es infinitamente inferior al de su compañero masculino. Y las posibilidades de acceder a un puesto acorde a sus posibilidades son menores. Y sólo por ser mujer.
Casi nada. La periodista se imagina consultas de mujeres (¿“maltratadas” laboralmente?) a los abogados, muy lógicas, claro, pues su sueldo es “infinitamente inferior al de su compañero masculino”. Infinitamente=17,3% (o, mejor dicho, 14,8%). Y luego dicen que la enseñanza de las Matemáticas no está tan mal.

Todo eso porque el salario medio por hora de las mujeres es un 17,3% (en realidad, un 14,8%) inferior al de los varones. No hay nada como la buena literatura para sacarle punta a un dato. Aunque no lo dice, en el fondo, la periodista de La Razón está pensando que el INE compara a hombres y mujeres en las mismas condiciones. Pues no. La nota de prensa del INE no dice en ningún sitio que se estén comparando a hombres y mujeres en las mismas condiciones (igual puesto, formación, experiencia laboral...).

Quien sí expresa esa idea equivocada con toda claridad es La Vanguardia, que, en portada, en una especie de entradilla, se desmelena, con el mismo error de porcentajes de La Razón: “Las mujeres cobran un 17,3% menos de salario por hora que los hombres en el mismo puesto”. Por supuesto, insiste en lo mismo en páginas interiores. Al menos, tienen el detalle de ahorrarnos la literatura melodramática.

El Periódico, menos mal, recoge bien la propoción de la nota del INE, pero añade la misma interpretación curiosa que La Razón, pues, según la frase que usa parece que las mujeres encuestadas son las “compañeras” de los varones: “El sueldo bruto por hora de un varón es 17,3% mayor que el de sus compañeras”. Puede que sí, puede que no.

Elmundo.es también opta por una frase neutra, aunque es incompleta, pues no dice que se trata del salario/hora: “El sueldo de los hombres es un 17,3% superior al de las mujeres”. El Mundo titula también con bastante neutralidad, pero se equivoca también con las proporciones y se deja fuera, de nuevo, la idea del salario/hora: “Ellas ganan un 17% menos que ellos” (€).

El País también va de neutro, pero vuelve a equivocarse con la diferencia porcentual y tampoco da razón completa del dato que comentamos: “Las mujeres ganan menos. El salario de las mujeres es un 17,3% inferior al de los varones.”

El/la periodista del ABC tampoco se priva de interpretar los datos del INE, pero, al menos, es original, pues no cita la mágica cifra del 17,3%. Ahora bien, las que cita son todavía más confusas:
El estudio también pone de nuevo en evidencia que la sociedad española se encuentran todavía lejos de lograr la plena igualdad entre géneros. Ellas perciben un salario inferior. Es un 9,4% menor que la media de los trabajadores, mientras que para ellos es un 6,3% más elevado.
Claro que, al menos, nos ha ahorrado el calificativo que sí ha puesto a otra de las cifras de la nota de prensa que han recogido, la de la cantidad de españoles que viven por debajo del umbral de pobreza relativa, un “escalofriante dato”, según el/la periodista.

Escalofriantes, sí, algunos de estos periodistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.