30 de enero de 2006

El negocio del amor

No, no es el que están ustedes pensando. Ayer El País publicaba, con llamada en la portada incluida, una noticia/reportaje sobre el crecimiento en España de las páginas de Internet dedicadas a la búsqueda de pareja: "El negocio del amor arrasa en Internet" (gracias a Marcial por la pista). Todo muy entretenido y dominical, pero lo llamativo era este subtítulo: "Las 'web' para buscar pareja facturan 15 millones de euros al año, tienen 5 millones de usuarios y empiezan a anunciarse por televisión". ¿5 millones de usuarios? Eso se decía también en el texto (párrafos 2 y 3):
Alrededor de cinco millones de españoles se han registrado en páginas de contactos por Internet para buscar pareja (o, en menor medida, amigos, amantes...), pero no todos pagan. Sin embargo, lo hacen los suficientes para que algunas de las empresas que se dedican a estos menesteres hayan podido hacer, por primera vez, campañas publicitarias en televisión, y en horarios que incluyen los de máxima audiencia. Son dos, las filiales de la estadounidense Match.com y de la francesa Meetic.

Entre ambas webs suman unos 4,8 millones de usuarios registrados en España -un mismo usuario puede estar dado de alta en más una web-. En cuanto a los de pago, la estadounidense explica que de cada 100 usuarios registrados, 6 pagan. En la francesa aseguran que son 10 de cada 100. Los datos avalan la buena salud del negocio: Meetic salió a Bolsa en París el año pasado y Match.com tiene en todo el mundo un millón de usuarios de pago. Los contactos en Internet generaron el año pasado en España 15 millones de euros de facturación. Y las previsiones son de crecimiento en Europa.
Teniendo en cuenta cierto estigma social de las páginas de contactos, y la sospecha muy común de que los que buscan pareja de esta forma tienden a ser gente "rara", ¿no les parece que quizá, siendo un poquito malpensado, las compañías que se dedican a esto puede tener, digamos, algún interés en transmitir el mensaje de que son millones los usuarios, de que es una cosa muy normal, de que lo hace todo el mundo? Y siendo este el caso, ¿no debería el periodista quizá preguntarse si esas cifras pueden ser ciertas? ¿No debería ser algo menos cándido de lo que parece en este texto?

Porque aparte de decirnos que los supuestos 4,8 millones de usuarios pueden incluir duplicaciones, todo lo demás lo acepta sin rechistar. Pero hay mucho por lo que rechistar.

1. En España hay, según el INE, hay 15 millones de personas usuarios habituales (en los últimos 3 meses) de Internet. ¿Uno de cada tres son usuarios de estas páginas?

2. Llama la atención que ninguna página española informe de cuántos clientes de pago tiene, y para hablar de la proporción entre los de pago y el total de registrados se citen cifras de Estados Unidos o Francia. ¿No saben esa proporción los españoles, o no la quieren dar?

3. Si la facturación fue el año pasado de 15 millones, y los usuarios que pagan son entre el 6 y el 10 por 100, resulta una facturación por usuario de pago de entre 31,25 € (para 480.000 usuarios de pago) y 52,1€ (para 288.000 usuarios de pago). Pero en otra parte del artículo se dice que el precio por un mes es de 30€, con descuentos para subscripciones más largas (algo así se deduce también de esta página). Las cifras no cuadran bien, salvo que la gente encuentre pareja muy, muy rápido (¿2 meses?), pero entonces nos lo contarían las propias empresas; o desiste igual de rápido (si es así, nos lo debería contar el periodista). Hay otras opciones: el pago anual por persona es más alto, pero la ratio de usuarios de pago por el total de usuarios es más baja que en otros países; o bien la ratio es similar... pero el total de usuarios es menor de los famosos cinco millones.

4. Otra cifra disonante. En la sección de notas de prensa de Match.com he encontrado que sus páginas son líderes de audiencia entre las dedicadas a estas cosas. Pero fíjense que datos tan llamativos: en enero de 2005 la suma de la cifra de visitantes únicos a Match.com, "más la de los partners online en España (MSN Amor y Amistad, Tiscali, Wanadoo, Hispavista, La Vanguardia, El País, Los 40…etc.)" (¿cómo se han contado estos?) fue de 1.121.000. Meetic tenía 346.000 visitantes y Amigos.como 234.000. Suman aproximadamente 1.700.000. Puede parecer mucho, pero hay que tener en cuenta que los "visitantes únicos" no tienen que ser diferentes personas (la tecnología para contar esto todavía no es tan precisa). Además, son visitantes, no usuarios registrados (a mí hoy me habrán contado como visitante, dos veces, porque he estado en las dos principales para hacer este texto). Y entre las diferentes empresas seguro que hay duplicidades.

5. Veamos, finalmente, algo de sociodemografía. Según el artículo, el 80% de los usuarios registrados tienen estudios universitarios. Eso haría 3,84 millones. Aquí tenemos un problemilla porque según el INE (Censo de 2001) en España hay 4,6 millones de licenciados o diplomados, de los cuales 2,3 están casados y 2,1 están solteros, viudos, separados o divorciados. Ya sabemos que hay muchos matrimonios infelices. Pero también hay muchos no casados felizmente emparejados. Así que no hay por donde coger los de los 3,84 millones buscando pareja, y además por Internet.

En fin, que lo de los cinco millones no hay quien se lo crea. Bueno, pero ¿es muy importante que sean cinco, tres o dos? En realidad, no tanto. El problema es que es el propio periodista (y sus jefes) el que ha decidido prestar mucha atención a esa cifra, poniéndola en el subtítulo y en los primeros párrafos. Y el segundo problema es que al subrayar tanto una cifra obviamente errónea me dan una pista de que no son nada cuidadosos con su trabajo, y de que no me debo creer ni tomar muy en serio nada de lo que me cuenten. Ese es el verdadero problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.