14 de julio de 2006

Bilbainada

Me escribe Antonio M. Rodríguez (gracias) para apuntarme que la mayor parte de los periódicos que cuentan la decisión de la Unesco de incluir al Puente Colgante de Portugalete en la lista del partrimonio cultural internacionalmente protegido lo hace utilizando el término "Patrimonio de la Humanidad" (o incluso "Monumento de la Humanidad"), que no se sabe de dónde ha salido, porque la propia Unesco en su página web habla de "Patrimonio Mundial" y así también se expresa el tratado en el que se basa la creación de la famosa lista (pdf).

Lo cierto es que a mí me suena muy familiar lo de "Patrimonio de la Humanidad", así que la innovación no es de ahora, sino que debe de ser de hace bastantes años. Si alguien se anima a investigar, probablemente una búsqueda de ambas expresiones entrecomilladas en el buscador de El País dé muchos frutos.

Aprovechando la circunstancia, de todos modos, y teniendo en cuenta que es viernes, y es julio, podemos sonreir un poco viendo como en un gesto típico de grandeza bilbaína, El Correo introduce la noticia en estos términos:
El Puente de Vizcaya luce desde ayer el flamante título de Patrimonio de la Humanidad, el máximo galardón al que puede aspirar un elemento histórico o cultural y que sólo ostentan joyas de la talla del Taj Majal, la Acrópolis de Atenas o las pirámides de Gizeh.
Caramba, carambola. Tengo yo un primo lejano en Portugalete que dice que es lo más bonito del mundo (lo cierto es que el hombre tampoco ha viajado mucho), pero va a resultar que tiene razón, si nuestro Puente Colgante (el más elegante) está en ese nivel. Ya ven: Taj Majal, Acrópolis, Pirámides, y Puente de Portugalete. ¿O no? Último párrafo de la misma noticia:
Junto al transbordador, la Unesco ha reconocido también otros monumentos, como el centro histórico de Ratisbona y Stadtamhof (Alemania); la ciudad Minera de Sewell (Chile); Behistán (Irán); las Strade Nuove y el sistema de los Palazzi dei Rolli (Italia); el sistema de irrigación de los aflaj (Omán); el centro del Centenario de Wroclaw (Polonia), o el paisaje minero de Cornualles y oeste de Devon (Reino Unido).
Estooo... sin desmerecer nada a ninguno de estos sitios (confiesen: ¿de cuántos de ellos habían oido hablar ustedes?), si en una sola tacada la Unesco ha reconocido a ocho ó nueve monumentos o parajes más, quizá es que la declaración no es tan exclusiva. Lo siento por mi primo, pero no lo es, no: la víspera la Unesco había reconocido otros ocho lugares, y en total la componen 830 sitios, de los cuales 39 están en España (casi sale a uno por provincia).

En definitiva, que está muy bien y hay que celebrarlo, pero... que no es como la Acrópolis, por mucha ilusión que nos haga a los vizcaínos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.