4 de julio de 2006

¿Rectificación o contumacia?

Me escribe Wonka para contarme que el mismo periodista que ayer decía que el permiso por puntos había tenido un gran éxito, ahora dice lo contrario.

Titular: "El nuevo carné por puntos se estrella en su debut al no rebajar la siniestralidad"
Subtítulo: "Con menos tráfico, murieron 23 personas el pasado fin de semana, sólo dos menos que en 2005"

Texto de los primeros párrafos:


Lo que hasta las 20.00 horas del domingo parecía un debut triunfal [se lo parecía a este mismo periodista, ¿a quién más?], se tornó en un estreno más trascendente por la novedad de un nuevo permiso de conducir y el conteo de los puntos perdidos por los infractores que por su verdadero fin, el de reducir drásticamente el número de vidas que se cobran cada año los accidentes de
tráfico en las carreteras.

Hasta las 20.00 horas del pasado domingo, el parte de accidentes de la Dirección General de Tráfico (DGT) registraba 15 víctimas mortales, un descenso del 28% respecto al mismo fin de
semana del año anterior. Un esperanzador progreso a pesar de que el tráfico en la primera salida de vacaciones de verano de este año fue notablemente inferior: 4,5 millones de desplazamientos contra 5,9 millones en 2005, un 235 menos.

Sólo cuatro horas después el avance se había anulado. El parte definitivo facilitado por Tráfico informó de que 23 personas fallecieron en las carreteras, lo que supone sólo dos muertos menos que en la misma operación del año pasado. (...)

A pesar del desafortunado debut del nuevo sistema (...) Según los expertos (...) los efectos positivos del permiso (...) se dejarán sentir a medio plazo siempre que se intensifique la vigilancia en las carreteras y se concience a los conductores de que deben modificar su hábitos más peligrosos al volante (...)."

Dice Wonka: "Es él el que había hablado del éxito del carné por puntos y hoy, como en broma pronosticaba yo ayer, del fracaso. Su cabeza, obviamente sigue en la misma longitud de onda: con un dato de un fin de semana soy capaz de afirmar si una medida pública tiene éxito o no, a pesar de lo que aconseja la prudencia y, sobre todo, a pesar de que en la misma noticia recoja el juicio sensato de los expertos. En fin."

Esto no es una rectificación, sino la perseverancia en el error. Señor periodista: con los datos de un fin de semana no se puede decir nada, ni bueno, ni malo, ni regular, sobre la eficacia de ninguna medida. Son demasiados pocos casos para hacer ninguna comparación de valor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.