20 de noviembre de 2006

Menos descontentos con las obras de Valladolid

Este fin de semana he estado por Olmedo (les recomiendo el balneario) y Valladolid. En El Norte de Castilla del sábado encontré una encuesta a los vallisoletanos sobre el estado de la ciudad, que el domingo se completaba con otra parte de la misma encuesta referida a cuestiones políticas.

La información del sábado se refería entre otras cosas a las obras en la ciudad y una de las piezas llevaba este titular: "Comienza a bajar el porcentaje de críticos con el plan de obras". El primer párrafo decía lo siguiente:
El 78,4% de los vallisoletanos entienden que el Ayuntamiento debería haber evitado la simultaneidad de las obras en la ciudad. Se trata de un porcentaje muy alto -nueve puntos por encima de la apreciación vecinal en noviembre del 2005- pero el Barómetro Sociopolítico de EL NORTE DE CASTILLA comienza a registrar un descenso en el número de vecinos críticos, ya que, en la oleada de mayo del 2006, la cifra de descontentos se elevaba hasta el 80,1%.
Espectacular descenso de los críticos, sí señor: de 80,1 a 78,4 por ciento va un 1,7 por ciento. ¡¡¡En una encuesta con muestra de 352 encuestas y margen de error de más/menos 5,5%!!!

Quizá los periodistas no tendrían por qué saberlo (podrían, si leyeran los textos adecuados), pero desde luego la empresa que ha hecho la encuesta tendría que saber que una diferencia como esa es absolutamente irrelevante: hay grandes posibilidades de que se deba al azar. Exactamente, si mis cuentas rápidas no me fallan, suponiendo que en realidad el porcentaje de descontentos estuviera totalmente estancado, habría un 72% de probabilidad de obtener una diferencia como la que ha aparecido, o incluso mayor, con lo que, en terminología estadística, diríamos que no podemos descartar la "hipótesis nula" de que realmente haya sido así, y no haya cambiado en absoluto el número de descontentos con la simultaneidad de obras en la ciudad.

Una regla de oro habría evitado este error tan tonto: si la diferencia entre dos porcentajes es menor que el margen de error de una encuesta, nunca es una diferencia significativa. ¿No es difícil, no?

1 comentario:

  1. Estás seguro de esta frase?
    De 80,1 a 78,4 por ciento va un 1,7 por ciento.

    ¿No será una diferencia de 1,7 puntos?
    No es difícil comprobar antes de hablar no?
    AY la malaprensa de la malaprensa.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.