5 de julio de 2007

Primero critica y luego pregunta

He asistido hoy en directo en la SER al bonito espectáculo de un periodista (y de rebote casi todos los medios) puesto en evidencia por su entrevistada, sin que el tipo se diera por aludido ni se enterara de que le habían dejado con el culo al aire.

Todo empieza con la noticia, publicada hoy por todas partes, de que los bancos han subido las comisiones que cobran a sus clientes alrededor de un 10% de media en el primer semestre de este año. Ya tenemos carnaza para criticar al gran capital y para que los comentaristas de los periódicos se desahoguen (vean, por ejemplo, los de elpais.com aquí). Pero qué perros son los bancos y cómo nos sangran y todo eso...

El presentador de Hora 14 de la cadena SER ha montado para la ocasión una entrevista a dos bandas con una portavoz de una asociación de bancos (no recuerdo el nombre ni el cargo exacto) y con un portavoz de los consumidores (lo suelen hacer al terminar el informativo, con dos personas que presenten perspectivas enfrentadas sobre uno de los temas del día). Ha empezado preguntando a la portavoz de los bancos si las comisiones eran excesivas (diciendo algo como "ya me imagino que usted me dirá que no") y ella ha le ha señalado discretamente que los medios estaban interpretando mal los datos, ya que los números que todos los medios están manejando son las estadísticas que el Banco de España hace con las comisiones máximas que cada banco tiene obligación de comunicarle, y por encima de las cuales no puede cobrar (y que son libres), pero que naturalmente los bancos no cobran a todos los clientes esas cifras máximas, sino que a partir de ellas hacen descuentos, planes especiales y todo tipo de arreglos y componendas.

Así lo dice el propio Banco de España en la presentación del informe publicado ayer:
Los datos proceden de las tarifas que las entidades publican en sus folletos (que son las máximas que pueden aplicar), por lo que lo efectivamente cobrado podría ser inferior a las cifras reflejadas en estos cuadros.
El periodista, en lugar de sacar la pata, le ha comentado jocoso algo como "claro, ahora usted me dirá que los bancos siempre cobran la comisión mínima" y se ha quedado tan pancho. Ella le ha respondido que no siempre cobran lo mínimo, claro, pero que muchos bancos llevan un par de años compitiendo en ese terreno, lanzando cuentas y planes sin comisiones, y que en realidad las cuentas de los bancos muestran que el total cobrado por esos servicios ha tenido una subida interanual, hasta marzo, de un 2 y algo por ciento (cito de memoria, claro, ustedes perdonarán alguna imprecisión).

Lo divertido ha sido que luego el representante de los usuarios ha confirmado que, negociando y presionando, es relativamente fácil conseguir que el banco no le cobre a uno las comisiones oficialmente anunciadas, y que hay competencia, y que lo que hay que hacer es chalanear un poco con el banco y amenazarle con irse a otro.

Total, que todos los medios están contando como si fuera una media de las comisiones efectivamente cobradas lo que es una media de los precios máximos anunciados. Y seguro que alguno dirá muy serio "son cifras oficiales del Banco de España" (bájese la voz adecuadamente).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.