22 de agosto de 2007

Máximos históricos

Dice hoy un titular de portada de Deia que "La lluvia de agosto marca máximos históricos". Como estamos en fiestas de Bilbao y hace unos años en esos días se produjeron catastróficas inundaciones, no es un titular que debería ponerse alegremente.

Pues sí, lo han puesto alegremente. Si va uno a las páginas interiores encuentra que el titular se transforma en este: "Las precipitaciones de agosto en la CAV superan ya la media histórica del mes". Es decir, que transcurridos dos tercios del mes ha llovido ya tanto como la media de los meses de agosto completos (67 litros en Bilbao, 100 en Hondarribia). Algo totalmente distinto de lo que decía la portada, siguiendo un clásico de este periódico.

¿Será eso un máximo histórico? Desde luego en Deia no parecen saberlo.

Pero si buscamos un poco en Internet encontramos que, por ejemplo, el año de las inundaciones (y antes de que sucediera la catástrofe), ya habían llovido en Bilbao (Sondika), en los primeros 21 días de agosto, unos 150 litros (más del doble que este año; luego en un solo día lloverían más de 250 litros). También en 1996 habían caído, en 21 días, unos 75 litros.

Así que de máximos históricos, nada de nada. Pero todavía el texto tiene más jugo. Los últimos párrafos no tienen desperdicio, ya que el periódico atribuye a la directora del Centro Meteorológico del País Vasco que la explicación de las lluvias es que "este año tocaba", ya que "cada cinco años hay un verano malo", como lo fue en 2002, aún peor que este. Dicen también que dijo que "el verano de 2008 será muy soleado". Me cuesta creer que una meteoróloga profesional haya dicho semejantes burradas. Visto lo visto en el resto de la noticia, comprenderá la periodista que no me fíe mucho de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.