7 de septiembre de 2007

Que nadie se entere de que el mundo va a mejor

Les iba a dejar ya tranquilos para el fin de semana pero he visto algo que me ha indignado tanto que no me puedo contener. Este gráfico proviene de un informe provisional (pdf, en inglés) de la Comisión sobre los Determinantes Sociales de la Salud, establecida por encargo de la OMS. Está en la página 6 (no hay que ir muy lejos) y se titula "Esperanza de vida al nacer, por regiones, 1970-1975 y 2000-2005". Mírenlo un poco (click para ampliar) y mediten sobre qué es lo más importante que se ve ahí, y qué titular pondrían ustedes a una noticia que quisiera resumir esa información.

¿Ya lo tienen? Pues ahora vean el titular de Elpais.com:

Como lo leen. Y esta vez el desastre no se queda en el titular. Lean la noticia y busquen por alguna parte que la esperanza de vida ha crecido más en el Sur de Asia, América Latina, Países Árabes y Extremo Oriente que en los países ricos de la OCDE. Simplemente, no se cuenta. ¿A quién le importa lo que le pase a 3.000 ó 4.000 millones de personas? Lo que cuenta es sólo y exclusivamente lo que les pasa a aquella parte del mundo pobre a la que le va muy mal (y es cierto que existe y que le va muy mal: pero África Subsahariana no son "los países pobres").

Actualización (8-sep): Me he dado cuenta de que mi texto inicial era confuso, ya que induce a creer que el redactor de la noticia y el titular de Elpais.com han visto el gráfico que yo presento arriba. Con toda probabilidad no es así, sino que sólo habrán visto la nota de la Agencia Efe (reproducida, por ejemplo, en 20 Minutos) y titulada "Diferencias esperanza vida entre países ricos y pobres supera treinta años". Por tanto, el problema no es, como tantas veces, de mala fe, sino de la suma del "modo de producción" de los medios online y la tendencia al catastrofismo de los medios, combinada, quizá con una considerable ignorancia sobre la situación social y económica de los países pobres.

El origen de toda esta chapuza es seguramente una nota de prensa de la OMS, que resalta sólo el contraste entre los más pobres y los más ricos, y omite mucha información importante; luego Efe reproduce ese contraste agudo...; y luego alguien en Elpais.com elige un titular que lo trastoca y cambia profundamente el significado, aunque (supongo) no nos quiere engañar deliberadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.