17 de abril de 2009

Tráfico y Semana Santa

Hay veces en que uno se pone abúlico y piensa que sus batallas quijotescas están para siempre perdidas. Una vez más esta semana hemos contemplado como se nos iban transmitiendo, casi a diario, las cifras de fallecidos en carretera "desde el comienzo de la operación salida hasta hoy a las ocho/ayer a las doce de la noche... comparados con el año pasado en el mismo periodo" como si fuera el tanteo de un partido o la cotización de una acción en bolsa, y como si esos micro-datos tuvieran algún valor.

No lo tienen. Ni siquiera un mes es un periodo de tiempo suficiente para ver tendencias significativas en los temas de tráfico, mucho menos una semana o los primeros tres/cuatro/cinco días de una semana (aunque sea santa). Es todo ruido.

Pero aún hay más. Ni siquiera esa comparación reiterativa e insignificante entre los datos de este año y los del pasado, se hace bien. Por ejemplo, el lunes Abc.es, publicaba una noticia que me manda Roberto (gracias), con el siguiente titular: 41 muertos en la carretera en Semana Santa, un 27% menos que en 2008. El texto contenía estos párrafos:
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha destacado que en lo que llevamos de Semana Santa han muerto en la carretera 41 personas, un 27% menos de personas que en el mismo periodo del año anterior
...
Un total de 41 personas han muerto en los 39 accidentes de tráfico ocurridos en las carreteras españolas desde que el pasado día 3 comenzó la operación especial de Semana Santa, lo que supone 19 menos que en el mismo periodo de 2008, según ha informado hoy la Dirección General de Tráfico (DGT).
En los siniestros registrados entre las 15.00 horas del viernes, 3 de abril, y las 24.00 horas de ayer, domingo, otras 11 personas han resultado heridas graves y 25 leves. En la Semana Santa del pasado año, hasta la medianoche del domingo, habían perdido la vida 58 personas.
Veamos, si el año pasado murieron 58 hasta las doce del domingo, y este año 41, la diferencia es de 17, no de 19. Pero ni 17 ni 19 son el 27% de 58. Son, respectivamente, el 29% y el 33%. ¿Quién ha escrito ese titular? ¿Cómo ha echado la cuenta?

Para enredar más las cosas, el año pasado, el día equivalente, se dijo que los muertos hasta las 12 de la noche eran 55, no 58. O bien se han rectificado errores o bien, mucho peor, se han incluido los fallecidos en días posteriores por las heridas en accidentes de esos días, haciendo entonces una comparación entre datos no comparables (por definición, el lunes aún no se podía hacer esos añadidos).

Si tomamos como cifra comparable la que se dió dio el año pasado el lunes de pascual Lunes de Pascua, el descenso sería entonces de 55 a 41 muertos, un 25% (no hay manera de dar con el 27%).

Si no saben echar una cuenta básica, claro, menos podemos esperar que se esmeren con los cálculos de riesgo relativo. Prácticamente todos los medios han reproducido la afirmación del ministro Rubalcaba de que el 23% de las víctimas mortales no llevaban cinturón de seguridad (por todos, El País), como me señalaba Luis (gracias). Algún listillo en los comentarios suele decir: pues entonces, el 77% sí lo llevaban, luego es más peligroso llevarlo que no. Esa conclusión sería válida sólo si los que llevan cinturón y los que no lo hacen fueran más o menos la mitad. Pero eso no es cierto, como sabemos, ya que en carretera (y las cifras de muertos de la DGT se refieren a carretera, no a ciudad), el uso del cinturón es casi universal entre los conductores, aunque algo más bajo entre copilotos y otros pasajeros.

Con todo, si no sabemos si los que no llevan cinturón en viajes largos, contando todos los ocupantes, son el 5%, el 10% ó el 20%, la cifra del 23% resulta también básicamente irrelevante. Es imposible concluir a partir de ella nada muy valioso, por mucho que el ministro se empeñe. Pero eso no impide que sea reproducida religiosamente por todos los medios, sin preguntas, dudas o matices. Si lo dice el ministro, es que es muy importante.

Comentarios hasta el 31-12-09

Gracias por confirmarme que no debemos fiarnos de las estadísticas publicadas en la "prensa seria".

De verdad que ya no sé de quién fiarme (si es que puedo fiarme de alguien, claro)...

Siempre me descubro ante sus acertados comentarios. Incluso diré que tiene gracia y sabe manejar la ironía muy bien. Hoy, debo corregirle una falta de ortografía en este texto: dio es un monosílabo y, en principio, no lleva tilde, como ocurría antaño. Además, en principio Lunes de Pascua se escribiría en mayúscula, al poder ser considerado como "un nombre propio". En cualquier caso, siempre que alguien tenga una duda es mejor escribir en minúsculas que en mayúsculas. En castellano o español, es preferible no abusar de las mayúsculas. En inglés, sí abusan.
La noticia que comentas incluye un texto con una errata: ministro del Interior es erróneo. La denominación correcta del susodicho ministerio es "de Interior".

Gracias, ya he corregido los dos errores. No el del texto citado, aunque podría haber puesto un [sic]. Lo del "dió" es un vicio que tengo adquirido y contra el que lucho desde siempre, porque se me va la mano al acento. Pero a veces se me pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.