22 de marzo de 2011

De Hiroshima a Fukushima, pasando por el tsunami

Me escribe William Mark (gracias), para llamarme la atención sobre esta página de El País del sábado pasado:



Les copio su texto, que lo explica muy bien:
En la página 16 de El País, edición del sábado 19 de marzo de 2011, se publicó una crónica firmada por Georgina Higueras y con data en Hiroshima.
En el texto se vierten opiniones de habitantes de la ciudad bombardeada por EE UU con una bomba atómica y de el rechazo a la energía nuclear.
Las fotos que acompañan a la información son claramente tendenciosas. Son de una composición muy parecida y se vertebran a través del titular a cinco columnas: "Hiroshima clama contra las nucleares".
Sin quitarle ni un gramo de importancia a la cuestión del accidente nuclear de Fukushima, la información está claramente sesgada, uniendo bomba nuclear con Fikushima y las fotos, una del tsunami y otra de la ciudad japonesa tras la explosión del 6 de agosto de 1945. Las centrales nucleares, al margen de su conveniencia o no, no son bombas y no pueden explotar como una de ellas.
El mensaje subliminal está claro. Central nuclear, energía atómica igual a bomba atómica, muerte y destrucción masiva.
Puede que sea un fallo de edición, pero me parece imperdonable y, además, acorde con la estrategia de terror radiactivo a la que se han sumado la inmensa mayoría de los medios de comunicación.
Poco hay que añadir.

Lo más gracioso es que al día siguiente la Defensora del Lector, en su artículo semanal, criticó un "error" semejante, que se había dado el jueves en Elpais.com, en esta portada:



Cito a la defensora:
Ese día se mostraba una foto de la agencia Getty en la que se veía un gran número de gente intentando acceder a una estación. "Viajeros acceden a los andenes en la estación de Ikerbukuru", rezaba el pie. Debajo, el titular principal decía: Varios países preparan la evacuación de sus ciudadanos. Y al lado, en Eskup, sobre una foto, decía: "Calles desiertas en Tokio".

La lectura global era unívoca: la gente huye de Tokio. Pero Andrés Peña me advierte de un detalle: el pie de foto de la agencia Getty es algo diferente: "Los viajeros se agolpan frente a las taquillas de la estación de Ikerbukuru para viajar de vuelta a casa". El diario no ha mentido, pero no es lo mismo volver a casa que salir huyendo de la ciudad. Esa omisión cambia por completo el significado de la foto.

Creo que una crítica muy semejante puede hacerse a la página 16 del sábado. La mezcla de fotos genera conexiones mentales espúreas espurias e improcedentes.

16 comentarios:

  1. Errata: Donde dice "espúreas" debería decir "espurias".

    http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?LEMA=espurio

    (No hace falta publicar este comentario)

    ResponderEliminar
  2. Hombre, para ver si es tendencioso, habría que poder leer el articulo, en cuanto a las fotos, estoy de acuerdo, la foto de la bomba no pinta nada, y la otra tampoco.

    ResponderEliminar
  3. El País sigue tirando a la basura el prestigio de décadas. Pero qué más da. Lo hacen todos. Vaya puta mierda de prensa tenemos en España. Lo digo con todas las letras: la prensa española es una PUTA MIERDA. Y los periodistas que trabajan en esos medios de MIERDA, deberían tener al menos la vergüenza suficiente como para negarse a seguir arrojando porquería sobre cabeceras que, hace apenas 4 años, todavía no habían empezado a vomitar aguas fecales. Qué ascazo.

    ResponderEliminar
  4. Estimado anónimo, los periodistas de los medios son trabajadores. De ellos no son los periódicos (más quisieran) y hacen lo que pueden y les dejan. Como todo en la vida, los hay responsables y, dentro de sus limitaciones, que son muchas, hacen lo que pueden (insisto). Tu juicio, que comparto en parte, es producto del desconocimiento de lo que es una redacción.
    Sin embargo, creo que la prensa ha ido claramente a peor. Justo desde que se mira más la cuenta de resutados y como pagar bonus que otra cosa.

    ResponderEliminar
  5. Un sensacionalismo tremendo. Ahora los bebés no pueden consumir el agua de Tokyo, pero bah, no pasa nada. Eso del cáncer son milongas ecologistas. Muy seguros están algunos para dar lecciones.

    ResponderEliminar
  6. Obviamente la foto del tsunami está mal escogida, pero discrepo del resto. En un artículo sobre Hiroshima es relevante saber como quedó la ciudad después de la bomba. Tras dos semanas de comer pánico nuclear habríais podido encontrar ejemplos mucho mejores.

    La gran mayoría de medios han hecho sensacionalismo con lo de Fukushima -mientras paradójicamente defendían la energía nuclear en sus editoriales- e incluso ha manipulado datos como la foto del metro que citas, pero no encuentro tan descabellado vincular energía nuclear con bombas nucleares (aunque las centrales no exploten, el artículo lo dice?)pues ambas tecnologías están unidas estrechamente y son muchas las voces que si no fuera por su interés militar, económicamente nunca se hubiera llegado a desarrollar la energía nuclear.

    Claro que lo que ha pasado en fukushima tiene más relación con Chernóbil que con Hiroshima, pero es que al enviado especial le pilla más cerca y una visita no está de más.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo de 23 de marzo de 2011 13:05, siento discrepar, que la tecnología sea la misma no tiene nada que ver, en cuanto se comenten estos atropellos es amarillismo y se está enfocando con una tendencia sensacionalista hacia una opinión de pánico, es el mismo símil que si un periódico en contra de las fallas de Valencia, colocase en sus páginas una noticia "sobre la opinión que tienen acerca de la mascletá los damnificados por minas antipersona" ya que la tecnología de los explosivos es la misma, aunque hay un abismo entre ellas, pues con la obtención de energía nuclear es lo mismo que con las bombas atómicas, al igual que no podrías tratar una noticia sin caer en el amarillismo, del riesgo de contaminación nuclear de las unidades de radiología de un hospital aduciendo así mismo al desastre de Chernobyl o Fukushima ¿entiendes por donde se encadenan los símiles y dónde está el argumento falaz y sensacionalista, no?

    ResponderEliminar
  8. Una central nuclear si que puede explotar como una bomba atomica, solo basta quwe fallen los sistemas de contencion y reardo y se desencadene una reaccion nuclear no controlada, o sea que y tanto que puede explotar como una bomba atomica.

    ResponderEliminar
  9. Solo que para fabricar una bomba nuclear necesitas U-235 en una concentracion concreta, mientras que el U-235 del combustible nuclear es muuuuuuuuuuuchiiiiiiiiisimo mas baja, por debajo del punto en que la reaccion en cadena autosostenida provocaria una explosion atomica. Vaya, que es francamanente dificil que se produzca una explosion atomica.

    ResponderEliminar
  10. Como versión complementaria, véase captura de pantalla de noticia de El Confidencial de hoy 23 de marzo

    http://awesomescreenshot.com/0d09wo8b6

    La foto parece relacionada con el titular, pero lo cierto es que ni es de Ascó, ni de daños producidos por la central de Fukushima (intuyo que será de Japón pero del tsunami).

    ResponderEliminar
  11. Soy el anónimo del 23 de marzo y por alusiones.

    no acabo de entender el paralelismo entre las minas antipersona y las mascletàs, no se si te refieres a una cuestión de escala o a la voluntad de hacer daño, pero en todo caso hay una gran diferencia en el caso nuclear.

    Ya he dicho que no he leído el artículo y no se si hace amarillismo, así no lo voy a defender. Solo que sí entiendo una relación entre Hiroshima y Fukushima.

    Y es que la radiación extendida y sus consecuencias sobre la tierra, el agua y las personas durante décadas es la misma, sea su origen una bomba o un accidente, por lo cual parece lógico saber la opinión de quienes han padecido estas consecuencias y más si están en el mismo país. A mi me parece interesante poder saber cuales pueden ser las consecuencias del desastre de Fukushima a años vista e Hiroshima es un escenario ideal para verlo. También se han hecho reportajes preguntando a los vecinos de Ascó o Cofrents sobre Japón -y donde aseguraban que su mayor temor era el cierre de la central- y también me parece lógico, sobre todo cuando se llenan tanta y tantas páginas.

    Ya digo que estos días han dejado ejemplos mucho mejores de alarmismo injustificado que este.

    ResponderEliminar
  12. Es cierto que durante estos días se ha aporvechado cualquier alarma para magnificarla en aras del pánico nuclear. Un pánico que no puedo decir si está justificado o no, porque realmente no lo sé.
    En concreto, respecto a esta noticia, me parece interesante que se haya hecho un paralelismo entre Fukushima e Hiroshima, puesto que, dejando aparte la destrucción física en instantánea de la explosión de 1945, las consecuencias radioactivas pueden ser las mismas. Y es que muchas veces se olvida que en Hiroshima no solo murio gente por la explosión, sino también por la posterior contaminación nuclear, que produjo malformaciones en fetos durante décadas.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo

    Parece que en realidad las malformaciones se dieron solo en las mujeres que estaban embarazadas cuando la explosión.
    Mira el artículo de Ricardo Cubedo
    http://bit.ly/gZPYV5

    ResponderEliminar
  14. El artículo de Cubedo está publicado en elmundo.es? Pues no sé si fiarme. Tiene tan poca o tan mucha credibilidad como el resto de noticias publicadas en ese medio.

    A mi solo me valen los papers científicos, no los artículos que confirman mis prejuicios.

    ResponderEliminar
  15. ¿"Ikerbukuru" es un familiar oriental de Iker Casillas? ¡Ikebukuro, por favor!

    ResponderEliminar
  16. Por cierto que es Ikebukuro ((池袋) como dice Anónimo a las 00:16, y esa foto puede ser de cualquier día normal en hora punta (como sabe quien haya intentado usar el metro de Tokio).

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.