23 de marzo de 2011

¿Quién mató al SMS? De momento, nadie

Me escribió ayer un lector para llamarme la atención sobre una noticia aparecida en Elmundo.es, con el llamativo título de Twitter mata al SMS, donde se contaba que Twitter (luego el texto incluía otras redes sociales) habría sido la causa de la disminución ("muerte") del uso de los SMS, que se habría producido en estos términos:
Mientras en 2008 los mensajes cortos suponían el 12% de los ingresos totales de las operadoras, en sólo dos años ese porcentaje ha descendido hasta el 8%. Asimismo, en el tercer trimestre de 2010 las 'telecos' facturaron un total de 2.178 millones de euros por los SMS, cuando en el mismo período del año anterior la cifra ascendió a 2.734 millones de euros.
Como me señalaba el lector, la bajada en tanto por ciento de los ingresos (del 33%) podría ser debida al aumento de los ingresos en otras partidas, no necesariamente a la disminución de los mismos por los SMS. Y en cierto modo eso se confirma en la segunda frase, cuando se explica que la disminución de los ingresos por SMS ha sido del 20%, que es menor que la anterior, pero también muy importante, aunque no llega a ser una "muerte", claro. Esta disminución de ingresos por SMS, por otra parte, podría deberse a la extensión de los planes de precios reducidos que incluyen cupos mensuales de SMS, y no necesariamente a la disminución en el número de los mismos.

La noticia no citaba la fuente de los datos, cosa criticable, pero supuse que provenían de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, cuyos informes, si la memoria no me fallaba, incluían datos que seguramente podrían resolver todas esas dudas. Y en efecto, el informe sobre el tercer trimestre de 2010 (pdf) las responde todas, pero de manera sorprendente:
  • Las cifras dadas en el párrafo citado son erróneas. En el tercer trimestre de 2009 las compañías telefónicas facturaron a sus usuarios 378,74 millones de euros por mensajes (el 10,1% de su facturación), y en el mismo trimestre de 2010 fueron 315,25 millones de euros (el 8,7%). Lo que sí es cierto es que la tendencia es claramente descendente: 17% menos de ingresos.
  • Los números que el párrafo cita, erróneamente, como millones de euros por mensaje, son en realidad millones de mensajes. Se pasó de enviar 2.734 millones de mensajes a 2.178 millones, un descenso del 20%, mayor que el de los ingresos.
  • De forma que la hipótesis de que el precio por mensaje ha descendido resulta errónea: el ingreso medio por mensaje ha aumentado ligeramente (de 13,85 a 14,45 céntimos por mensaje).
  • En la misma tabla donde aparece el número total de mensajes enviados (pág. 35), aparece también el desglose por tipos de mensajes. Resulta que la mayor parte de la caída en el número de mensajes enviados se da en los servicios de tarificación adicional (los que se mandan para concursos, politonos...), que han bajado un 80,5%. La caída brusca se produjo de hecho en el primer trimestre de 2010. Una nota al pie informe de que esa disiminución tiene que ver con un cambio en la forma de contabilizar los mensajes, que a su vez tiene su origen en un cambio legislativo. El texto no aclara en qué consiste el cambio contable, pero en todo caso el resultado es que la mayor parte del descenso en el número de mensajes proviene de él.
  • De hecho, el número de mensaje "ordinarios" (todos los demás) descendió sólo un 5,4% interanual en el tercer trimestre de 2010. Y los ingresos por ellos bajaron un 5,2%.
  • Bueno, no hay muerte, pero sí hay descenso. ¿Puede tener algo que ver Twitter y las otras redes sociales? Pues sí, claro, es posible que algo tenga que ver. Pero hay que recordar que estamos en una crisis económica en el que el uso de los móviles en general se ha moderado (excepto los servicios de conexión de datos). Así, el número de minutos facturados descendió en ese periodo un 1,1%.
En fin, que las noticias sobre la muerte del SMS parecen un poco prematuras. Pero en realidad lo que más me interesa de este ejemplo es recordar que al leer datos elaborados por otros no debemos fiarnos sin más de la primera impresión, y es conveniente, sobre todo si no estamos familiarizados previamente con ellos, hurgar lo más posible en sus interiores, el método, sus componentes. A menudo, en las series temporales, hay cambios metodológicos o conceptuales que introducen saltos y discontinuidades que nos pueden engañar, como en este caso.

Suele pasar que hacemos ese análisis detallado cuando los datos nos chocan, o contradicen nuestros prejuicios (cuando el estonopuedeserómetro nos dice que algo está mal). Pero lo verdaderamente difícil es entrenarse para mirar con ojo crítico los datos que confirman nuestras sospechas. Pero hay que intentarlo. Quizá ahí es donde encontremos más información novedosa que nos haga pensar y aprender.

6 comentarios:

  1. Probablemente si el autor del artículo hubiera tenido tanto tiempo como Malaprensa para leer el informe, habría llegado a conclusiones similares.

    Es elmundo.es, queridos. Importa la rapidez, no la calidad. El que quiera otra cosa, ya sabe... que lea el NY Times. Ay no, que es de pago.

    ResponderEliminar
  2. Más fácil de explicar el descenso:
    En los mensajes "habituales" la aparición de herramientas de envío de sms gratuitos.
    Y por otro lado el crecimiento de las tarifas planas, pues sale más "barato" llamar que enviar un sms.

    Y en cuanto a los números especiales (concursos y demás) la crisis que hace que no se despilfarre en tonterías.

    ResponderEliminar
  3. Lo que es más importante es que el motivo de la "muerte" del SMS son las aplicaciones para smartphones que hacen la competencia a dicho servicio. Por ejemplo, la archiconocida whatsapp, que permite el envío de pseudo-SMS gratis por ahora (y con una mínima cuota anual en el futuro) para quienes tengan un smartphone con tarifa de datos. O el e-mail o la mensajería instantánea sin ir más lejos. Twitter es un medio de difusión de mensajes públicos (tiene también privados, pero son residuales), mientras que el SMS es un medio de comunicación persona a persona.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y quién mató al VHS?

    Elizabeth Taylor, por supuesto.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/23/cultura/1300885866.html

    "He sido extremadamente afortunada en mi vida. He conocido el verdadero amor (...) Y nunca me he sentido tan viva como viendo a mis hijos [tuvo tres] disfrutando con algo, como cuando he visto el trabajo de un gran artista o cuando he logrado algo en la lucha contra el VHS", decía.

    ResponderEliminar
  5. Luis, un minuto después y ya está corregido!!!

    ResponderEliminar
  6. Jeje, qué casualidad, llevaba mal toda la santa tarde ;)

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.