23 de octubre de 2012

Sobre la participación en Galicia: el error de siempre

Otra breve nota sobre las elecciones del domingo. Durante todo el día, las noticias en las que se compara la participación a varias horas del día con las de las elecciones anteriores, decían que la participación bajaba mucho en Galicia: seis o siete puntos. Pero en los datos finales, publicados por los periódicos y a veces comentados por ellos, se dice que apenas ha bajado un punto. ¿Qué ha pasado?

Pues que, una vez más, se está haciendo mal la comparación. Los datos de la noche electoral se refieren solo a los votos emitidos en la mesa, o por correo, por los residentes en España. Entre esos votantes la participación fue el domingo, finalmente, del 63,8%. En 2009 en cambio, entre esos electores, la participación fue del 70,45%. Ha habido, por tanto, una bajada de 6,6 puntos en la participación de los electores que viven en España.

Sin embargo, en la página web de la Xunta nos dice que la participación en 2009 fue del 64,43%, que es la cifra que publican también los medios. Realmente fue así, pero solo una vez que a los votos contados en la noche electoral se sumaron, unos días después, los votos de los residentes en el extranjero, que en Galicia son un número considerable (se acercan a los 400.000), pero que votan, como es lógico, en un porcentaje mucho menor al de los residentes en España. Su voto hizo que en 2009 la participación final fuera 6 puntos menor a la anunciada en la noche electoral, y sin duda, cuando dentro de unos días nos den los resultados oficiales de estas elecciones, incluyendo el voto de los residentes en el extranjero, algo parecido volverá a suceder.

Comparar los resultados de participación de la noche electoral (sólo residentes en España) con los resultados oficiales de la elección anterior (que incluyen ambos censos) es un error que se repite en todas las elecciones. Ya en 2009, como conté aquí, hubo un error simétrico: se anunció un gran aumento de la participación electoral, que en realidad no había sucedido.

Es decir, que no aprendemos.

9 comentarios:

  1. Yo tengo una pregunta: y cuando hacen la comparación "a las 12 del mediodía", por ejemplo? Durante todo el día ahcen comparaciones cada hora, y en esas comparaciones se decía que la participación era 6 o 7 puntos menor. Todo el mundo fue a votar justo antes de las 20h? No tiene mucho sentido... donde está el error? Qué se está comparando en estos casos?

    ResponderEliminar
  2. Carlos: creo que no has entendido el texto. Precisamente lo que digo es que efectivamente, comparando los datos de la noche electoral con los de 2009 sí que ha habido una caída de 6,6 puntos.

    ResponderEliminar
  3. Yo también pensé, cuando anunciaron el primer avance en TVE 24h, que no tenía mucho sentido compararlo con los resultados finales de 2012. Pero entonces me fijé en que (al menos en esa ocasión, no recuerdo después si mantuvieron la misma práctica) con lo que comparaban el primer avance de 2012 era con el primer avance 2009, que sigue sin ser exacto pero tiene un poco más de sentido, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Lo que ya se sabe a estas alturas (incluso antes de la jornada electoral) es el número de votantes del CERA: 30.526 votos sobre un censo de 397.382. Eso deja la participación final el el 55,5%. Claro que, 10 días después, no saldrá en ningún medio, pero...

    No vamos a dejar de pedir transparencia por mucho que se lleve arrastrando ¿verdad?

    ResponderEliminar
  5. Antes de sacar conclusiones sobre el importante descenso de la participación, hay que tener en cuenta que por primera vez los emigrantes debían anunciar previamente y por escrito su intención de votar, lo que seguramente ha desanimado a muchos. Sería interesante saber qué parte del descenso se puede atribuir al nuevo procedimiento.

    Un saludo,
    Andayá

    ResponderEliminar
  6. Andayá,
    Creo que no has entendido bien.
    Lo que estoy diciendo es que ha habido un importante descenso de la participación entre los residentes en Galicia.

    ResponderEliminar
  7. Ajá, cierto, mil perdones.

    Y al comparar los datos finales (incluida la emigración) de ambas convocatorias el descenso seguramente será aún mayor por el efecto de lo que apuntaba.

    ResponderEliminar
  8. Comparar los datos por horas creo que es más preciso, pues tanto en las anteriores elecciones como en éstas, esos datos se obtienen directamente de las mesas electorales, sin contar el voto emigrante. No sé por qué no lo hacen así siempre: se compara el dato a las 20:00h de uno y otro año y listo.
    Y después, a posteriori, ya se darán los datos finales con el voto de residente incluido. Son ganas de complicarse la vida y, quizás, de "manipular" a gusto.

    ResponderEliminar
  9. Copìpasteo parcialmente a fin de subrayar varios extremos comentados al respecto:
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=158502

    Quien ofrece para comparación los datos parciales se supone que lo hará también con los definitivos, ya que estos son obviamente los más relevantes. Pero curiosamente la Xunta solo ha juzgado importante contrastar los porcentajes entre estas y las pasadas elecciones en los avances parciales de participación, jamás haciéndolo con los resultados finales. Lo que sí hizo al término del escrutinio en la noche del 21 de octubre fue proporcionar para comparación, sin ningún tipo de explicación, el porcentaje de participación total de lo que se supone (puesto que no lo indicaba el informe) son los electores residentes, y el porcentaje de participación TOTAL, incluyendo residentes y no residentes, relativo al año 2009, también sin indicar de qué se trataba. Son por lo tanto cantidades no comparables, ya que se refieren a cosas completamente distintas. La publicación de los avances parciales de participación de los electores residentes, junto a los correspondientes datos del año 2009, hacía suponer que ese porcentaje en los datos de participación final también se refería solamente a los electores residentes, pero ese no fue el caso como vimos. Eso fue suficiente para que los medios hablaran de una repentina recuperación de la participación en las últimas horas de la jornada, con una abstención que habría sido solamente 0,63 puntos superior a la del año 2009, cuando en realidad había sido de 6,65 puntos.

    Con el escrutinio final de los votos el 29 de octubre, que arroja una participación de solamente el 54,88% del censo total, por lo tanto 9,55 puntos inferior al de las elecciones anteriores, se supone que se podría aclarar error. Pero nada de eso ha sucedido, sino que ahora los medios echan mano de nuevas mentiras para cubrir a las antiguas. Veamos por ejemplo como nos ha informado sobre esos hechos el diario El País.

    Un día después de la jornada electoral, El País publicaba lo siguiente: “Los datos que se dieron a lo largo del día hacían pensar que la abstención superaría notablemente a la de las elecciones de 2009. Pero los electores se animaron en el último momento y finalmente en Galicia se situó ligeramente por encima, 0,63 puntos más… Pese al creciente desapego de los ciudadanos hacia la política, los datos no distaron mucho de los de otros comicios autonómicos.” Como sabemos, es totalmente falso que los electores se hubieran animado “en el último momento”, ya que si a las 17:00 la caída en la participación era de 6,82 puntos, al final de la jornada esta cifra era de 6,65 puntos, una recuperación mínima.

    Con los resultados definitivos mostrando un incremento en la abstención final de 9,55 puntos, se podría esperar que El País rectificara. Pero nada de eso ha sucedido, sino que el diario intenta ahora tapar una falsedad con otra aún mayor y más evidente. Así es, en palabras textuales, como El País acaba de anunciar esos nuevos datos: “El voto emigrante hace retroceder en 10 puntos la participación del 21-0”. O sea, el incremento de 10 puntos se debería de ese modo enteramente a la abstención en el voto emigrante, y la información que se había ofrecido anteriormente de un mínimo aumento de 0,63 puntos en la abstención local seguiría siendo correcta. Cualquier persona que conozca las cuatro operaciones básicas de aritmética puede comprobar fácilmente la falsedad de tales afirmaciones. El incremento de la abstención entre los residentes fue de 6.65 puntos, y el del total del censo de 9,55 puntos. Por lo tanto el voto emigrante solo es responsable por una parte menor de esa cifra.

    Lo verdaderamente preocupante es que pocos parecen haber reaccionado ante ese evidente timo informativo elaborado en tándem por la Xunta y los grandes medios en un tema de tanta relevancia para la opinión pública."

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.