19 de febrero de 2014

¡Qué bien se come en Vitoria! ¡Y qué gran equipo la Real Sociedad!

Este título se me ha ocurrido, evocando el viejo chiste de Eugenio (-"Soy de Rusia, de la Estepa", -"Ah, muy buenos los polvorones") para comentar la noticia el publireportaje de La Razón sobre el que me ha alertado un fiel lector de Bilbao, Carlos Alonso (@calonsonet).

Resulta que en el suplemento A Tu Salud del pasado domingo 16 publicaron un reportaje publirreportaje, a doble página, titulado "Vitoria a bocados", sobre los pintxos que se comen en esa ciudad.


Aparte de que el título no fuera muy original, la página web GasteizHoy.com (de la que he tomado la imagen) descubrió algo llamativo: la enorme foto (la mitad del espacio, prácticamente), sin pie ni atribución (esperemos que no sea "pirateada"), que ilustraba la noticia no era de ningún bar de Vitoria. De hecho, corresponde a la taberna Ormazabal de la calle 31 de Agosto San Sebastián.

Se podría argumentar que no se puede afear a un redactor de La Razón, presumiblemente en Madrid, que no se conozca todos los bares de la parte antigua de Vitoria, como los autores de GasteizHoy.com. Pero esta excusa plantea dos problemas.

Primero, La Razón ha debido de tomar la foto de alguna base de datos o servicio de fotografías para medios. ¿No estaba bien identificada? Carlos Alonso ha descubierto la foto en la base de datos de Getty Images, donde está perfectamente identificada y localizada correctamente. Como no sé cómo funcionan estos contratos, tal vez haya otras bases de datos que también disponen de la misma imagen, y que no la tenían adecuadamente etiquetada.

Aun si fuera así, hay un segundo problema: vean lo que aparece en la esquina superior izquierda de la foto, en las vitrinas:



¡¡Una bufanda de la Real Sociedad!! Típico de Vitoria, claro.

Vamos, que ni han mirado las etiquetas identificativas, ni tampoco han examinado con mucha atención la enorme foto con la que adornan un trabajo publicado en un fin de semana, se supone que planificado y elaborado con algo más de tiempo que las noticias aceleradísimas del día a día. Gran trabajo.

9 comentarios:

  1. Le compro el argumento de las bases de datos fotográficas, pero lo de la bufanda... Como si no pudiera haber propietarios de bares en Vitoria que sean seguidores de la Real Sociedad, equipo además con bastante más tradición que el Deportivo Alavés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, la bufanda de la Real no es, estrictamente, PRUEBA de que la foto no es de Vitoria. Podría ser un bar vitoriano propiedad de un donostiarra, o por cualquier razón afecto a la Real.

      Pero sí es un indicio llamativo que debería haber alertado al periodista de que debía asegurarse de la procedencia de la foto.

      Eliminar
    2. Entonces, todos los que llevan camisetas "Italia", "New York" o lo que sea, son susceptibles de ser aquellos lugares, al menos, en principio... Ridículo, como tantos otros posts de este blog.

      Eliminar
    3. Alguien que lleva una camiseta donde dice "Italia" claro que es susceptible de ser de allí, como de cualquier otro sitio. Por cierto, para susceptible, tú.

      Eliminar
    4. Gracias por darme la razón, Ned. Efectivamente, llevar una bufanda o una camiseta de la Real Sociedad no es indicio de nada.

      Eliminar
    5. ¿¿¿Será posible que veáis la bufanda y no veáis la PUBLICIDAD de Renfe???? Es un publirreportaje.

      Eliminar
    6. Blogueros y comentaristas sesudos, en la cadenas de teletienda tenéis un filón de vuestra malaprensa. Venga, ¡al ataque!

      Eliminar
  2. Ja, ja, ja,.... gracias Josu me has hecho reír, muy divertido el post.
    ¡Y que poco sentido del humor tienen algunos, no se si es la crisis o que no pueden ir al baño,..!

    ResponderEliminar
  3. Menuda chorrada de post. ¿¡¿¿¿¿¡¡¡¡¿Que una bufanda es indicio de qué????!???!

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.