19 de septiembre de 2014

Al vuelo sobre Escocia: la voz de la calle y la voz de las urnas

No sé si mi insistencia en este blog en que es buena práctica la de intentar saber realmente cuánta gente hay (aproximadamente) en las manifestaciones he podido dar la impresión contraria, pero esta mañana al ver las informaciones sobre los resultados del referéndum escocés, he vuelto a pensar en lo importante que es no dejarse deslumbrar por "la voz de la calle".  Esta nunca puede ser tomada como un sustituto, ni siquiera aproximado, de la mayoría social, que se expresa a través de las urnas, en la tranquilidad e intimidad del voto libre y secreto, y que puede estar muy lejos de lo que parecería atendiendo a las manifestaciones y a otros indicios públicos de la opinión de la gente (banderas, posters, pintadas...). De eso sabemos muchos en el País Vasco donde durante décadas se ha mantenido una distancia enorme entre la opinión pública "manifiesta" en la calle (de mayoría aplastante del nacionalismo vasco) y la opinión pública expresada en las urnas (más bien de tenue mayoría, y a veces minoría, de ese nacionalismo).

Al parecer en Escocia en los últimos meses la presencia en la calle del sí era abrumadora. Lo recoge así hoy Enric Juliana en La Vanguardia:
El Sí ha ganado en la calle, el Sí ha sido el vector político más dinámico y el que ha propagado mayor entusiasmo. El sí ganaba en ventanas y balcones, pero como recordaba ayer el diario francés 'Le Figaro', "las ventanas no votan".
Así que es cierto, hay que recordarlo, aunque la famosa expresión de la "mayoría silenciosa" puede ser utilizada indebidamente, hay ocasiones en las que es muy descriptiva de realidades donde la voz de la calle parece abrumadora, casi unánime, en algún sentido, y sin embargo, cuando llega el momento de votar, la mayoría es otra.

16 comentarios:

  1. "Cuando llega el momento de votar..." Ahí lo has dicho todo. Pero ten en cuenta que hay lugares donde votar no está permitido (y no hace falta ir muy lejos para encontrarlos), e incluso se amenaza a aquél que quiere poner urnas en los colegios para saber la opinión de la gente.

    Porqué, silenciosa o no, sólo votando se puede saber de qué tipo es la mayoría.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo, en todos los movimientos "rebeldes", donde quiere cambiar algo establecido, evidentemente hay mucho más movimiento y ruido desde esa parte de la sociedad que quiere cambiar algo que de parte de la que quiere seguir como hasta ahora.
    Así pasó en el País Vasco como has comentado, se ha visto en Escocia y seguramente pasará en Cataluña llegado el caso de votar: un independentista irá a las manifestaciones independentista, pero un no independentista es muy probable que no vaya a manifestación "unionistas", aunque ambos van a votar.

    ResponderEliminar
  3. Es una verdad de perogrullo, pero siempre se olvida (sea del color que sea la mobilización en la calle). En el caso catalan un par de apuntes. No creo que el resultado fuera muy distinto del escocés si se celebrara un referendum con la misma pregunta. Si se celebrara con la doble pregunta (mas soberania si/no, independencia si/no), creo que la respuesta afirmativa a la primera sería mayoritaria, pero no para la segunda.

    La diferencia entre manis es tambien debida a otro factor. Habra mucha gente no independentista, pero otra cosa es que identifiquen con el unionismo (por llamarlo de alguna manera) tal como esta planteado ahora (o sea no toquemos nada). Creo (opinión personal) que si hay mucha tercera via, pero le faltan dirigentes que convenzan. De momento apuntarse al farol de la independencia, o cuando menos no oponerse parece una buena opcion. De ahi la aparente disparidad de manis.

    Sobre la dimensión de la ultima mani, continuo con la idea que las manis de un millon o más no existen, sea en Barcelona, Madrid o Villarriba. Pero como no hay manera de ajustar retrospectivamente los números de manis antiguas a las que se ha dado esta cifra mitica alegremente, no hay manera de ponerse serios. Y eso que esta diada los manifestantes lo ponían facil al repartirse ordenadamente por todo el perimetro...

    El problema que hay es que el independentismo ha aumentado mucho en los ultimos años. Saber el porque es complejo. Lo que es seguro es que no es porque hay dirigentes muy malvados y unos seguidores tontos (descripción que sirve para denigrar cualquier opcion política que no guste, por cierto).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hay forma de ajustar retrospectivamente números de manis antiguas, de hecho, Contrastant lo ha venido haciendo desde hace tiempo, incluyendo por ejemplo la famosa de la Diada del '77

      Eliminar
    2. Conozco Contrastant, de ellos (y del Manifestometro) saco la afirmación que no ha habido mani del millón en este país. Ellos lo han hecho, pero los medios no lo han difundido o sólo cuando interesaba (como con Lynce...). A nivel de opinión pública el concepto de "una mani que no llegue al millón es un fracaso" esta muy vivo. Desgraciadamente.

      Por ejemplo la mani del ultimo 11 de setiembre, contando espontaneos no apuntados, quizás llegó a los 600.000. Pero esto no es un fracaso en absoluto, las manis de tal envergadura en Barcelona seguramente se pueden contar con los dedos de una mano.

      Eliminar
    3. Me parece curioso, por decirlo de alguna forma, que El Pais, se haya hecho eco varias veces de lo hinchadas que son las cifras de manifestantes, de la necesidad de explicitar los criterios para dar una cifra, de los datos de Contrastant y/o similares en ciertas manifestaciones... pero en las del independentismo catalán no hayan abierto la boca.

      Discutir las (hinchadas) cifras cuando las manifestaciones son por una postura política concreta y no hacerlo cuando son otras ¿no es otro ejemplo de mala, pésima, prensa?

      Eliminar
  4. Es cierto lo que dice Antonio y voy más lejos. No se respeta el sentimiento de identidad catalán con la peregrina excusa de respetar la legalidad. Y los que se quejan de esa falta de respeto tampoco respetan mi sentimiento de sentir Barcelona o Lloret de Mar como mía por el simple hecho de haber nacido en Navamorcuende (Toledo).

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que a estas encuestas y estas consultas les afectan el tiempo y la distancia: lo lejos que quedan los efectos y las consecuencias, y la velocidad a la que se presenten. Evidentemente, decir en una encuesta que quieres la independencia de Cataluña, o en una "consulta", no es lo mismo que meter el voto en una urna y saber que si sale SI necesitarás un pasaporte para ir a "españa" a partir de las 12 de la noche. Lo irónico del tema catalán es que los primeros que se acongojarían con un referendum REAL serían los independentistas....se testearía y descubriria su autentica fuerza( léase debilidad).
    Lo que a mí me llama de verdad la atencion de todo esto es si algo como la independencia o la pertenencia a un ente superior se peude decidir por mayoría simple.............

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es algo que me ha llamado la atención, ¿si votaba el 50,01% por la independencia se hubiera hecho efectiva? ¿El 50% +1 sobre los votos emitidos (que pueden ser minoría) pueden decidir ese cambio tan drástico en el país?

      Eliminar
    2. Tienes razón, habría sido una injusticia, como tampoco hay derecho a que un tipo, simplemente porque llega una décima de segundo antes en una carrera olímpica, tenga una medalla de oro y el que llega una décima de segundo después tenga medalla de plata. ¿Y qué me dices de que sea un sólo gol el que decida que ha ganado un equipo la final de la Champions? Un título tan importante, ¿no habría que ganarlo por lo menos por dos goles? Lo que hay que hacer es crear un sistema según el cual lo que a mí no me gusta requiera de mayorías imposibles de lograr y así estoy siempre contento.

      Eliminar
    3. Menudo comentario de discurso inapelable, plas plas plas....
      Gracias por armarnos de razones tan gratuitamente.

      Eliminar
  6. Si la victoria es 55-45 es ¿correcto decir que hay 10 puntos de diferencia? Por cada punto que pierde el no gana un punto el sí con lo que la diferencia real es de 5 %. Es esto correcto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, aunque fuese así ¿es tan rotundo el triunfo del "no"? (sólo una de cada diez personas). Si cambiásemos las tornas y dijésemos que el 45% de los españoles meriendan nocilla, diríamos que es un porcentaje altísimo. Cuando sacamos un 5,5 en un exámen, decimos que es un aprobado raspado... No sé, me parece que el análisis de todo esto está muy sesgado.

      Eliminar
    2. Si la victoria es 55-45, la diferencia son 10 puntos. Si la diferencia fuese 5 puntos, seria 52-47. Es bastante claro. Creo que tu pregunta, tutasca, no tiene sentido, Por que estas contando votos, y por cada voto que gana el no no pierde uno el si.

      Esceptico, cometes una cierta falacia en tus analogias: el mercado de productos alimenticios para merienda incluye muchas mas opciones que 2. No consiste solo en nocilla y nutella, si no que hay muchas mas. En esa situacion, con multiples opciones, un 45% es una barbaridad. Pero en una pregunta dual, si/no, un 45% es una clara derrota frente a un 55%. Y ojo, que comparto el fondo de tu argumento, un 55% no es una amplisima mayoria. De hecho, si hubiera habido un 70% de noes y un 30% de sies hubiera sido valido preguntarse: ¿para que la hemos liado tan parda? Pero 10 puntos de diferencia son muchos en una pregunta con solo dos respuestas.

      Eliminar
  7. Hay que recordar que en un plazo de apenas 3 años, el apoyo a la independencia ha subido de un 35-39% que daban las encuestas a casi el 45% de la votación - además con una participación alta. Es decir, el apoyo ha crecido espectacularmente en un plazo muy corto, quizás alimentado por la situación económica.

    No es de extrañar que estuviera mucho más presente en la calle. Es la opción que, al menos de momento, va "para arriba".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero hay más factores. Por ejemplo el SI triunfo rotundamente en el segmento de 16 a 18 años.....( personas que no pueden comprar una cerveza ...) Evidentemente el interés en que pudieran votar era porque se esperaba ese apoyo ( en España, el principal escollo para el voto de la mujer eran los partidos de izquierda: estaban convencidos que iban a votar masivamente a la derecha....)
      Como esos detalles, habrá muchos otros que no conocemos o no comprendemos del mismo modo que un británico no podría entender que la Generalitat tenga un poder (financiero) tan grande sobre los medios catalanes.....

      Eliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.