3 de septiembre de 2014

¿A cuánta población afectaría la mal llamada "elección directa de alcaldes"? (y 3)

En mis entradas anteriores (uno, dos), he mostrado que una reforma de la elección de alcaldes como la que (al parecer) propone el PP, que sea alcalde el cabeza de la lista más votada, siempre que tenga al menos el 40% de los votos y el 5% más que la segunda lista (lo que he llamado la "mayoría Rajoy"), no tendría demasiado efecto si se repitieran en el futuro resultados como los habidos en las elecciones municipales entre 1979 y 2011.

Resumo: en términos de población sólo alrededor del 17% de los españoles ha vivido en municipios en los que se daba esa doble condición (sin que el partido ganador obtuviera por la mecánica normal del sistema la mayoría absoluta de los concejales). Y de hecho, probablemente, en la mayoría de esos lugares, el alcalde habrá sido el cabeza de la lista más votada. En las elecciones de 2011, como mostré en la segunda entrada, fue exactamente así: el 64% de los aproximadamente seis millones de españoles que viven en municipios donde en 2011 se dio la "mayoría Rajoy" tienen un alcalde que pertenece a la lista más votada. Sólo 2,1 millones de personas (el 4,6% del censo de 2011) viven en municipios donde una reforma como la propuesta por el PP habría cambiado la filiación política del alcalde.

Pero como decía en esos dos textos, en realidad, la sospecha generalizada (y razonable) es que al PP le ha entrado ahora la prisa por hacer una reforma de este tipo precisamente porque en vista de las encuestas y de los resultados de las elecciones europeas, sospecha que los resultados de las municipales de 2015 no serán como los de otras convocatorias. Y entonces los datos de elecciones anteriores se convierten en menos relevantes y lo que es de interés es estimar a cuántos municipios, y a cuánta población, podría afectar la reforma Rajoy (en los términos conocidos hasta ahora) en ese escenario de desplome del bipartidismo.

Es lo que voy a intentar hacer en este último texto, pero les anuncio desde ahora que, a pesar de haberle dedicado al asunto unas cuantas horas (más de las que debiera) mi respuesta va a ser necesariamente imprecisa, por varias razones.

  • La primera es la limitación de mis habilidades informáticas, que no me alcanzan para calcular de manera automatizada el reparto de escaños por municipio. 
  • La segunda es que cualquier intento de proyectar a las elecciones municipales una simulación de resultados (atribuyendo a cada partido una subida o bajada de cierto porcentaje) se encuentra con el problema de las listas locales o listas independientes, que en algunos casos tienen un porcentaje de voto significativo, y a los que un modelo "nacional" no sabe cómo tratar. Por simplicidad, en mis simulaciones los dejo con los mismos votos que tuvieron en 2011, pero esto es más una confesión de impotencia que una creencia en que ese es el resultado esperable.
  • La tercera dificultad, en cierto modo opuesta a la anterior, se da en los municipios donde no se presentan más que dos o tres partidos (el 60% de los municipios en 2011), y en los que, por tanto, las subidas y bajadas de la simulación a nivel nacional no se pueden trasladar correctamente. Piensen por ejemplo en los muchos municipios (1.200) donde en 2011 se presentaron solamente PP y PSOE. Si nuestra simulación supone que entre los dos pierden un 32% del voto a nivel nacional ¿a quién adjudicamos esos votos en los municipios sin más candidaturas? 
Todo ello hace imposible el traslado masivo y mecánico de una simulación nacional a unos resultados municipales. Los dos últimos problemas (municipios con listas locales, municipios con 2 o 3 listas) hacen también que sea un ejercicio bastante poco productivo el de simplemente simular que en las elecciones municipales de 2015 se repitieran los resultados de las europeas pasadas. Estaríamos atribuyendo millones de votos a partidos o listas que no van a existir a nivel municipal, y estaríamos olvidando otros cientos de miles de votos de listas independientes o vecinales.

[Actualización (14sep): los dos siguientes párrafos han sido modificados para excluir, en el primero, los municipios con más del 66% del voto del PP y el PSOE, y en el segundo, los municipios con más del 58%. Los cálculos se modifican ligeramente a la baja respecto a la versión anterior.]

Dicho esto, el resultado de las simulaciones que he estado realizando sí que transmite un mensaje claro, que en realidad cualquiera podría imaginar, sin hacer muchos números, pero que quizá no es intuitivo: si en 2015 se reprodujera en las elecciones municipales un "terremoto electoral" similar al de las elecciones europeas, la reforma Rajoy no tendría un efecto demasiado importante, porque los grandes partidos perderían tantos votos que no quedarían muchos municipios con el ganador por encima del 40% de los votos. Recuérdese que el PP y el PSOE perdieron en las europeas 16 puntos cada uno. Si proyectamos ese resultado linealmente a las municipales, sólo mantendrían más del 40%  del voto (y menos del 50%) donde hayan sacado antes entre el 56% y el 66% del voto. En 2011 eso sucedió en unos 960 municipios, donde viven unos 4,1 millones de personas (3,5 en municipios donde ganó el PP y 500.000 donde ganó el PSOE). Sólo catorce de ellos tienen más de 50.000 habitantes (todos ganados por el PP), y solo seis más de 100.000 (Murcia, Cartagena, Almería, Santander, Badajoz, Cádiz). A estos habría que sumar los municipios con otros partidos con "mayoría Rajoy", pero en total, probablemente, teniendo en cuenta las mayorías manufacturadas (mayoría absoluta de concejales aunque no de votos, aplicando las reglas actuales), la población a la que afectaría la reforma seguramente no sería dramáticamente distinta a la que lo habría sido en otras elecciones (de tal vez en el entorno de los cuatro o cinco millones de personas). Relevante, pero no un cambio dramático en el sistema.

En cambio, si los resultados de 2015 son para los grandes partidos malos, pero no tan malos como los de las europeas, sería cuando la reforma Rajoy tendría un impacto mayor.  Si imaginamos que en 2015 no se produce el mismo terremoto que en 2014 sino sólo, digamos "medio terremoto", y los dos grandes partidos pierden el 8% de los votos cada uno, tendríamos que la reforma Rajoy podría tener efecto en municipios donde el PP y el PSOE obtuvieron entre el 48% y el 58% de los votos en 2011 (sin meternos ahora en el detalle de la diferencia del 5% con el segundo partido). Y eso ya sí son palabras mayores: en 2011 el PP obtuvo ese porcentaje de votos en municipios donde vivían 14,2 millones de personas, incluyendo 40 municipios de más de 50.000 habitantes y 21 de más de 100.000 (entre ellos Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Palma, Alicante, Córdoba, Valladolid..). Otro millón y medio de personas viven en municipios donde ganó el PSOE con un porcentaje entre el 48% y el 58%. Sumando las "mayorías Rajoy" de otros partidos, y descontando que en algunos de ellos se darían mayorías manufacturadas con el sistema actual, podríamos estar hablando de una población afectada muy considerable, del entorno de los trece o catorce millones de personas, o dicho de otra forma, alrededor de un tercio de la población del país.

¿Es más probable el escenario del "medio terremoto" o del "terremoto entero"? Hay argumentos para los dos. En favor del terremoto entero están los resultados de las europeas, las últimas encuestas, y la aparente falta de reacción de los dos grandes partidos ante las demandas de cambio de gran parte de la población. Pero hay también argumentos a favor del medio terremoto: las elecciones europeas son elecciones de bajo nivel donde la gente tiende a explayarse y hacer votos de castigo a los gobernantes que no se repiten en elecciones "de verdad"; la participación es mayor en las elecciones municipales y sabemos que entre los abstencionistas hay mucho más exvotantes de los grandes partidos; en las elecciones municipales, excepto en los municipios más grandes, la gente tiene un conocimiento más directo de los políticos locales, que se verán menos perjudicados por la imagen de una "clase política" lejana y corrupta a la que castigar; finalmente (crucemos los dedos) los pronósticos son que dentro de ocho meses estaremos económicamente algo mejor que ahora.

Si yo tuviera que apostar ahora mismo, me inclinaría más por el medio terremoto que por el terremoto entero. Y no me extrañaría que el PP esté haciendo el mismo cálculo, al menos por lo que respecta a sus votos. Lo que explicaría, claro, la reforma electoral en la que (parece) que están pensando.

3 comentarios:

  1. Como dije en la primera parte, lo que de verdad importa al PP es no perder Madrid y Valencia y saben que si no disponen de mayoría absoluta así va a ser.
    Además, desde las europeas han cambiado mucho las cosas, Podemos ya le echa el aliento en la nuca al PSOE, plataformas como Guanyem han crecido como la espuma, ... Como hay tantos cambios en tan poco espacio de tiempo, especular lo que puede pasar dentro de nueve meses es tan aventurado como predecir el sexo del bebé que nacerá en base al polvo que acabas de echar.
    Si no pasa nada grave que derrumbe la confianza del electorado en los nuevos partidos es muy posible que las cosas empiecen a cambiar, y mucho, a partir del 2015. A lo mejor es a eso a lo que se refería nuestro amado líder al decir lo bien que acabaríamos su legislatura...

    ResponderEliminar
  2. Es mas o menos lo que yo pensaba, que la Mayoria Rajoy ayudara en caso de un descalabro parcial, pero no serviria en caso de perdida catastrofica.

    Tienes alguna idea de a quien quita voto Podemos? A PP, PSOE, IU u Otros? El PP se quitan ellos mismos, esta claro, jeje. Pero PSOE a tenido el problema de estar emparedado entre IU y PP.
    Al decidir hacia que lado irse, la ley electoral lo deja claro y compensa quitar les X voto a PP mas que IU. Los votos a PP valen mas escaños. Es un incentivo para contentar mas votantes PP que al tipo IU.


    ResponderEliminar
  3. Entiendiendo todos los flecos que se han tenido que dejar a la hora de hacer estas aproximaciones o las suposiciones que se han tenido qeu tomar... este tipo de artículos creo que son muy necesario. Gracias!

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.