21 de diciembre de 2015

Píldoras post-electorales: caída PP (2015) es casi idéntica a PSOE (2011)

En la noche electoral y las jornadas siguientes a un juguetón con los números como yo se le ocurren "cosas" que no caben en un tuit, y que pueden tener algún interés. He pensado hacer una pequeña serie de entradas en el blog con ellas, que inauguro con esta primera entrada.

Algo muy característico de los resultados electorales es que la evaluación sobre los resultados de cada partido no sólo depende de lo que él haga, sino también de lo que hagan los demás. Como pasa en el deporte, en la competición entre empresas, en los exámenes, o en las oposiciones, la evaluación es comparativa.

Me ha venido esta idea a la mente porque la derrota del PP ayer y la del PSOE en 2011 tienen muchos elementos en común. "Lo que les ha pasado" a ellos es casi lo mismo, y sin embargo la evaluación que hacemos, la percepción, es muy distinta. Veamos:

Votos% voto válidoEscaños
PSOE
200811.289.33543,87%169
20117.003.51128,76%110
Pérdidas-4.285.824-15,11%-59
Pérdidas relativas-37,96%-34,44%-34,91%
PP (+FAC)
2011*10.929.86645,02%187
2015*7.215.53028,72%123
Pérdidas-3.714.336-16,30%-64
Pérdidas relativas-33,98%-36,21%-34,22%
* (resultados provisionales en la noche electoral)

Los "castigos" a los partidos gobernantes son de una magnitud extraordinariamente similar. Las pérdidas son parecidas en número de votos, en porcentaje del voto, y en escaños, tanto si se miran en valores "absolutos" (o en el caso de porcentaje del voto válido, en % del total de votos válidos) como en proporción a lo que cada uno tenía previamente. Pierden en todas las magnitudes más o menos un tercio de lo que tenían.

Sin embargo, qué distinta es la lectura. En parte es porque uno venía de más arriba (en escaños) y queda un poco mejor. Pero sobre todo la diferencia fundamental es lo que han hecho los demás, claro. El PP sigue siendo el primero, a treinta escaños del segundo, y tiene opciones de gobernar. El PSOE quedó segundo, 70 escaños por debajo del primero, que pasaba a gobernar con mayoría absoluta. Parecía un repudio mucho más duro que el que ha sufrido el PP, cuando en realidad es básicamente el mismo.

1 comentario:

  1. No creo que haya "un repudio menos duro" al castigo dado al PP. En el 2011 había un ganador y un perdedor, y en estas elecciones hay dos perdedores, así que se reparten el castigo.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.