23 de febrero de 2016

Respuesta de uno de los autores del estudio sobre de la prostitución

Jorge Uroz es uno de los autores del estudio sobre la prostitución que dio pie, la semana pasada, a las noticias que afirmaban que un 20% de los españoles habían usado servicios de prostitución el año pasado, y que yo critiqué en mi anterior entrada de Malaprensa. Ha respondido a mi texto y a algunos de los comentarios, a través, a su vez, de una serie de comentarios a la propia entrada.

Agradezco mucho su aportación, y para facilitar la mayor difusión, coloco a continuación todos sus comentarios encadenados en una entrada propia, que será así más fácil de enlazar.

******************************************
Estimados lectores de malaprensa: mi nombre es Jorge Uroz y soy uno de los autores del informe “Apoyando a las víctimas de Trata” cuya presentación se realizó el pasado viernes 19 de febrero. Me ha parecido honesto participar en su foro para concretar, puntualizar y aclarar algunas de las informaciones y posibles malos entendidos que se están comentando en su foro sobre la investigación y sobre la difusión que se ha realizado en los medios de ella. Intentaré ser lo más sintético posible:

1º Me gustaría dejar claro por encima de todo que el objeto del estudio no era cuantificar el número de personas que hacen uso de servicios de prostitución (clientes), si no hacer un análisis de las necesidades de las víctimas de trata o si quieren ustedes de las personas que se ven obligadas y coaccionadas a ejercer la prostitución. Si se le echa un vistazo al estudio de las 200 hojas, más de 140 hojas desarrollan las necesidades de las mujeres y las intervenciones que las ONG hacen con ellas y sólo unas 30 hojas se dedican a los clientes.

2º El objeto del análisis de los clientes sólo tenía como cometido ver en qué medida los clientes de prostitución podrían ser colaboradores en la denuncia o cómo se podrían implicar en caso de que detectaran una situación de trata, para erradicar este drama humano. Lo realmente importante no es cuántos clientes hacen uso de servicios de prostitución, que de hecho no era objetivo del estudio. Por esa razón la encuesta que se realizó no era representativa, aspecto que comentamos en más de una ocasión, aunque fuera una encuesta con una muestra muy muy amplia a pesar de no ser representativa.

3º El titular “El 20% de los españoles han sido clientes de prostitución en el último año” no es exacto si atendemos sólo a la encuesta hecha en el estudio a hombres o si ustedes quieren decir que ese titular es extraíble de los datos de la encuesta a hombres. ¿Ese titular es fruto de mala praxis profesional o de un sesgo por parte del equipo de investigación? pues permítanme que les diga que creo que fue sólo causa de un mal entendido o mala interpretación de los datos ofrecidos. Nuestro equipo estaba refiriéndose a que el 20% de quienes dicen haber hecho uso de la prostitución alguna vez en la vida volvía a confesar que había ido en el último año. Porque lo que nos interesaba eran los clientes (no los españoles en general). Ahora en la rueda de prensa algunos compañeros insistieron sobre si eso podría ser posible, que el 20% de los españoles pudieran estar haciendo uso de estos servicios, a lo que contestamos que podría ser posible, que no era algo descabellado pensarlo, pero en ningún caso refiriéndonos a datos de la encuesta. Luego aclararé más este punto para que todos los lectores y el compañero que se sintió engañado por nuestra parte en la rueda de prensa tenga más datos.

4º Lo que si dejamos claro, en reiteradas ocasiones es que no deberían hacerse cálculos sobre la base de una muestra no representativa, independientemente de los resultados que allí se mostraran. La realidad de los hechos es que si un estudio no es representativo no se puede generalizar.
Al mismo tiempo, sí procuramos puntualizar que los resultados que salieran en la encuesta (independientemente del dato concreto que sea) sólo eran la punta del iceberg, es decir, en realidad el dato de hombres consumidores de prostitución cada año será mucho mayor que lo que nosotros podamos mostrar en una encuesta.

Ante el estupor de algún periodista que cuestionaba si era posible que cuatro millones de españoles pudieran hacer uso en el último año de servicios de prostitución, procuramos matizar que no eran descabellados esos datos. En base a otro tipo de informaciones que este este equipo tiene. Estos datos no están señalados exactamente en el estudio porque como ya hemos dicho nuestra intención no era cuantificar ni hablar sobre cuántos hombres españoles hacen uso de estos servicios. Tampoco todo puede ser publicado en un informe oficial como ustedes podrán imaginarse. Y por supuesto estos datos no son extraíbles de la encuesta a hombres. Si cualquier profesional de los medios de comunicación nos hubiera pedido que le explicáramos cómo podríamos hacer una estimación así, no habríamos tenido problema alguno en hacerlo, aunque es lógico que tanta argumentación no pueda hacerse en una rueda de prensa breve y concisa. Como bien dicen ustedes la inmediatez de su profesión hace que en estos eventos no se pueda argumentar ni se piden explicaciones suficientes para que no ocurran posibles malos entendidos. Ahora bien, los miembros de este equipo estuvimos repartiendo tarjetas con nuestros datos de contacto a aquellos compañeros que nos las solicitaron por si querían explicaciones más detalladas sobre algunas de las cosas que allí se dijeron o dudas que pudieran surgir en otro momento. Algunos de esos compañeros sí han hecho uso de ellas y se han puesto en contacto con nosotros pidiendo algunos detalles que les hemos ofrecido.

5º Como equipo con una experiencia extensa en el estudio de poblaciones ocultas, sabemos que una encuesta a población masculina sobre uso de servicios de prostitución va a estar sesgada. Los hombres españoles no van a reconocer el uso de estos servicios por mucho que nadie se empeñe en preguntarles. Nuestra forma de trabajar es hacer triangulación de datos, es decir, al igual que ustedes, poder contrastar otras fuentes de información para acercarnos lo más posible a la realidad de los hechos. Esto no es posible explicarlo en una rueda de prensa donde la rapidez y la brevedad del tiempo, impone que se vaya a afirmaciones sin poder hacer extensas justificaciones.

Para saber de la veracidad de los datos ofrecidos por los encuestados, en primer lugar en la propia encuesta telefónica ya hicimos preguntas para establecer la coherencia de los entrevistados, y ya pudimos observar cómo los hombres mienten sobre el uso de estos servicios. Pero además las entrevistas en calle nos confirmaron este hecho porque alrededor del 50% de hombres que inicialmente decía que no había hecho uso de estos servicios en el último año, a lo largo de la entrevista (que es más profunda y con características diferentes a un cuestionario) acababa por reconocer que sí había ido aunque inicialmente nos hubiera negado hacerlo. Esto significa que para saber cuántos españoles hacen uso de estos servicios, jamás podremos confiar en una encuesta por muy representativa que esta sea. La población masculina mentirá sobre este hecho en concreto siempre.

6º Para nosotros como equipo lo más importante de este estudio les vuelvo a reiterar que no es cuanta población masculina puede hacer uso de estos servicios. En este sentido sí discrepamos o tenemos visiones diferentes sobre lo que debería haber sido un titular de la noticia. Es obvio que lo que a nosotros nos parece más interesante resaltar no es lo que les parece a los profesionales de la comunicación. Por otra parte, lo que sí parece también un poco censurable es que ustedes nos hayan condenado sin mediar palabra con nosotros sobre esa posible confusión del trabajo y sobre lo que allí se dijo. Posiblemente la inmediatez de su trabajo les haga actuar en este sentido. En lugar de pensar que este equipo de investigación comprometido (nadie del equipo ha ganado un euro por el trabajo realizado) fue quien indujo a dar noticias y datos falsos deberían haberse puesto en contacto con nosotros para aclarar las posibles confusiones. Sobre todo el compañero que sintió engañado por nosotros al estar presente en aquella rueda de prensa. Nosotros desconocíamos cual iba a ser el titular de la noticia. También les digo que como investigadores jamás hubiéramos sacado ese titular en concreto, había cosas mucho más interesantes y más centradas con el objeto de investigación que resaltar como titular de la noticia, desde nuestro modesto entender. Pero no entro a valorar cómo los profesionales de este ámbito realizan su trabajo, sencillamente señalo que nosotros hubiéramos hecho algo diferente.

Si el titular que salió fuese del todo incorrecto, les aseguro que habríamos sido nosotros mismos los que nos habríamos puesto en contacto con los medios para señalarlo. Digamos que no era del todo correcto en aquellos casos en los que se dio a entender que eso era fruto de la encuesta realizada.

Este equipo a lo largo de su trabajo de investigación, trabajo que no está concluido porque como equipo ha continuado trabajando hasta el día de hoy en el tema y sigue obteniendo resultados que no están en el informe publicado (un informe que se entregó hace más de un año y medio), ha hecho estimaciones no basadas en una encuesta para poder determinar una posible cifra de hombres consumidores de estos servicios, sin que sea lo relevante para nosotros

¿Cómo le consta a este equipo el posible número de clientes que cada año hace uso de estos servicios, para que le rueda de prensa se dijera que el dato no era del todo descabellado? Vayamos a algunos datos publicados en el informe, y otros datos no publicados que este equipo tiene. Aunque les reitero que nuestro cometido jamás fue cuantificar. Sin embargo si ustedes están tan interesados sólo en los datos de tipo cuantitativo aquí les ofrezco nuestras estimaciones: 
En España según datos oficiales de la UCRIF en 2013 existen 1670 clubs, dato que publicamos en el informe (no estamos hablando de prostitución en pisos, casas, o calle). En los clubs existe una media de 20 mujeres (algunos llegan a tener 80 mujeres mientras otros tienen solo unas 5) lo que supone unas 33.800 mujeres ofreciendo servicios sólo en clubs. Cada mujer ofrece una media de 10 servicios a clientes semanalmente (información contratada por este equipo de investigación a través de diversas entrevistas y trabajo de campo) y por otros estudios diferentes del nuestro hechos sobre el tema. Eso significa que existen unos 338.000 clientes cada semana que en nuestro país hacen uso de este servicio. Si ese dato lo calculamos en un año (52 semanas) tenemos una media de 17.576.000 clientes por año. Ahora bien, evidentemente un cliente puede repetir haciendo uso de varios servicios al año. En nuestro estudio también señalamos que la media de dinero gastado en el último año en prostitución que los clientes declararon haber hecho oscila entre 120 euros (los clientes encuestados en CATI) y los 330 euros (los clientes entrevistados en la calle). La media de los servicios de prostitución viene a ser unos 50 euros por servicio. Eso supone que en el último año algunos clientes dicen haber ido unas 2 veces y otros clientes dicen haber ido unas 6 veces… si nos quedamos con una media de cuatro servicios al año por cliente, y ustedes mismos hacen la división eso nos deja una cifra de cuatro millones de clientes al año en servicios de prostitución en clubs. A esto tendremos que añadirle los clientes que visitan a las mujeres que ofrecen estos servicios en pisos, casas y calle… hagan ustedes mismos posibles cálculos para acercarse a la magnitud de los datos. 

Para que podamos ajustarnos a datos ya ofrecidos o contrastados les remito al estudio realizado en 2005 “Impacto de una posible normalización profesional de la prostitución en la viabilidad y sostenibilidad futura del sistema de pensiones” realizado por Gabriella Malgesini para el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. En ese estudio se calcula que existían en 2005 en España unas 113.426 mujeres que ejercen prostitución en nuestro país (posiblemente los datos pasados 10 años hayan ido a más pero incluso quédense ustedes con esa cifra anterior). Calculen la media de 10 servicios por más de cien mil mujeres semanalmente y hagan una estimación de cuantos hombres podrían estar haciendo uso de estos servicios cada año… Un 20% de hombres no es una estimación disparatada en función de estas estimaciones (un 3% de hombres ni se acerca a la realidad). Pensemos que algunos hombres son consumidores de prostitución con cierta frecuencia mientras que otros sólo hacen un uso esporádico de este servicio quizá una sola vez en el año. Quédense con una media de cuatro servicios anuales y hagan ustedes cálculos como les he dicho con las cifras totales de mujeres que hay ejerciendo no sólo con las mujeres en clubs. De ahí es de donde este equipo tenía hechas las estimaciones sobre ese dato que tanto les interesaba.

7º Por último sólo volver a reiterar que no era nuestro interés conocer cuántos hombres pagaban por servicios sexuales de la población española masculina, sino hablar de las necesidades de las personas que se ven obligadas y coaccionadas de formas terribles a ejercerla. Nuestro acercamiento al cliente estaba motivado como posible agente de detección de víctimas y colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Más allá de los titulares, agradecemos a la prensa y a los profesionales de los medios de comunicación que se hayan hecho eco de esta realidad, y en el desarrollo de las noticias se hayan centrado más en la realidad de los hechos que realmente son importantes. Y por supuesto y lo que es fundamental para nosotros que ustedes hayan contribuido con su labor a sensibilizar a la población de la existencia de este drama humano que era el único objetivo de este equipo con su trabajo, un mejor conocimiento y una mayor visibilización de esta realidad.

Un cordial saludo a todos los lectores

10 comentarios:

  1. Sr Uroz,

    Se agradece la aclaración.

    Dicho eso, y aún a pesar de los datos, la estimación del 20% de "consumo" en el último año me sigue parece una exageración (sobreestimación). Según los datos que proporcionan ustedes en el estudio, en base a la encuesta realizada, es de entre el 2,5% y el 3,3%.


    Según usted, la muestra miente sobre estos hechos. Entonces también podremos asumir que los que si reconocen que utilizan servicios de prostitución mienten sobre el gasto realizado, y que éste es superior al que declaran haber hecho, y por lo tanto, los números que nos presenta en el párrafo sexto, serían muy inferiores.

    ResponderEliminar
  2. No sé cuál era la intención de los autores, pero así se titulaba la nota de prensa enviada por la Universidad Pontificia de Comillas sobre el estudio. ¿Desmienten a su propia Universidad?
    Titulo: "Dos de cada diez españoles han pagado por servicios sexuales durante el último año y el 10% de los clientes ha detectado trata de menores con fines de explotación sexual"

    Madrid (19-02-2016).- Una investigación llevada a cabo por un equipo multidisciplinar de investigadores de las facultades de Derecho, Ciencias Económicas y Empresariales, Ciencias Humanas y Sociales, e Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, ha revelado hoy que alrededor del 20% de los varones pagaron por servicios de prostitución durante el pasado año en España. De ellos, el 90% reconoce haber oído hablar de la trata con fines de explotación sexual, y cerca del 10% de los clientes de prostitución entrevistados han detectado trata de menores, al igual que los investigadores de Comillas ICAI-ICADE durante el trabajo de campo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe,
      Podrías hacerme llegar a editor arroba malaprensa punto com el pdf con la nota de prensa. No la he encontrado.
      Gracias

      Eliminar
    2. Es sorprendente la falta de rigor de quienes se supone que son sus garantes en la universidad española.

      Según parece :

      Se convoca una rueda de prensa para presentar un estudio.

      En la rueda de prensa surge una duda sobre un dato , los periodistas preguntan .

      Los autores dicen que ese dato es posible , SIN DEJAR CLARO QUE SU INVESTIGACION NO LO RESPALDA

      De esta forma confunden a los periodistas asistentes que transmiten una informacion falsa

      Por esta vez un aplauso para los periodistas y un abucheo para los profesores universitarios

      Eliminar
  3. En la entrada de Malaprensa del 19 de febrero de 2016 se dice que el 20% aprox son los que contestaron afirmativamente a la pregunta 25. "¿Alguna vez en su vida ha pagado usted por algún servicio de tipo sexual?" o eso entiendo yo. Lo remarca con la frase "¡El 20% que citan todos los titulares son las personas que han pagado alguna vez por servicios sexuales, no los que han pagado el año pasado!".

    Sin embargo, de este post, del punto 3º de la carta de D. Jorge Uroz, entiendo que se indica que ese 20% corresponde a cuántos de los que contestaron afirmativamente a la 25 lo hicieron también a la 26.

    ¿Es correcto esto último o lo he entendido mal?

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unknown,
      Puedes ver en la entrada anterior el fragmento del texto donde se veían las respuestas a la p. 25.
      Sobre la p. 26, está en la página 176. De los encuestados que habían admitido alguna vez haber utilizado esos servicios (pregunta 25), el 11,7% en la muestra telefónica (en principio más representativa) y el 18,7% en la muestra de calle en Madrid, habían dicho que lo habían hecho en el último año (pregunta 26).

      Eliminar
    2. En España según datos oficiales de la UCRIF en 2013 existen 1670 clubs, dato que publicamos en el informe (no estamos hablando de prostitución en pisos, casas, o calle). En los clubs existe una media de 20 mujeres (algunos llegan a tener 80 mujeres mientras otros tienen solo unas 5) lo que supone unas 33.800 mujeres.
      No. 1670 x 20 = 33.400 Pues sí que empezamos bien…

      Eliminar
  4. Hay una cierta ingenuidad en esta respuesta de los autores del informe, porque en el fondo vienen a confirmar todas las sospechas que le suscitaron a Josu. Reconocen que les dieron el dato mal a los periodistas. No vale decir que era una opinión y que ese dato no está en el informe. De hecho, es peor. Reconocen que sus estadísticas no son fiables (por tanto, no deberían de haberlas publicado). Reconocen que recurrieron al clásico cliché de la “punta del iceberg”, una práctica deplorable en un estudio sociológico. Las excusas son pobres o ilógicas: que el asunto de los clientes no fuese el objeto del informe no excusa un uso descuidado de la información. Que los que han hecho el informe no cobrasen o que sean personas comprometidas no sólo no importa nada sino que levanta sospechas de que en realidad se trata de un estudio militante y acientífico (expresiones como “la población masculina siempre mentirá sobre este hecho en concreto” no es muy tranquilizadora). Y la “inmediatez” de la prensa sólo es excusa cuando uno ha hecho lo posible por evitar malentendidos. En este caso, parece que se ha buscado el malentendido intencionadamente, o que al menos no ha habido ningún interés en evitarlo. De hecho, no se publicó ningún desmentido público cuando salió la noticia. Pero es que luego, hacia la mitad, el autor de la carta deja de defenderse y pasa a atacar. Incluso llega a decir todavía que “el titular no era del todo incorrecto”. Si ni siquiera a estas alturas aceptan que han cometido un error, ¿qué credibilidad tiene el resto de su trabajo?

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente, no parecen muy interesados en que no se malinterpreten los datos, incluso se sacan un dato "raro" (cuanta gente que ha contestado sí a la 25 ha contestado que sí a la 26) cuando se les pregunta directamente que cuantos usuarios hay. Finalmente, al artículo de malaprensa contesta uno de los autores con un texto kilométrico y reiterativo en el que abre varios frentes adicionales a ver si nos confundimos unas cuantas veces más. Mal.

    ResponderEliminar
  6. Por no mencionar la directa equivalencia constantemente sugerida entre "prostitución" y "coacción de forma terrible", de manera tal que todo aquel cliente varón (las mujeres clientas de prostitución, que las hay, son expresamente excluidas de toda sospecha) es básicamente un criminal.

    Muy barato, muy repetido.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.