6 de junio de 2018

Las ocho veces que el PP hizo presidente al que no había ganado las elecciones

Ya saben ustedes que según el PP lo sucedido la pasada semana en el Congreso es poco democrático porque según ellos, hay una regla implícita en la democracia según la cual tiene que gobernar "el que ha ganado las elecciones" (o sea, el cabeza de la lista más votada, aunque esta tenga un porcentaje del voto muy lejano al 50%).

Naturalmente no es eso lo que dice la Constitución, ni lo que sucede en ninguna de las democracias parlamentarias de Europa que, como la nuestra, eligen al jefe del ejecutivo de manera indirecta, a través del voto de los miembros del parlamento. El presidente del gobierno o primer ministro suele ser el jefe del primer partido en la cámara, pero no porque tenga un derecho automático a serlo, sino porque lógicamente suele ser el que más fácil tiene conseguir los votos necesarios.

De todos modos, no está de más recordar que cuando al PP (o antes AP) le ha parecido bien, se ha saltado sin más contemplaciones, para la elección de alcaldes y presidentes de comunidades autónomas, esa supuesta regla que ahora defienden.

Entre los alcaldes famosos elegidos de esta forma está Rodríguez Sahagún, en Madrid, en 1989 (del CDS, tercer partido, y elegido con los votos de AP, segundo partido, en moción de censura contra Barranco, alcalde del PSOE que había ganado las elecciones) y Rita Barberá, en Valencia, en 1991, que había quedado segunda en las elecciones, y recibió los votos de Unión Valenciana para ser elegida frente a la alcaldesa hasta entonces, Clementina Ródenas, del PSOE, que había ganado las elecciones. Seguro que hay otros muchos casos (si lo desean, usen los comentarios para recordar otros casos de importancia).

En cuanto a los presidentes de  Comunidad Autónoma, según mi búsqueda rápida (gracias a www.historiaelectoral.com) estas han sido las ocasiones en las que el PP (o AP) ha dado la presidencia a un candidato presentado por un partido que no había ganado las elecciones, sino que había quedado en segundo lugar:

1987
Aragón
Hipólito Gómez de las Roces, del PAR (19 diputados, 28% voto) frente a PSOE (27 dips, 36% voto)

1987
Canarias
Fernando Fernández, del CDS, (13 dips, 19,5% voto) frente a PSOE (21 dips, 27,8%)

1987
La Rioja
Joaquín Espert, de AP, (13 dips, 34,8%) frente a PSOE (14 dips, 39,6%)

1988
Canarias
Lorenzo Olarte, de CDS, (13 dips, 19,5% voto) frente a PSOE (21 dips, 27,8%)

1991
Aragón
Emilio Eiroa, del PAR, (17 DIPS, 25% voto), frente a PSOE (30 dips, 40% voto)

1991
Cantabria
Juan Hormaechea, de UPCA, (15 dips, 33,5% voto), frente a Jaime Blanco (PSOE), (16 dips, 34,8% voto)

2007
Canarias
Paulino Rivero, de CC, (19 dips, 24% voto) frente a PSOE (26 dips, 34,5%)

2009
País Vasco
Patxi López, del PSOE, (25 dips, 30,4%) frente a PNV (30 dips, 38,1%)

A la lista se podría añadir el caso "dudoso" de Cataluña, en 1999, cuando el PP dio sus votos a Jordi Pujol (¡qué tiempos!), que había tenido más diputados, sí, pero menos votos, que el PSC-CPC. 

Incluso sin este último, son ocho los casos en los que el PP ha hecho lo que ahora algunos de sus miembros dicen que es un fraude. Obviamente, no lo es, y los políticos que lo dicen, por mucho que lo repitan, lo saben. La lástima es que haya gente de buena fe a la que engañen.

***************
Corrección:
En una primera versión de este artículo decía que eran nueve las veces en las que el PP había participado en la elección exitosa de un presidente que no era el candidato del partido ganador. Había incluido, por error, una moción de censura fracasada, en 1994, en Aragón, en la que el PP apoyó al candidato Emilio Eiroa, del PAR (que a su vez había sido también depuesto por una moción de censura del PSOE el año anterior). El candidato Eiroa tuvo más síes que noes, pero no llegó a la mayoría absoluta, y por tanto no fue elegido presidente.

5 comentarios:

  1. Y si sumamos los Ayuntamientos la cifra se dispara hacia el infinito. Por ejemplo, quitó de la alcaldía de Madrid al PSOE con 24 concejales para poner al CDS que tenía 8, cuando el propio PP tenía 20.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión, un problema de fondo es hablar de unas elecciones parlamentarias en términos más propios de una competición deportiva. No se "ganan" o "pierden" las elecciones por tener más o menos votos o escaños. El sistema de democracia parlamentaria no funciona así.

    ResponderEliminar
  3. En Sevilla, en 1991, PA y PP empataron a 9 concejales y se repartieron la alcaldía, dos años cada uno, en detrimento del PSOE que había sacado creo recordar que 10, en cualquier caso más que ellos dos.

    ResponderEliminar
  4. No sé si se ha comentado suficiente, pero también se criticó que Sánchez no fuese diputado, lo mismo que sucedía con Antonio Hernández Mancha cuando hizo lo propio (sin conseguirlo) con Felipe González.

    ResponderEliminar
  5. Josu, por si lo consideras de interés: cuando dan el tiempo en "la primera" suelen poner unas gráficas de evolución diaria de la temperatura en diversos lugares. Dichas gráficas no están ordenadas atendiendo a la mayor o menor temperatura, lo que confunde al usuario.

    ResponderEliminar

Si quieres que otros lectores puedan debatir contigo, por favor, no firmes como "Anónimo" a secas. Usa la opción "Nombre/URL" e invéntate un nombre, aunque sea "Anónimo33", "ABC" o "123", para que podamos dirigirnos a ti. Gracias.